¿Por qué silbaban a Iniesta en San Mamés?

Comentarios()
Getty Images
El estadio del Athletic fue el único de España en donde el manchego no era bien recibido. ¿Qué ocurrió?

Andrés Iniesta abandona el Barcelona para enrolarse en una nueva aventura futbolística. El centrocampista manchego dejó huella en el fútbol español, no solo por marcar el gol más importante de la historia del país en Sudáfrica que dio el Mundial a la Selección, sino también con su calidad sobre el campo y serenidad.

La plantilla del Barcelona 2017/18: jugadores y cuerpo técnico del equipo de Valverde

Semana tras semana, Iniesta se llevaba el cariño de los aficionados de todos los campos españoles -e incluso europeos- por donde pasaba... salvo en uno: San Mamés. El centrocampista se convirtió en uno de los jugadores más odiados por una amplia parte de la hinchada del Athletic, pero... ¿por qué?

Hay una versión recorriendo la mente de algunos aficionados que sería la de que el hecho de que Iniesta fuera quien marcó el gol en Johannesburgo para España no habría sentado bien en el entorno rojiblanco por razones políticas. Lo cierto es que esta versión es totalmente falsa y no se asemeja a la realidad, que es muy diferente y tan solo se limita a criterios deportivos.

La historia de los abucheos a Iniesta en el templo rojiblanco comenzó con una jugada en el centro del campo con Fernando Amorebieta y él como protagonistas. Era la temporada 2010/11, concretamente un 25 de septiembre con Joaquín Caparrós y Pep Guardiola en los banquillos local y visitante, respectivamente.

Corría el minuto 34 de partido cuando el central del Athletic disputó con contundencia un balón en el centro del campo junto al manchego, quien cayó rodando al suelo con gestos de dolor. Mateu Lahoz, colegiado del encuentro, tras ver cómo Iniesta se dolía sobre el césped, no dudó en expulsar con roja directa al internacional con Venezuela.

2011 Fernando Amorebieta Andres Iniesta

El artículo sigue a continuación

Dicha jugada trajo cola en San Mamés. El público de La Catedral consideró que Andrés Iniesta había exagerado la entrada de Amorebieta e interpretó que hizo 'teatro' para que el defensor fuera expulsado. Ese fue el momento que dinamitó el desencuentro entre la afición vasca y el jugador azulgrana.

Además, para más inri, en la temporada anterior hubo otra jugada polémica con Andrés Iniesta también como protagonista pero esta vez en el Camp Nou. El 7 de marzo de 2009, el de Fuentealbilla caía derribado dentro del área rojiblanca en una jugada con Gurpegui, en donde Undiano Mallenco señaló penalti pero la repetición mostró que el navarro no tocó al rival. Dicha acción terminó en el segundo gol de los catalanes que terminarían ganando el encuentro por 2-0 y con las quejas posteriores de los jugadores del equipo bilbaíno por la actuación del colegiado en Barcelona.

Poco tiempo después, Iniesta concedió una entrevista para El Correo en donde fue preguntado por el ambiente de San Mamés, normalmente ensalzado por los rivales, en donde el diestro se limitó a responder que para él era "un estadio más". Y continuó: "Es más para la afición del Athletic. Para mí es igual un campo que otro. Para mí es igual jugar en Bilbao que en el campo del Atlético de Madrid”.

Cerrar