El ego que no deja ver a Claudio Bravo

Comentarios()
Getty
“El día que me retire será con una conferencia como Dios manda y en un partido despedida como Dios manda”, afirmó el portero.

Tras ser titular en la victoria de Manchester City frente a Brighton, Claudio Bravo volvió a recurrir al ego para intentar “aclarar” su presente en el seleccionado chileno. Lo que quizá no sabe el portero es que ese ego, tan especial en su figura, es parte del conflicto que mantiene con Reinado Rueda y la ANFP. Es decir: la acumulación de actos soberbios no solucionará el problema.

Bravo: “Jamás he renunciado a la Selección”

“Llevo tantos años (en La Roja sudamericana) que el día que me retire será con una conferencia como Dios manda, en un partido de despedida como Dios manda y con todo lo que se merece una situación así”, comentó el histórico capitán, diciéndole así al entrenador de Chile que su ciclo no está terminado. El 1 quiere decidir, quiere mandar o presionar para que se haga su voluntad.

¿Cómo se puede arreglar este juego de declaraciones cruzadas? Bravo debe bajar tal vez un escalón, apostar a lo colectivo, suplantando lentamente ese “yo” que no está siendo una buena herramienta para el bien de la Selección que tanto dice querer. Debe ser el ejemplo.

Cerrar