El Barcelona busca al nuevo Rafa Márquez

Comentarios()
Getty Images
El club azulgrana pretende repetir el éxito que supuso la incorporación del mexicano en 2003 a cambio de 5,5 millones de euros.


EDITORIAL

Pocos jugadores han ofrecido un rendimiento al Barcelona como el que dio Rafa Márquez en sus siete años en azulgrana. Llegó el verano de 2003 como uno de los pilares del equipo que estaba refundando Joan Laporta, que acababa de ganar las elecciones a la presidencia por primera vez, e incorporó al central del Mónaco, un jovencísimo mexicano de 22 años al que todos conocían como 'el Káiser de Michoachán'.

El artículo sigue a continuación

La afición no las tenía todas consigo después de la nefasta experiencia que supuso contar con Philippe Christanval, antiguo compañero del azteca en la zaga monegasca y que fracasó en el Camp Nou. Pero Márquez no. Él tocó la gloria con Frank Rijkaard y hasta Pep Guardiola frenó su salida cuando estaba prácticamente hecha. Costó apenas 5,5 millones de euros, una cantidad irrisoria para un jugador que fue titular durante los siete años que vistió la casaca azulgrana. Llegó para ejercer de central pero tuvo que reinventarse como mediocentro en su segunda temporada después de la plaga de lesiones de gravedad que azotó al equipo y que impidió a Rijkaard contar con Edmílson, entre otros, durante seis meses.

Era la segunda temporada del holandés en el banquillo y el Barcelona, tras un debut de menos a más, aspiraba a ganar su primera Liga en cinco años. Las lesiones en el mediocentro, una posición ya entonces fundamental para el equipo, podían augurar cierta sequía pero Rijkaard le dio galones a Márquez, que respondió como mediocentro a lo grande, permitiendo al club acabar con un lustro de sequía. Tras ello y ya con los mediocentros recuperados, regresó al eje de la zaga junto a Carles Puyol, una pareja de centrales inolvidable.

Y precisamente esto es lo que busca hoy el Barcelona, un central joven, con proyección de clase mundial, capaz de jugar en varias posiciones gracias a su buena comprensión del juego y buena salida de balón. Además de barato, claro. Aquel Barcelona acudió al mercado pidiendo comprensión para el gigante venido a menos en el que se había convertido. Hoy nadie ofrecerá semejante comprensión al club que ha dominado el fútbol europeo durante la última década. Pero el objetivo del Barcelona en el mercado es este, encontrar al nuevo Márquez.

Cerrar