Noticias En vivo
CONMEBOL Libertadores

Las razones de la debacle de Junior en Copa Libertadores

10:02 GMT-5 09/05/19
Junior de Barranquilla Copa Libertadores 2019
El conjunto barranquillero hizo el ridículo en la fase de grupos, quedando último con solo tres puntos.

Lo que empezó como una gran ilusión por lograr la mejor presentación de su historia en la Copa Libertadores terminó siendo un fracaso rotundo para el Junior de Barranquilla, que pasó sin pena ni gloria por el torneo continental y ni siqiera pudo quedarse con el premio de consolación, la Sudamericana. 

En números, el fracaso colombiano en Copa Libertadores

Muchos son los señalados tras el ridículo internacional y Goal analizamos las razones de nuevo fracaso del Tiburón en la máxima competición continental. 


EQUIPO MAL ARMADO


Junior descrestó en el segundo semestre de 2017 con un equipo brillante y efectivo que logró el título del FPC y el subtítulo de la Sudamericana. Sin embargo ese equipo no pudo tener continuidad, pues las directivas no pudieron mantener en la plantilla a todos los referentes de esa campaña brillante, incluyendo al técnico Julio Comesaña, quien regresó en cinco meses después pero no pudo levantar al equipo. Además, los fichajes fueron un verdadero fiasco, los Char invirtieron un montón en un par de jugadores que lo único que hicieron fue daño al plantel. 


SIN IDENTIDAD


El Junior de Comesaña encontró una identidad de juego que supo plasmar en todos los estadios donde fue a jugar. El de Suárez jamás encontró una idea clara de juego. Mal trabajado en lo táctico, físico y anímico. Cometió muchos errores infantiles en defensa que le costaron caro y careció de ideas en el último tercio, por lo que su cuota de gol fue pésima durante todo el campeonato, solo marcó uno ¡fatal! 


EL METRO YA NO ASUSTA


No hace mucho, el Metropolitano de Barranquilla era un verdadero fortín para Junior. A los equipos les daba susto jugar en la Arenosa por el clima y el ambiente, eso es cosa del pasado. La pasividad del equipo y el poco apoyo de la hicnhada convirtieron al Metro en un campo donde el visitante se paseó como pedro por su casa e impuso las condiciones cuando se le dio la gana. Solo un victoria con un gol marcado lo dice todo.  


BAJO NIVEL DE LOS REFERENTES


Sin el equipo conectado, se esperaba que por lo menos aparecieran las individualidades para marcar diferencia, pero eso tampoco pasó. El performance de jugadores de la talla de Teófilo Gutiérrez, Luis Díaz y, ni hablar, de Matías Fernández, entre otros, estuvo muy por debajo de las expectativas. Incluso el capitán Sebastián Viera, habitual héroe tiburón, tivo grandes fallos que fueron definitivos para el fracaso.


ERRORES INFANTILES


Junior no solo falló con sus desatenciones en defensa y la poca efectividad en ataque. Esta debacle también ocurrió debido a las expulsiones y sanciones infantiles de jugadores importantes en momentos claves. El equipo se vio desconectado desde la primera fecha cuando Teo perdió lo papeles ante Palmeiras, solo por citar un caso. En definitiva, Junior cosechó lo que sembró: nada.