Noticias En vivo

Los mejores delanteros de la historia

8:27 p. m. COT 6/08/18
Delanteros
Un repaso por los cracks que se destacaron en la posición más lujosa del fútbol. De 1960 al 2018.

Por algo son los más caros del fútbol. Por algo todos hablan de ellos. Por algo salen en las portadas de todos los sitios. Los delanteros son especiales. Y, para quedar entre los mejores de la historia en ese puesto, hay que ser verdadero bueno.

Goal hace un repaso por los mejores delanteros de la historia, de 1960 a 2018. ¿Qué opinas de la lista?


1960-1969


Pelé (Brasil; 1940-): El rey. Consiguió tres veces el Mundial (1958, 1962 y 1970), el máximo ganador de la historia. Jugador completísimo. Físicamente imparable, le pegaba con las dos piernas, tenía un gran cabezazo, poseía inteligencia para ser estratega y era más que un buen goleador.

Eusebio (Portugal; 1942-2014): No hay ningún jugador más grande en la historia de Benfica, donde lo ganó todo, incluida la Champions League 1962. Otro jugador con características variables. Buen jugador y de gran técnica, pero también agresivo y goleador. 

Ferenk Puskas (Hungría; 1927-2006): Ídolo de Budapesti Honvéd Sport Egyesület y Real Madrid, donde lo ganó todo. Fue parte del equipazo encabezado por Di Stéfano que logró tres veces la Champions League. Hizo 242 goles en su carrera.

George Best (Irlanda del Norte; 1946-2005): Una leyenda del Manchester United, donde obtuvo diversos títulos como la Copa de Europa, 2 Football League First Division, el Premio FWA al futbolista del año, el Balón de Oro y otros premios más. El final de su carrera fue en clubes de menor jerarquía.

Bobby Charlton (Inglaterra; 1973-): Es el segundo jugador con más partidos jugados y el segundo con más goles en la historia del Manchester United, con 249 goles luego de Wayne Rooney con 250, en 758 apariciones y capitaneó al equipo ganador de la Copa de Campeones de Europa 1967-68. Ganó el Mundial 1966 con Inglaterra.


1970-1979


Gerd Muller (Alemania; 1954-): Es uno de los cinco mayores goleadores de la historia del fútbol, tras anotar 701 goles oficiales según la RSSSF. Es el goleador histórico de la Bundesliga con 365 goles y hasta el 2014 fue el máximo goleador en la historia de la selección alemana con 68 goles.

Mario Kempes (Argentina; 1954-): Un goleador tremendo con clase. Físicamente, una bestia. Fue la gran figura del Mundial 78. Ídolo de Rosario Central, River y Valencia. En su carrera hizo más de 350 goles.

Jairzinho (Brasil; 1944-): El sucesor de Garrincha tanto en el Botafogo como en Brasil. Fue campeón del Mundial 1970 junto a otros cracks como Pelé, Carlos Alberto, Tostão, Rivelino y Gérson.

Hugo Sotil (Perú; 1949-): Integró la Selección peruana que ganó la Copa América 1975 y que llegó a cuartos de final en los mundiales de México 70 y Argentina 78. Delantero hábil, de magnífico regate, manejo de ambos perfiles, eléctrico y pícaro.

René Houseman (Argentina; 1953-2018): El último gran extremo del fútbol argentino. Pegado sobre la banda derecha, diablo, pillo. Derecho y desequilibrante. Parte de la Selección argentina que ganó el Mundial 78. Ídolo de Huracán.


1980-1989


Marco van Basten (Holanda; 1964-): Un verdadero animal del gol. Completísimo. Pura potencia. De técnica refinada y un remate más que potente. Ídolo tanto en Ajax como Milan. Hizo 311 goles en 446 partidos.

Paolo Rossi (Italia; 1956-): Marcó seis goles en el Mundial que Italia ganó en 1982. Ídolo de Juventus, donde consiguió la Champions League 1984-85.

Hugo Sánchez (México, 1958-): Goleador y figura de Real Madrid en los 80, fue uno de los jugadores clave de la Quinta del Buitre. Ganó diez títulos, cuatro trofeos pichichi, una bota de oro, y dos premios Don Balón.

Emilio Butragueño (España; 1963-): Debutó con el primer equipo en 1984 y logró quince títulos en sus once temporadas como madridista antes de finalizar su carrera en México. Goleador brutal, delantero peligroso. El gran símbolo del Real Madrid en los 80. Ganó seis veces LaLiga. En España, participó en dos citas de la Eurocopa, si bien en la de 1984 no disputó ningún minuto, y en dos Copas Mundiales, donde hizo seis goles en doce partidos.

Gary Lineker (Inglaterra; 1960-): Un típico goleador inglés. Práctico, efectivo, sin muchas vueltas. Lineker superó en goles a Diego Maradona en el Mundial 86. Nada más y nada menos. A nivel clubes, tuvo pasos destacados por Leicester, Barcelona y Tottenham.


1990-1999


Ronaldo Nazario (Brasil; 1976-): En sus mejores tiempos, probablemente el jugador más desequilibrante de la historia. La agarraba en cualquier lugar del campo de juego y eludía rivales como quería. La rompió en PSV, Barcelona, Inter y Real Madrid. Tuvo un romántico regreso a Brasil. Fue la gran figura del Mundial 2002 que ganó Brasil. También dio la vuelta más grande en el 94, cuando solo era un niño. El Fenómeno.

Roberto Baggio (Italia;1967-):  Ay, cuánta calidad. A pocos le quedaba tan bien la 10 como a él. De gran pegada y una habilidad fuera de lo normal. Fue muy querido en Juventus, pero también lo aprendieron a amar en Milan e Inter. En la Selección de Italia, falló un penal histórico en la final del Mundial 1994. Pero nadie lo recuerdad como algo malo. Terminó su carrera a lo grande, con un nivel superlativo en el Brescia.

Romario (Brasil; 1966- ): Uno de los grandes definidores de la historia del fútbol, puro talento. Ganó LaLiga 1993/94 y se quedó en las puertas de la gloria en la famosa final de la Champions League ante el Milan. En 1988 conquistó la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Seúl y fue máximo goleador del torneo. La gran figura del Mundial que Brasil ganó en 1994. A nivel clubes, se cansó de ganar con Vasco da Gama y Flamengo. 

Gabriel Omar Batistuta (Argentina; 1969-): Un goleador sin vueltas: casi siempre cerraba los ojos y explotaba la pelota. Si algún portero se animaba a ponerse en el camino, le perforaba la mano. Con la Selección argentina, ganó dos veces la Copa América, en 1991 y 1993. Luego, no pudo sacarse la espina en los Mundiales 94, 98 y 2002. El máximo ídolo de la historia de la Fiorentina, donde ganó la Serie B, la Copa de Italia y la Supercopa. En Roma apostó por ganar la Serie A. Y lo consiguió.

Eric Cantona (Francia; 1966-): Uno de los grandes ídolos del Manchester United, donde se cansó de ganar todo. Completamente desquiciado y de un carisma particular. Loco, capaz de patear la cabeza de un aficionado, jugaba en base a una imaginación sin límites.


2000-2009


Thierry Henry (Francia; 1977-): Una presentación fácil: es el máximo anotador de Francia de todos los tiempos, con 51 goles,  máximo goleador en la historia del Arsenal, con 228 goles, y el sexto máximo anotador de la Liga de Campeones de la UEFA, con 51 goles. Por supuesto que era goleador, pero mucho más: desequilibrante, rápido, de gran pegada e inteligencia. Fu campeón del mundo con Francia en 1998, además de conseguir la Euro 2001.

Miroslav Klose (Alemania; 1978-): El máximo anotador de la historia de los Mundiales, con 16 tantos. La máquina del gol. En el Bayern Munich tuvo un paso más que importante, pero su brillo siempre pasó por la Selección de su país, con la que salió campeón del Mundial 2014.

Samuel Eto'o (Camerún; 1981-): Ganador ante todo. Donde fue, dejó una huella difícil de borrar. Eto'o debe ser el goleador más rápido del mundo. Tan veloz que algún entrenador hasta se animó a ubicarlo en la banda. Eso también lo supo hacer bien. Es el cuarto máximo goleador de la historia del Barcelona, donde lo ganó todo de la mano de Guardiola. En Inter, con Mourinho, también supo ganar la Champions Legue. Triunfador.

Alessandro Del Piero (Italia; 1974-): Como Baggio, un jugador al que la camiseta 10 le quedaba pintada. Uno de los máximos ídolos de la historia de la Juventus, donde ganó 19 títulos. Con la Selección de Italia, fue importante para la obtención del Mundial 2006. Pegada exquisita, gran definidor, siempre fue mejor que el resto en base a habilidad y talento, casi sin depender del desequilibrio físico.

Raúl (España; 1977-): El jugador con más partidos de la historia del Real Madrid Una leyenda. En su carrera, marcó más de mil goles. Habrá pocos jugadores con mejor capacidad de definición que él. En el Madrid ganó tres veces la Champions. Un símbolo.


2010-2018


Lionel Messi (Argentina; 1987-):  No tiene sentido hacer una explicación. A esta altura, casi nadie duda que se trata del jugador más grande de la historia del Barcelona. Ganó cinco Balones de Oro y cuatro Champions League. Aún no se pudo consagrar con la Selección argentina. La Copa América en Brasil podría ser su última oportunidad.

Cristiano Ronaldo (Portugal; 1985-): Un monstruo. En Manchester United demostró que estaba para cosas grandes. Llegó en 2009 al Real Madrid para convertirse en ídolo. Y lo hizo. Consiguió en cuatro oportunidades la Champions League y logró la misma cantidad de Balones de Oro. Se fue a la Juventus en busca de nuevos desafíos como un jugador que puede discutirle mano a mano a Di Stéfano. Ganó la Euro 2017 con Portugal, una verdadera hazaña.

Luis Suárez (Uruguay; 1987-):  Fue comprado por el Barcelona luego del escándalo del Mundial 2014, cuando fue expulsado por morder a un rival. Los primeros tiempos le costó un poco. Cuando se adaptó, se volvió imparable. Tiene un promedio de gol altísimo, con 110 en 130 encuentros. Socio perfecto de Messi. En Uruguay, fue la figura del equipo que salió campeón de la Copa América 2011. En Liverpool también es recordado como ídolo. 

David Villa (España; 1981-): El máximo goleador de la historia de España. El 9 del que fue probablemente el mejor equipo del mundo, el Barcelona de Guardiola. Villa es un goleador completo. De gran pegada y definición.

Neymar (Brasil; 1992-): El jugador más joven de la lista. En parte por lo bueno que es, en parte por lo que aún tiene que demostrar. El brasileño brilló en el Santos cuando era un niño. Pasó al Barcelona y le demostró su magia al mundo. En el PSG, aún debe dar más.