El gol que vive en la memoria

A horas de otra final entre Boca y River, Goal recuerda el perdido zapatazo del Chapa Suñé.

"Viene el chanfle, el tiro... ¡Gol! ¡Gooooooool! ¡Gooooooool de Boca Juniors!".

Es 22 de diciembre de 1976 y en el Cilindro de Avellaneda, cuentan, no entra ni un alma más. Son las 21:00 y la gente, amuchada hasta en las escaleras del estadio, se pone cada vez más ansiosa. Los de azul y amarillo están en el anillo de arriba. Los de blanco y rojo, en el de abajo. El partido, programado para arrancar en punto, todavía no da inicio a pesar de que los equipos ya están en la cancha luego de una precipitación de papeles y serpentinas. A las 21:12, Arturo Ithurralde suena el silbato y da inicio a la primera final -y hasta el próximo miércoles, la única en la historia- entre Boca y River.

Todo transcurre con cierta normalidad, o al menos la normalidad esperada para un encuentro de semejante categoría. Los Millonarios reclaman un supuesto penal de Gatti a Luque en el primer tiempo y, en el segundo, el Loco se luce tras sacarle un tremendo disparo a Juan José López tras un tiro de esquina desde la derecha. El 0-0 parecía inamovible, hasta que el Toti Veglio recibe un pase de Ribolzi cerca del área, Daniel Passarella lo toca de atrás y el árbitro cobra tiro libre.

Le pelota la acomodan entre el Ruso, el Chapa y Taverna. Pero el '5', que poco tenía que ver con la ejecución de las pelotas paradas, le pide al '10' que se la deje. Y mientras la barrera le presta atención a Fillol, el ídolo la cuelga de un ángulo. Van 27' minutos del complemento, pero el gol da por terminado el cotejo. Boca es campeón del Torneo Nacional '76 y se clasifica a la Copa Libertadores del '77, que luego sería su primer título internacional. Pero con el pitazo final, el mito inicia: nadie puede encontrar el tremendo remate de Suñé.

El duelo fue transmitido por Canal 7 y las imágenes (algunas de ellas, a continuación) están. La supuesta infracción de Gatti dentro del área y la posterior atajada, por ejemplo, se pueden observar hasta en YouTube. Pero el golazo... bien, gracias. Historiadores, tanto independientes como los que trabajan en el Departamento de Historia del club, lo han buscando durante décadas. Nadie sabe muy bien qué fue lo que pasó, aunque la versión que se impone es que la cinta se quemó en un incendio en la década del '80. "Cada tanto recibimos algún llamado o alguna pista sobre dónde puede estar. Hemos escuchado de todo y hemos hablado con varios involucrados, pero nunca pudimos dar con algo concreto. La esperanza no se pierde, pero...", se resignan desde las entrañas de la institución.

Sin embargo, hay otros relatos, algunos más conspirativos que otros: el más llamativo es uno que asegura que, todavía en tiempos de dictadura militar, un censor hincha de River mandado por las Juntas, borró todo registro en video. Otro, más probable que el anterior, es que, al ser un tiro tan inesperado, las cámaras no llegaron a tomarlo. "Un tipo me llamó por teléfono y me dijo que sabía quién tenía la escena del gol, pero no te lo cuento porque no soy botón", declaró -de manera extraña- alguna vez el autor del tanto. "Nosotros vamos a seguir investigando porque creemos que alguien tiene que saber algo, aunque a medida que va pasando el tiempo se hace más difícil. Si no está, al menos queremos saber qué fue lo que pasó", agregan los encargados de llevar adelante la caza del desaparecido filme. Creer o reventar.

"Se dijo mucho sobre ese gol, como que había sido a traición porque el árbitro no había dado la señal, pero en realidad había una reglamentación implementada en aquel año que permitía que se ejecute así", cuentan los encargados de hacer revisionismo en Boca. Lo cierto es que tan solo los protagonistas y las más de 50 mil personas que estaban en el Juan Domingo Perón sabrán por siempre qué fue exactamente lo que pasó en aquella noche de diciembre en la que Suñé pasó a la historia. Al menos, hasta que esa tan ansiada escena deje de pudrirse en alguna caja perdida de algún depósito de algún archivo.