Noticias En directo
Barcelona

El Eibar, la prueba del algodón y un plebiscito a Bartomeu

13:07 CET 22/2/20
Josep Maria Bartomeu
El Barcelona tiene que demostrar hoy que está listo para el tramo decisivo de la temporada mientras mira de reojo a un palco que pierde credibilidad.


EDITORIAL

Se ha acabado la juerga . O debería. Porque ya se ha agotado el margen de maniobra tanto en clave deportiva como en la institucional. El Barcelona, ya con un Martin Braithwaite que ha entrado en la convocatoria para recibir hoy al Eibar, debe demostrar que puede aspirar, en efecto, a la Champions League a pesar del toque de atención de Leo Messi a Mundo Deportivo, cuando hace un par de días aseguró que "en estos momentos no nos alcanza para pelearla" . No está claro si fue un achaque de sinceridad o un mecanismo para quitarle presión al equipo pero lo cierto es que ni el juego ni los resultados (todas las victorias con Quique Setién, menos una, han sido por la mínima) transmiten demasiada credibilidad.

Emana incluso menos desde los despachos, de todas formas. El RedesGate, como se ha bautizado al enésimo escándalo social de la gestión Bartomeu , amenaza muy seriamente con costarle la presidencia al dirigente . El presidente, que no quiso reparar en gastos el pasado verano para poder aspirar a despedirse de la butaca regia con otra Champions League en el bolsillo, ha visto cómo la plantilla más cara de Europa es hoy también la más corta y ahora intenta defenderse después de que le hayan pillado -presuntamente- con el carrito de los helados en esta turbia historia con acusaciones de guerra sucia y difamación en redes de opositores y leyendas varias del pasado reciente azulgrana.

Y esos dos elementos son los que se pondrán a juicio hoy en un Camp Nou que ya se atrevió a proferir algunos pitos el pasado sábado en la visita del Getafe varios lustros después de aquel sonoro abucheo que le acabó costando la presidencia a Joan Gaspart. Bartomeu no ha querido dar pasos en falso ni precipitarse, pensando que el tiempo -o el próximo escándalo- taparían lo de las redes sociales. Desde una junta cuya credibilidad está seriamente comprometida le están haciendo ver que no es así y a partir de hoy mismo los acontecimientos pueden precipitarse en la misma medida que el equipo no dé la talla ante el Eibar y el Napoli antes de visitar el Santiago Bernabéu. El socio da muestras de tener la paciencia al límite y los temidos pitos parecen cada vez más inminentes. Lo de hoy, en definitiva, tanto puede ser el principio del fin como el fin del principio. Porque en el partido de hoy la grada juega un papel más activo que nunca.