Noticias En directo
Fichajes

El coronavirus complica el fichaje de Neymar por el Barcelona

16:01 CET 20/3/20
Neymar PSG Paris Saint-Germain 2019-20
El club activa el zafarrancho de emergencia financiera ante la amenaza de que haya pérdidas que impidan pujar en un fichaje tan cuantioso.


MERCADO

El posible fichaje de Neymar Da Silva por el Barcelona se pone cada vez más complicado. A pesar de que la intención de aprovechar la oportunidad para recuperar al brasileño, si se daba, existía antes de la crisis sociosanitaria y financiera generada por la pandemia del CoVid-19 lo cierto es que el nuevo estado de las cosas obliga al Barcelona a replantearse la situación y a jerarquizar objetivos en un mercado de traspasos que, de momento, no se ha visto alterado pero que lo hará con toda seguridad en la medida que empiecen a aclararse las fechas para concluir la presente temporada, como es la intención de los estamentos federativos locales e internacionales.

Es evidente que tanto el club catalán como la inmensa mayoría de clubes de élite afrontan una situación de pérdidas multimillonarias en función de cómo se resuelva la temporada y hoy tiene lugar en Barcelona una reunión telemática entre los miembros de la junta directiva azulgrana para analizar las nuevas perspectivas económicas tras el nuevo escenario que ha generado la crisis del coronavirus. Hoy no se tomarán grandes decisiones pero el mercado de fichajes y la planificación para la nueva temporada, que ya está en marcha desde hace semanas, afecta directamente a los balances financieros e, indirectamente, a la capacidad que pueda tener el Barcelona para montar una oferta que convenza al PSG a vender.

Se da la circunstancia de que será la FIFA quien fije el precio de Neymar en caso de que quiera salir y exista un club comprador. Es decir, la oportunidad de ficharle este verano es real pero el club azulgrana puede no estar en condiciones de afrontar una operación cuyo traspaso puede oscilar entre 150 y 180 millones de euros y comprometer otras incorporaciones tan o más importantes que la del brasileño. Es bien sabido el interés del Barcelona en Lautaro Martínez, a quien considera el relevo ideal para Luis Suárez, cuyo traspaso está cifrado en 111 millones de euros si se produce antes del 15 de julio, sabiendo que también busca a un central y a un centrocampista de categoría.

Y no hay que olvidar que el Barcelona ya se ha gastado la mitad de los 60 millones de euros con los que acude al mercado en Francisco Trincao, otro jugador de banda como Neymar, y ha pagado para bloquear a Gustavo Maia. Por lo tanto, tocará desprenderse de Philippe Coutinho y varios jugadores más sin perder de vista que también habrá que cerrar los balances antes del 30 de junio, salvo moratorias, reduciendo al máximo las pérdidas. El temor es que ni siquiera encontrando posibles compradores para Ousmane Dembélé, Arturo Vidal, Ivan Rakitic o Nélson Semedo, sea suficiente apostar por traer tanto a Neymar como a Lautaro a la espera de dar con una fórmula mágica que, si ya era remota antes de la crisis, ahora lo es mucho más.