Villarreal 1-1 Athletic Club: El drama se instala en La Cerámica
LALIGA.ES
El conjunto groguet salva un punto gracias a un tanto de Karl Toko Ekambi en la segunda mitad que no le sirve para salir del descenso

Empate a sufrimiento en La Cerámica. El conjunto amarillo anula el tanto inicial del equipo vasco, logrado por Jaume Costa en propia meta, con una meritoria segunda parte y los cambios realizados por Luis García Plaza. Pese al empate, las sensaciones son malas en territorio groguet. Atenazado por los nervios y con un preocupante bagaje ofensivo -solo tres remates, su registro más bajo en un partido de LaLiga esta temporada-, el Villarreal continuará una jornada más en descenso. El Athletic, todo lo contrario.

En el fútbol moderno existen dos dinámicas para voltear la situación de un determinado equipo que pueden hasta cambiar la historia de un club. El típico cambio de entrenador -el ejemplo Zidane como máximo referente- y el más de fútbol moderno cambio estratégico-táctico -la revolución Conte en el Chelsea, por ejemplo-. En este Athletic renacido de la mano de Gaizka Garitano se han dado esos dos junto con un elemento providencial en cualquier actividad deportiva. La suerte.

Cero remates a portería, un gol. Este es el resumen de la primera parte que desplegaron Villarreal y Athletic Club en La Cerámica. Mejor noticia supuso para el combinado vizcaíno, que sacó un valioso rédito de su ordenada propuesta, que no de su mejor juego. Una llegada por banda izquierda de Iñigo Córdoba en el minuto 18 terminó en un a priori inofensivo centro raso que tras desviar Jaume Costa dio con el balón en el fondo de las mallas.

El artículo sigue a continuación

Si el entramado de cinco jugadores en el centro del campo impuesto por Gaizka Garitano maniató cualquier atisbo de fútbol del conjunto groguet, limitado a tocar y tocar pero sin asomarse al área rival, el tanto en propia meta de Jaume Costa ensalzó el nerviosísimo de La Cerámica, que terminó despidiendo a los suyos con pitos al descanso. Y no es para menos. El Villarreal se quedó sin realizar ni un solo remate de cualquier tipo en un primer tiempo por primera vez esta temporada. Un bagaje demasiado preocupante.

En la segunda parte, el equipo groguet salió con bríos distintos pese al dramático panorama -los puestos de descenso siempre estresan-. Y pronto se quitó el nerviosismo gracias a un testarazo de Gerard Moreno que salió fuera tras un servicio desde la parte derecha de Mario Gaspar. Fue el primer paso para reconducir el encuentro. El otro, la revolución de Luis García Plaza, que dio entrada a todos sus recambios en apenas 20 minutos.

Y gracias a una de las sustituciones, el Villarreal logró el empate. En un despiste defensivo de Ibai Gómez, Alfonso Pedraza, uno de los recién entrados, descubrió una autopista abierta por su banda izquierda y no perdonó. Sacó su potente pie izquierdo y su centro raso al segundo palo solo tuvo que enviarlo a gol un Karl Toko Ekambi que esperaba cuan depredador africano. Al final, empate en La Cerámica que deja al conjunto groguet en puestos de descenso y asfixiado por la incertidumbre y al Athletic aliviado y ya sin la máscara de respiración. Dos cambios de entrenador, dos sensaciones diferentes.

Comentarios ()