Solari le da otra vuelta más a su librillo: Marcelo de interior e Isco de '10'

Comentarios()
Goal
El técnico del Real Madrid volvió a revolucionar el once inicial ante el Leganés después de hacerlo ya ante el Betis: del 3-5-2 al 4-2-3-1

Solari dio un giro de timón el pasado domingo en el Benito Villamarín. Inmerso en una plaga de bajas que tiene mermada sus líneas de ataque, el técnico del Real Madrid decidió cambiar el sistema para jugar con un 3-5-2 con cinco defensas. Los cambios durante el partido (Brahim, Cristo, Ceballos) incidieron en esa revolución no sólo por el sistema sino también por los jugadores a utilizar. Tres días más tarde, en Butarque en la Copa del Rey, Solari volvió a darle una vuelta a su librillo de entrenador.

En este caso, el Real Madrid mantenía mismo número de bajas (perdió a Benzema pero recuperó al sancionado Lucas), y aun así Solari se permitió dar descanso a Sergio Ramos y a Luka Modric. El plan del técnico argentino pasó por colocar a Marcelo de extremo en el centro del campo, con Vinicius de ‘nueve’ en un inédito 4-2-3-1. Mientras tanto, el lateral izquierdo volvió a ser propiedad de Reguilón –que ya fue titular ante el Betis-, con Fede Valverde y Casemiro repitiendo en la medular. Esta vez, en el doble pivote.

Aunque seguramente la mayor sorpresa de todas fue ver a Isco Alarcón en el once inicial. Era tan sólo la tercera vez en la alineación titular en los dieciocho partidos que lleva Solari en el banquillo. Al técnico argentino no le gustaba jugar con un mediapunta, sino con un 4-3-3, pero en Butarque el malagueño formó como el ‘10’ del Real Madrid. Libertad total, como a Marcelo, para que ambos jugadores pudieran lucirse en una eliminatoria encarrilada. Es el tercer sistema diferente en los últimos tres partidos: 4-3-3 ante el Leganés en la ida, 3-5-2 ante el Betis, y 4-2-3-1 ante el Leganés en Butarque.

Cerrar