Matías Almeyda dio el no: ¿Por qué Chile se había convencido de contratarlo?

Matías Almeyda
Getty
Por a tener un compromiso contractual en la MLS, el Pelado no hace uso de su cláusula de selecciones.

Goal se enteró del ofrecimiento formal que llegó desde la Dirección de la Selección de Chile por Matías Almeyda en las oficinas administrativas del San Jose Earthquakes. La búsqueda del reemplazante de Reinaldo Rueda llegaba a su final con el sí del argentino al contrato por tres años que su entorno ratificó a este sitio, que supo que ganaría 1.5 millones por temporada, uno menos que su antecesor RRR, y en las últimas horas se había llegado a un acuerdo para bajar el costo de la cláusula de rescisión de 500 mil dólares pero la negociación solo se encaminó y nunca se cerró: el entrenador oficializó su 'no' a la Federación, según adelantó el Súper Deportivo, Juan Lafuente, su empresario, les avisó que no logró su salida de San Jose y no quiso romper el contrato.

"El Pelado estaba realmente interesado en asumir en el cargo, pero su cláusula de salida era elevada y, fiel a su estilo, optó por no irse en malos términos de una institución", reportó César Merlo.

En México se tiene una muy buena imagen del Pelado. Es un técnico que combina la parte táctica, con declaraciones que gustan al fanático y logró levantar a Chivas después de malos años. Tuvo dos muy malos torneos al final, que son los que originaron su salida. En La Roja se encontraría con un grupo de la misma nacionalidad, situación que vivió y de la que sacó fuerte provecho en el Rebaño Sagrado.

Más que ser un gran estratega, se le reconoce por su faceta motivacional. Lo fuerte de Almeyda es su trato de grupo. La mayoría de futbolistas se convencen de su idea y lo respaldan a muerte. Incluso, siguen hablando bien de él a su salida. Almeyda es un técnico que apuesta por el equilibrio, pero que suele privilegiar el juego ofensivo y de transiciones.

Dominaba el 4-2-3-1 y el 4-3-3, dependiendo el rival adaptaba su esquema, pero se caracterizó por ocupar a un volante de enlace. En Chivas -donde el medio era con Salcido y Gallo Vázquez como escudos y Pizarro u Orbelín Pineda más sueltos-  rindió cuando tuvo buen plantel, mas luego se apagó un poco. En total, alcanzó un récord 58-38-42 y un 51.21% de rendimiento entre el 2015 y el 2018. Sus últimos números son más desalentadores: con los Quakes está 23-12-27 en la estadística de victorias, empates y derrotas y no ha replicado el festival de títulos que conquistó en Guadalajara (un 43.55% ha redondeado en los Estados Unidos). 

Almeyda es campeón de Copa MX (2), Supercopa MX, Liga MX, Champions de la CONCACAF y del Nacional B en dos ocasiones, puesto que en su país sacó de la segunda categoría tanto a River Plate como a Banfield. Como no hizo uso de la cláusula que le permite tomar un trabajo en un combinado nacional, no dejará la MLS de forma anticipada.

Cerrar