El domingo loco del culebrón Donnarumma

Comentarios()
El guardameta del Milan y Mino Raiola protagonizaron en las redes sociales una novela con hackeos, mensajes y anuncios sobre el futuro del portero

Gianluigi Donnarumma, su representante Mino Raiola y el Milan están siendo los protagonistas de uno de los culebrones más intensos de las últimas ventanas de fichajes. Un 'Amar en tiempos revueltos' con la ciudad lombarda de telón de fondo.

Paulinho acepta la oferta del Barcelona

El guardameta italiano dio comienzo a esta novela dando un paso al frente decidiendo que no renovaría su contrato con el Milan. Donnarumma, ídolo de la afición rossonera y uno de los guardametas llamados a dominar la portería durante años, daba esquinazo al equipo que lo ha visto nacer.

A partir de entonces, y siempre según Mino Raiola, Donnarumma empezó a recibir presiones, amenazas e incluso 'mobbing', todo ello rodeado de un buen puñado de rumores que lo vinculaban con el Real Madrid.

Gianluigi Donnarumma Italy

Todo esto es a grandes rasgos lo que ha pasado en el culebrón hasta que este domingo el guionista de esta historia decidió sacarse de la manga mensajes, hackeos, promesas y futuras reuniones que prometen acabar con este marco más pronto que tarde. O al menos eso parece.

La prensa italiana publicó la mañana del domingo que Donnarumma se habría reunido con su familia y estaría sopesando la idea de prescindir de los servicios de su representante, Raiola, algo que el guardameta desmintió a través de Twitter: "Donnarumma - Raiola. Ayer, hoy y siempre", escribió.

Un puñado de horas más tarde, el guardameta volvió a aparecer en las redes sociales, en esta ocasión en Instagram, para hacer un anuncio que dejó a medio mundo con la boca abierta: "Deseo reiterar mi amor absoluto al Milan y a sus seguidores. Ahora mi mente está en la Selección de Italia (...). Mi promesa es que, tan pronto como termine el Europeo, me reuniré con el Milan, mi familia y mi agente para hablar de mi renovación".

El artículo sigue a continuación

Una hora duró ese mensaje en Instagram, porque Donnarumma acudió una vez más a Twitter para anunciar dos cosas: la primera, que ese mensaje había sido obra de un hacker; y la segunda, que por ello iba a cerrarse su perfil en esta red social. Porque esto es un culebrón del siglo XXI.

Para cerrar el capítulo más extenso de la novela, y como esto sin Mino Raiola sería como un verano sin pisar la playa, el representante apareció en Twitter para dejar un recado a navegantes: "DONNARAIOLA x HATERS 1-0, ¿Qué es lo próximo?".

Aunque también tuvo tiempo para confirmar lo que el hacker escribió en el Instagram de Donnarumma, lo cual hace parecer todo esto un poco raro. Seguro que más de uno ya piensa que Raiola fue el que hackeó al guardameta: "Después del Europeo nos reuniremos con el Milan. Ahora es importante la Nazionale (selección italiana)".

A finales de esta semana acaba el Europeo, aunque mañana Italia se mide precisamente a España en las semifinales del torneo. La pluma inquieta del guionista de esta novela está preparada para seguir con más rocambolescos capítulos.

Cerrar