+18 | Juega con responsabilidad | Publicidad | Aplican Términos y Condiciones
Guía para principiantes apuestas deportivas

Apuestas deportivas | Guía para principiantes 2024

A lo largo de décadas en España, la Quiniela fue el único juego con saldo real relacionado con el fútbol, hasta la llegada de las apuestas deportivas en línea. A pesar de que las apuestas son un juego relativamente sencillo, existen varios aspectos que merecen especial atención, especialmente para aquellos aficionados que tengan poca experiencia en este ámbito. Por esta razón, hemos preparado esta guía para principiantes.

La guía abordará temas como el funcionamiento de las casas de apuestas, el proceso de registro, depósito y retiro de fondos, la comprensión de las cuotas, cuáles son las mejores casas de apuestas deportivas, los diferentes tipos de apuestas y algunos términos técnicos que son esenciales para cualquier persona interesada en el mundo de las apuestas. Además, se enfocará en la importancia de una gestión prudente de la banca, así como en la necesidad de mantener un enfoque responsable y disciplinado para evitar posibles problemas.

En esencia, una apuesta consiste en apostar una cantidad de dinero a que un evento o suceso ocurra. La cuota es la valoración de la probabilidad de que el suceso ocurra, y el premio a recibir en caso de acertar se calcula multiplicando la cantidad apostada por la cuota. Esto es solo el punto de partida, ya que en este artículo exploramos en profundidad los distintos tipos de apuestas, posibles estrategias a seguir, cómo gestionar tu banca y cómo realizar pronósticos efectivos en el mundo de las apuestas deportivas.

Tipos de Apuestas Deportivas

Las apuestas deportivas pueden adoptar diversos tipos según se basen en uno o varios sucesos, cuándo se lleven a cabo los eventos de la apuesta o qué aspecto del juego se esté considerando.

Apuestas simples y combinadas

Las apuestas simples, o también conocidas como apuestas sencillas, se realizan en torno a un único suceso, como por ejemplo, la victoria de un equipo en un partido. Por otro lado, las apuestas combinadas involucran múltiples sucesos y, para ser acertadas, todos los sucesos que componen la apuesta deben cumplirse.

En términos de probabilidad, las apuestas simples suelen ser más fáciles de acertar, ya que solo requieren la consecución de un pronóstico. Por el contrario, las apuestas combinadas necesitan que dos o más pronósticos se cumplan. Sin embargo, las apuestas combinadas ofrecen cuotas más elevadas, ya que estas cuotas son el producto de las cuotas individuales de los sucesos que la componen.

En resumen, podemos distinguir entre apuestas simples y apuestas combinadas de la siguiente manera:

Apuesta combinadaApuesta combinada

1 sólo suceso

2 o más sucesos

El premio es el valor de la cuota

El premio es el producto de las cuotas

Más probable, premio más bajo

Más difícil, premio más alto

Apuestas prepartido, en directo y a largo plazo

Luego, las apuestas pueden diferenciarse según cuándo tengan lugar los eventos, ya sea en apuestas a eventos futuros o en tiempo real.

Las apuestas a eventos futuros, también conocidas como apuestas prepartido, se realizan en partidos que aún no han comenzado, ya sea que se jueguen dentro de un mes, mañana o en media hora. Este tipo de apuesta es el más común, y debido a que la probabilidad apenas cambia, las cuotas experimentan muy pocas variaciones.

Por otro lado, las apuestas en vivo se centran en partidos que ya han comenzado. En estas apuestas, las cuotas son mucho más susceptibles a cambios, ya que constantemente ocurren acciones que alteran la probabilidad.

Existe un tercer tipo de apuesta en este contexto, conocido como apuestas a largo plazo, que se realizan en relación a cuestiones como qué equipo ganará un torneo o quién será el máximo goleador. Estas apuestas se basan en eventos futuros, y tanto la probabilidad como las cuotas cambian en cada jornada o fase del torneo en el que se apueste, permaneciendo constantes entre las fechas de los partidos de dicho torneo.

Apuestas prepartidoApuestas en directoApuestas a largo plazo

Cuotas muy estables

Cuotas en constante movimiento

Cuotas constantes pero variables en fechas concretas

Requieren de conocimiento/estudio

Precisan de atención sobre el partido

Precisan de anticipación

Apuestas en función de la acción

Los tipos de apuestas también pueden categorizarse en función de la acción en la que se basan, ya sea en apuestas prepartido o en tiempo real, y se pueden utilizar tanto en apuestas simples como en combinadas. A continuación, te presentamos algunos ejemplos comunes en partidos de fútbol:

  • Ganador del partido: Consiste en apostar por qué equipo ganará el partido.

  • Más/Menos 2.5 goles: Implica predecir si se anotarán más o menos de 2.5 goles en el partido.

  • Ambos equipos marcan: Apuesta sobre si ambos equipos involucrados en el partido marcarán goles.

  • Apuesta de hándicap: Este tipo de apuesta implica agregar o restar goles al marcador de uno de los equipos para mejorar la probabilidad de acierto o aumentar el valor de la cuota.

  • Goleador: Consiste en apostar a que un jugador específico marcará un gol en el partido.

  • Línea de córners: Esta apuesta se centra en predecir si se superará un número determinado de córners en el partido.

  • Primer gol del partido: Implica pronosticar qué equipo anotará el primer gol del partido. En las apuestas en tiempo real, es común apostar por el equipo que marcará el próximo gol.

Estas son algunas de las apuestas más comunes ofrecidas por las casas de apuestas, pero, por supuesto, existen muchas más opciones que abarcan cualquier variable que pueda ocurrir en un partido.

Estrategias de Apuestas Deportivas

Una sólida base teórica y el seguimiento de una estrategia son determinantes a la hora de elegir las apuestas deportivas, y aquí es donde entra en juego un concepto fundamental en este ámbito: el pronóstico.

La selección de apuestas no debe ser tomada a la ligera, ya que jugar al azar, tarde o temprano, llevará a la pérdida del bankroll.

Detrás de cada apuesta debe haber un pronóstico bien fundamentado, y esto se logra con dedicación. Es importante conocer la situación de los equipos que se enfrentan, su posición en la tabla, su historial de resultados en casa y fuera, la condición de sus jugadores (lesiones, fatiga por partidos en competencias europeas, etc.). Además, es crucial conocer las estadísticas de los equipos, como su tendencia a anotar muchos o pocos goles, recibir tarjetas, o marcar en el primer o segundo tiempo.

También es esencial considerar las cuotas. Un pronóstico puede parecer sólido, pero la cuota debe justificar el riesgo de la apuesta. No tiene sentido si se reconoce que un equipo es superior al otro, pero la diferencia es tan evidente que la cuota es excesivamente baja.

Para determinar si una apuesta es rentable, debemos evaluar la probabilidad estimada de que se cumpla en relación con la cuota ofrecida. Para ello, podemos utilizar la siguiente fórmula:

  • R = P * C, donde R es la rentabilidad, P es la probabilidad y C es la cuota. Si R>1, la apuesta será rentable; si es inferior, no lo será.

  • Por ejemplo, si estimamos que un pronóstico tiene un 50% de probabilidad de éxito y la cuota es de 1.85:

  • 0.5 * 1.85 = 0.925, que es inferior a 1, lo que indica que la apuesta no es rentable.

  • Por otro lado, si consideramos que un suceso tiene un 70% de posibilidades de cumplirse y la cuota es de 1.60:

  • 0.7 * 1.60 = 1.12, lo cual sería rentable a largo plazo.

Un buen apostante debe seleccionar solo las apuestas que considere rentables y, si a largo plazo no obtiene los resultados esperados, eso indica que esas apuestas no fueron tan rentables como se estimaba inicialmente."

Gestión de Bankroll

Al igual que en muchas áreas de la vida, las apuestas deportivas requieren control, planificación, estudio y estrategia para aumentar su rentabilidad.

La primera estrategia que abordaremos es la gestión del bankroll. Es fundamental comprender que, incluso si realizamos apuestas bien fundamentadas y óptimas, aún podemos perder debido a factores imprevistos, como un penalti, una expulsión o la falta de acierto en los remates a puerta. Por lo tanto, es crucial apostar cantidades pequeñas que no pongan en riesgo nuestro presupuesto, de modo que estas pérdidas pasajeras no afecten significativamente a largo plazo.

Existen diversas estrategias de gestión del bankroll, y un ejemplo podría ser el siguiente:

Si contamos con un presupuesto de 200€, podríamos realizar apuestas de 2€ cuando tengamos dudas, 3€ cuando estemos más seguros y 4€ cuando consideremos que la apuesta es muy rentable. De esta manera, ninguna apuesta perdida afectará significativamente a nuestro saldo. Si nuestro bankroll disminuyera a 100€, deberíamos reducir las cantidades proporcionalmente a 1€, 1.5€ y 2€. En caso de alcanzar un bankroll de 400€, podríamos considerar aumentar las cantidades a apostar.

El mayor error que un apostante puede cometer es apostar un alto porcentaje de su saldo en un número reducido de apuestas, por ejemplo, disponer de 100€ y hacer 5 apuestas de 20€ cada una. En este escenario, una apuesta perdida representaría una pérdida del 20% del bankroll, lo cual es arriesgado, ya que todos los aficionados a los juegos de azar enfrentarán malas rachas con más frecuencia de lo que imaginan. Es importante destacar que una mala racha con tales cantidades podría llevar a la quiebra, algo que debemos evitar a toda costa.

Con una estrategia adecuada de gestión del bankroll, es posible soportar hasta 10 apuestas consecutivas perdidas sin perder ni siquiera el 10% de nuestro presupuesto

Investigación y Análisis en Apuestas Deportivas

Para elaborar pronósticos y determinar la probabilidad de éxito, es esencial llevar a cabo una investigación y un análisis metódico. Este aspecto es fundamental en las apuestas deportivas, ya que en gran medida, las decisiones acertadas o erróneas de un apostante dependen de ello.

Es crucial considerar factores como las rachas de los equipos, su desempeño en partidos como locales o visitantes, y estar al tanto de cuestiones como lesiones de jugadores, cambios de entrenador, y el calendario de partidos. Por ejemplo, la proximidad de un partido importante puede tener un impacto negativo en el rendimiento de un equipo.

Las estadísticas también juegan un papel relevante, incluyendo datos como promedio de goles por partido, tiros a favor y en contra por partido, número de veces que marcan antes del descanso y promedio de córners por partido. Sin embargo, es importante interpretar estas estadísticas adecuadamente. Por ejemplo, conocer el promedio de goles que un equipo marca es útil, pero si se basa en solo tres partidos de liga y uno de ellos fue contra un equipo muy débil al que goleó, ese dato puede estar distorsionado y no reflejar la realidad.

En resumen, la lectura, la obtención de información y la revisión de estadísticas son prácticas valiosas, pero lo más importante es abordarlas con el enfoque adecuado. Además, es esencial recordar que las apuestas deportivas son un juego, y no existen reglas escritas. Esto significa que un equipo que ha pasado cinco jornadas sin marcar un gol podría anotar seis en el próximo partido. La incertidumbre es inherente al mundo de las apuestas deportivas.

Cuotas en Apuestas Deportivas

La cuota representa el componente numérico fundamental en las apuestas deportivas y puede definirse como el valor por el cual se multiplica la cantidad apostada para determinar el premio potencial de una apuesta. A medida que la cuota aumenta, el premio a recibir será más alto, pero al mismo tiempo, se vuelve más difícil acertar la apuesta.

Incluso si acertamos un 80% de nuestras apuestas, si la cuota promedio es de 1.1, terminaremos con un saldo negativo. Esto resalta la importancia de la cuota y la necesidad de evitar apuestas con cuotas mal valoradas. Es importante destacar que una cuota baja no es necesariamente una mala cuota. Por ejemplo, una cuota de 1.05 para un suceso que ocurre el 99% de las veces sería considerada una buena cuota.

Formatos de cuotas

Normalmente, las cuotas se expresan en formato decimal, que es el formato habitual en Europa y suele ser el predeterminado en la mayoría de las casas de apuestas. En el formato decimal, la cuota se representa mediante un número mayor a 1 y muestra el premio total que se recibiría al apostar 1 unidad.

Ejemplo: Una cuota de 2.50 significa que si apostamos 2€, el premio total sería de 5€, de los cuales 3€ serían de beneficio neto y los 2€ restantes serían la cantidad apostada.

Luego existe el formato fraccional, que no es tan común en Europa, pero se utiliza en el Reino Unido. En este formato, las cuotas se expresan como dos cifras separadas, donde la primera cifra representa las ganancias netas y la segunda cifra indica la cantidad que se debe apostar para obtener esas ganancias.

Ejemplo: Una cuota fraccional de 3:2 significa que al apostar 2€, se obtendrían 3€ de beneficio neto.

Por último, están las cuotas americanas, más propias de América del Norte y menos comunes en Europa, aunque algunas casas de apuestas las admiten. En las cuotas americanas, un valor positivo como +150 indica que por cada 100 unidades apostadas se obtendrían 150 unidades adicionales, lo que significa que al apostar 2€, se obtendrían 3€ de beneficio neto.

Cuota decimal

2.50

Cuota fraccional

3:2

Cuota americana

+150

Mejores casas de apuestas para principiantes

Dado que las apuestas deportivas se realizan a través de casas de apuestas que pueden variar significativamente entre sí, es importante elegir una o varias de ellas según diversos criterios. Cabe destacar que todas las casas de apuestas mencionadas en este apartado operan de manera legal en España y cuentan con licencias para ofrecer sus servicios.

  • Codere: Esta casa de apuestas española, además de las apuestas deportivas, ofrece una sección de casino y juegos especiales como Aviator. Ofrece una amplia variedad de deportes, numerosas promociones y diversidad de métodos de pago. Codere también dispone de locales físicos de juego desde los cuales los usuarios pueden ingresar o retirar saldo en sus cuentas en línea. Además, su servicio de atención al cliente es destacable.

  • Bet365: Con raíces británicas, bet365 es muy valorada por los consumidores. Ofrece una amplia variedad de tipos de apuestas, centrándose especialmente en las apuestas de hándicap. Su sección de apuestas en vivo es rica en opciones y permite seguir los eventos en directo a través de transmisiones en vivo. Además, la experiencia de navegación en bet365 desde dispositivos móviles es óptima.

  • Luckia: Otra casa de apuestas española que ofrece una variedad de contenidos, incluyendo juegos de casino y apuestas virtuales, donde se apuesta sobre figuras dirigidas por la inteligencia artificial en lugar de seres humanos. Luckia cuenta con una extensa red de locales de juego en toda España y es muy activa en cuanto a promociones.

  • William Hill: Esta casa de apuestas de origen británico se destaca por su amplia variedad de tipos de apuestas y una amplia gama de deportes en su menú. William Hill ofrece un tipo de apuestas denominado #MA, que amplía aún más la diversidad de opciones y permite a los apostantes crear sus propias apuestas. En William Hill encontrarás apuestas en deportes como bádminton, cricket, combates de la UFC, programas de televisión y eventos políticos, lo que muestra su versatilidad y variedad.

william-hill

William Hill

Registrarse →

Conclusion

En las apuestas deportivas, es fundamental realizar un estudio exhaustivo para estimar los pronósticos, aprovechando la mayor cantidad posible de datos disponibles. Además, comprender el concepto de la cuota y calcular la posible rentabilidad de las apuestas que nos interesen es esencial.

Mantener una sólida gestión de banca nos permitirá enfrentar las malas rachas y la variabilidad del juego, minimizando el riesgo de quiebra. La elección de una casa de apuestas que se adapte a nuestros gustos y requisitos también es un factor práctico importante.

Animamos a los lectores a poner en práctica estos puntos, con la esperanza de que se conviertan en apostantes exitosos. Sin embargo, es fundamental recordar en todo momento que las apuestas son simplemente un juego y, por lo tanto, una forma de entretenimiento. Siempre debemos apostar de manera responsable y consciente de los riesgos asociados.