La polémica por las copas internacionales: por qué Boca no tiene nada que reclamar

Comentarios()
Getty Images
Luego de que Independiente lo alcanzara en cantidad de conquistas, hinchas del Xeneize demandan por trofeos que no se jugaron: un sinsentido.

En esta ridícula carrera que nació de un tiempo a esta parte para saber qué club tiene más títulos internacionales, sin mensurar siquiera la trascendencia de cada logro más que por su valor numérico (un trofeo vale una estrella, sin importar si se ganó la Copa Libertadores o un partido contra el campeón de la Copa de Japón), varios clubes comenzaron a revisar su palmarés histórico en busca de alguna medalla perdida. Así, tras la conquista de Independiente de la Copa Suruga Bank, que le permitió alcanzar a Boca en 18 conquistas, hinchas del Xeneize comenzaron a reclamar por trofeos que el club de la Ribera nunca jugó a pesar de que, según los criterios actuales, debería haberse clasificado.

Boca, por ejemplo, ganó la Copa Sudamericana en 2004 y 2005 pero nunca disputó la Suruga Bank. Por una simple razón: el certamen recién empezó a disputarse en 2008. Otra de las quejas en azul y oro tiene que ver con las Recopas Sudamericanas que el Xeneize no jugó después de ganar las Copas Libertadores de 2000 y 2001. La explicación, en ese caso, también es sencilla: el certamen que enfrenta a los campeones de las dos competiciones continentales organizadas por Conmebol dejó de existir tras la eliminación de la Supercopa (en 1998) y recién volvió a crearse cuando nació la Copa Sudamericana, en 2002. Entre 1999 y 2001 no existió torneo alguno que disputaran los ganadores de la Libertadores y los de la Mercosur o la Merconorte.

Lo mismo sucede con la Copa Interamericana que debería haber jugado por la consagración en la Libertadores de 1978: ese año, la Copa de Campeones de la CONCACAF no terminó de disputarse, por lo que sólo hubo campeones "regionales" y ningún equipo se ganó el lugar para enfrentar al equipo del Toto Lorenzo. Este torneo, manejado en conjunto por las Confederaciones Sudamericana y de Centro y Norteamérica y el Caribe, nunca tuvo una organización regular y hubo años en los que ni siquiera se jugó: en 2005 Independiente intentó organizar un partido contra Transvaal de Surinam, que debería haber sido su rival en 1975, pero la idea no prosperó. Hubiera sido un sinsentido: aquel año la Interamericana no se suspendió, sino que directamente no fue disputada.

El único caso en el que tanto el Xeneize como el Rojo tienen algún derecho al reclamo (que, por supuesto, no es retroactivo) tiene que ver con las únicas dos ediciones de la historia de la Copa Intercontinental que no se disputaron, a pesar de que correspondía. En 1975, tras ganar su segunda Libertadores, el conjunto de Avellaneda tenía que enfrentar a Bayern Munich, pero el campeón europeo no quiso jugar por "incompatibilidad de calendario" y el subcampeón, Leeds United, rechazó la posibilidad de suplantarlo, por lo que el certamen se suspendió. Tres años después, en 1978, a Boca le sucedió lo mismo: tanto Liverpool como Brujas se negaron a acomodar sus fechas y no hubo partido. Pese a las históricas demandas de ambos equipos argentinos, ni Conmebol ni UEFA los declararon como ganadores de aquellas ediciones.

Próximo artículo:
Municipal sigue renovando el Manuel Felipe Carrera
Próximo artículo:
Suchitepéquez continúa saldando sus deudas
Próximo artículo:
Sanarate, con la mente en Malacateco
Próximo artículo:
Enzo Herrera y Orlando Osorio, refuerzos de Malacateco
Próximo artículo:
Alexander Larín continuará su recuperación en México
Cerrar