Villarreal 4-4 Barcelona: Messi y Suárez rescatan un punto
Getty Images
El Submarino remontó un 0-2 en contra y se puso con 4-2 en el marcador antes de que Messi y Luis Suárez colocaron las tablas en los minutos finales.

De locos. Solo así se puede resumir el partido que se ha visto en el estadio de La Cerámica en un partido que ha sido un auténtico intercambio de golpes. El Barça evitó la derrota en los instantes finales merced a los tantos de un Messi, que fue suplente, y Luis Suárez y rescata un punto que le sirve para comparecer en el duelo del próximo sábado contra el Atlético de Madrid con un colchón de ocho puntos.

El conjunto azulgrana comenzó el partido claramente superado por un Villarreal que circulaba con fluidez el balón y desbordaba a la defensa rival merced a la velocidad de sus atacantes africanos. Emergió la figura de Ter Stegen para evitar que los locales se adelantaran en el tanteador con un peligroso cabezazo de Iturra y un mano a mano contra Chukwueze. Sin embargo, a pesar de tener a Messi en el banquillo, el líder de la clasificación hizo gala de su inmensa pegada y Coutinho logró el primero de la noche al culminar un contragolpe conducido por Malcom. El propio Malcom se encargó de aumentar la renta en el tanteador con un sensacional tanto de cabeza. El brasileño estaba causando estragos en la zaga castellonense y en apenas cuatro minutos consiguió un tanto y realizó una asistencia.

Con un 0-2, el choque parecía prácticamente sentenciado, máxime cuando Coutinho estuvo a punto de conseguir el tercero con un remate que se estrelló en el palo. Sin embargo, en una contra Samu Chukwueze acortó distancias en el simultáneo e hizo saber a su rival que el partido no estaba ni mucho menos decidido, dejando un escenario totalmente abierto de cara a los segundos cuarenta y cinco minutos.

Y a fe que el Villarreal creía en sus opciones de remontada. Nada más comenzar el segundo periodo, Ekambi puso las tablas en el marcador. El camerunés recibió un balón en profundidad, se marchó en solitario por la banda derecha, pisó el área y engañó completamente a Ter Stegen. El guardameta esperaba un centro, pero el jugador terminó rematando al palo corto y logrando el tanto del empate. E Iborra culminó la remontada al establecer el 3-2. El conjunto barcelonés se encomendó a Messi, pero ni siquiera la presencia en el terreno de juego del ‘10’ de Rosario sirvió para enmendar a un Barça descosido que sufría lo indecible en defensa ante la velocidad de los atacantes locales.

Carlos Bacca recibió un sensacional    servicio de Cazorla para superar a Ter Stegen en la salida y poner un 4-2 que llevaba el delirio a las gradas. El choque parecía, ahora sí, decidido, pero el partido nos tenía reservado un nuevo giro argumental. Messi se encontró con una falta al borde del área y el argentino trata estos lanzamientos como si de penaltis se tratara. Puso el balón en la escuadra, haciendo inútil la estirada de un Asenjo que ya sabía dónde iba a ir el balón. El tanto de la Pulga enardeció al equipo azulgrana, les dio la luz en momentos de oscuridad y abrió la puerta para que Luis Suárez lograra el definitivo 4-4 sobre la bocina.

Comentarios ()