Noticias En vivo
Barcelona

Barcelona, prohibido especular con Verratti y Bellerín

2:30 GMT-5 13/06/17
Marco Verratti PSG Paris Saint-Germain
El club azulgrana no puede titubear con ofertas a la baja en caso de que se pongan a tiro porque ni PSG ni Arsenal desean venderles.


EDITORIAL

En una semana la situación de Marco Verratti y Héctor Bellerín, los futbolistas que el Barcelona sueña incorporar este verano, ha dado un giro copernicano. Donde la salida de ambos se intuía como imposible hasta hace una semana al ser considerados elementos fundamentales en el PSG y el Arsenal, sus respectivos clubes, hoy van creciendo las posibilidades de verles cambiar de aires y el club azulgrana aguarda para no precipitarse y evitar que las dos operaciones queden en nada. Porque el Barcelona espera que en un momento u otro del verano se pongan definitivamente a tiro, un escenario que aprovechar con dos ofertas que convenzan tanto al club francés como al inglés. 

El PSG aprieta a Verratti y el Barcelona espera

No habrá demasiado espacio para la negociación, pues. Ninguno de los dos clubes quiere vender y a la espera de una declaración pública de ambos pidiendo salir permitiría al Barcelona navegar viento en popa. El club azulgrana espera que a medida que pasen los días sean los propios jugadores los que muevan ficha. En estos momentos están de vacaciones los dos y cuando regresen a la disciplina de sus actuales clubes será el momento de pasar a la acción. En París esperan a Verratti para convencerle en persona de lo que ya sabe su representante, que pretenden renovarle convirtiéndole en uno de los jugadores franquicia en el Parque de los Príncipes a la vez que le transmiten promesas de una competitividad que no acaba de llegar.

Una situación parecida vive Bellerín en el Arsenal, donde ya no es intocable por el carril derecho como hace un año. Sin embargo, tiene un largo contrato ante sí y solo una oferta estratosférica convencería al club londinense de vender. En este contexto, no hay margen para la especulación en ninguno de los dos casos. Porque puede llegar el momento en el que tanto el PSG y el Arsenal se resignen a negociar en caso de que los jugadores así lo exijan. Será entonces cuando habrá que estar a la altura de las circunstancias y ofrecer por ellos un valor de mercado que satisfaga a los dos clubes. En otras palabras, habrá que actuar como si de Luis Suárez se tratara y el Barcelona deberá estar preparado para ello. A fin de cuentas, si algo tienen en común los mejores futbolistas del mundo es que no son baratos precisamente.