La Copa América 2021 se jugará en Brasil

Brazil Copa America 2019Getty

Ahora sí, la Copa América 2021 ya tiene nueva sede. Después de algunas horas de incertidumbre respecto a la decisión del Gobierno que encabeza Jair Bolsonaro, finalmente se definió que el certamen se realice en Brasil, al igual que en 2019.

Sin dudas, la organización de la competencia continental estuvo repleta de osbtáculos: estaba programada para el 2020, fue postergada por la pandemia, luego Colombia se bajó de la organización por su grave crisis social y de pandemia y luego Argentina hizo lo propio, por los altos niveles de contagios de Covid-19. Y menos de 12 horas después del anuncio de CONMEBOL respecto a la decisión argentina, la entidad anunció que el certamen se llevará a cabo en Brasil en las mismas fechas en que estaba previsto originalmente.

Tras muchas especulaciones, que incluyeron la posibilidad de mudar el torneo a Estados Unidos o incluso Qatar, la Confederación finalmente eligió llevar el torneo al mismo país que lo había organizado hace dos años. Según se anunció, el torneo comenzará el domingo 13 de junio y finalizará el sábado 10 de julio, mientras que en los próximos días se darán a conocer las sedes y el nuevo cronograma de partidos.

El comunicado oficial de la CONMEBOL sobre el cambio de sede

Brasil será la sede de la CONMEBOL Copa América. La decisión fue adoptada este lunes, luego de la aprobación del gobierno brasileño al pedido formulado por la Confederación Brasileña de Fútbol.

El presidente de la CONMEBOL, Alejandro Domínguez, contactó al presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol, Rogério Caboclo, para evaluar la posibilidad de que Brasil albergue la totalidad de los partidos de la CONMEBOL Copa América 2021.

El presidente Caboclo conversó con el Presidente de la República del Brasil, Jair Bolsonaro, quien apoyó la iniciativa de inmediato, con el aval del los ministerios de la Casa Civil, de Salud, de Relaciones Exteriores y de la Secretaría Nacional de Deportes.

El Brasil cuenta con una gran experiencia en la organización de eventos deportivos de primer nivel, con la realización de la Copa del Mundo FIFA 2014, la Copa del Mundo FIFA Sub 17 2019 y la CONMEBOL Copa América 2019, entre otros.

“El gobierno de Brasil demostró agilidad y capacidad de decisión en un momento fundamental para el fútbol sudamericano”, dijo el presidente de la CONMEBOL, Alejandro Domínguez, quien agregó que “el Brasil vive un momento de estabilidad, tiene comprobada infraestructura y experiencia acumulada y reciente para organizar una competición de esta magnitud”

Las ciudades sedes del evento serán definidas y divulgadas en la mayor brevedad.

Dudas y ratificación definitiva

Luego que la CONMEBOL hiciera oficial a Brasil como sede de la Copa América, la Agence France-Presse afirmó que varios estados, entre ellos Pernambuco y Rio Grande do Norte, ya rechazaron albergar los partidos por “falta de seguridad epidemiológica”. 

“Un evento de esa magnitud moviliza innumerables personas aunque los partidos sean sin público. Y movilidad aumenta transmisión del virus. Eso va a tener un componente muy significativo en esa cuestión de la recrudescencia de la pandemia”, declaró el infectólogo José David Urbáez, de la Cámara Técnica de Infectología del Distrito Federal de Brasilia. En ese sentido, el país habría prohibido temporalmente el ingreso de extranjeros, mientras que el presidente Jair Bolsonaro puso en duda la realización del certamen continental.

Finalmente, en la última reunión se dispuso aceptar la organización y fue nada menos que Luiz Ramos, Ministro de Salud, quien dio la noticia, en la que admitió que "ganó la coherencia" y que "no podíamos mirar al costado para un campeonato tradicional como éste".

Además, como continúa la disputa del Brasileirao en las principales ciudades del país, se definió que las sedes sean los estados que no tienen clubes en la Primera División: Brasilia, Mato Grosso y Goias, mientras que en el Maracaná se disputarían solo la final y, probablemente, el duelo inaugural.

Crecen las voces en contra

Pese a las ratificaciones tanto de Conmebol, como del gobierno brasileño, las críticas y cuestionamientos a la realización de torneo no han cesado y cada vez suman más voces que mantienen el manto de duda.

Primero fue 'Kun' Agüero en los primeros días de junio, opinando que "Si Brasil está complicado, no se puede jugar ahí". Luego se sumó el técnico de Chile, Martín Lasarte con una frase contundente: "A mí me parece un riesgo enorme, gigante, porque primero está la salud".

Desde Colombia también se manifestó preocupación por el cambio intempestivo de la sede al interior de la Selección cafetera, pensamiento que Juan Guillermo Cuadrado ratificó con un fuerte mensaje en redes sociales que mantiene la lupa sobre la Confederación sudamericana.

El pronunciamiento más reciente llegó desde la selección anfitriona, a través de Tite, quien respondió sobre la posición de los jugadres del 'Scratch' respecto a no jugar la Copa: "Ellos tienen una opinión, se la expresaron al presidente (de la CBF), y la van a compartir con el público. Eso tiene que ver con la ausencia de nuestro capitán, Casemiro, aquí".

Para este viernes se aguarda por las definiciones luego de la reunión que los referentes de la Verdeamarela, antes del encuentro por Eliminatorias ante Ecuador, mantendrán con Rogério Caboclo, Presidente de la CBF, donde le expresarán su disconformidad con la sede.

Tribunal Supremo avaló la Copa

El pasado martes se conoció que el Tribunal Federal Supremo de Brasil, la corte máxima de aquel país, tendría una reunión de emergencia este jueves para juzgar una posible suspensión de la Copa América.

El recurso fue presentado por el Partido Socialista Brasileño una vez se oficializó la sede por parte de la Conmebol y el Tribunal tenía 24 horas para dar a conocer la decisión que tomaran los miembros de la corte. El principal argumento expueso ante la corte fue la pandemia de Coronavirus y la incidencia que podría tener durante el desarrollo de la competición.

Luego de analizar el recurso y discutir al respecto, la votación fue a favor de realizar el torneo en el país, por lo que el balón rodará el próximo domingo.