Noticias En vivo
Barcelona

Messi, seis Botas de Oro para la historia

3:00 a. m. COT 16/10/19
Messi Bota de Oro Portada
El rosarino sigue ampliando su leyenda y hoy levanta lo que ningún futbolista ha ganado jamás: la sexta Bota de Oro de su carrera.


EDITORIAL

Por si a alguien le quedaba alguna duda hoy Leo Messi reafirmará que es la mejor Bota de Oro de la historia. Ya fue el primero en ganar cinco, algo que nadie había logrado jamás, y hasta ha tenido tiempo de apuntarse la sexta, que además cierra un ciclo de tres consecutivas, algo que tampoco había logrado nunca nadie, dominar con goles el propio campeonato con la autoridad de la que ha hecho gala el rosarino.

Lo mejor es que no es un goleador, nunca lo fue. Y aun así ha alcanzado cotas nunca holladas por ningún otro futbolista, como el haber metido cincuenta goles en una sola temporada, los que le valieron para hacerse con su segundo galardón, en la temporada 2011-2012. Lo gordo es que en el tercero todavía mejoró estos registros. De acuerdo, metió cuatro goles menos en su siguiente campaña, pero es que jugó cinco partidos menos.

Messi nos ha acostumbrado a la excelencia durante mucho tiempo. Cuando Messi empezó, Thierry Henry era el mejor delantero del mundo, así como doble ganador de la Bota de Oro. Por el camino han sido muchos los que han intentado destronarle, empezando por un Cristiano Ronaldo que es quien más se ha acercado, con mucha diferencia del resto de aspirantes, desde Antonio Di Natale y Didier Drogba, a los que derrotó la primera vez que se hizo con el galardón, a Mohamed Salah y Kylian Mbappé, por citar a los últimos que se han codeado con él en pos de un reconocimiento individual.

Prácticamente bate un récord en cada partido que juega. Su elenco de genialidades y recursos para marcar, asistir y regatear da muestras de no tener fin y a pesar de haber cumplido treinta y dos años hace pocos meses sigue saltando al terreno de juego como lo hacía cuando era un chaval. Lo único que ha cambiado es su barba y que ya no llora cuando pierde, por lo menos no en público y que sigue teniendo hambre de triunfos. En definitiva, que nadie descarte la séptima Bota de Oro.