Valencia 3-0 Rayo Vallecano: Mestalla queda 'minado'
Santi Mina Valencia Rayo Vallecano LaLiga
LaLiga
Un doblete de Santi Mina permite al conjunto che sumar tres puntos importantísimos para alejarse del descenso.

Tercera victoria del Valencia de Marcelino en la Liga Santander después de haber jugado, posiblemente, su mejor encuentro en la competición doméstica. Santi Mina se estrenó en el campeonato con un doblete que puso las cosas de cara para la escuadra che. Kevin Gameiro cerró la goleada ante un Rayo Vallecano que solo hizo frente en la primera parte antes de encajar el primero de la tarde. Advíncula, gracias al VAR, vio la expulsión por doble cartulina amarilla.

La primera parte fue frenética con multitud de ocasiones, muchas de ellas agradables a la vista del espectador. No tardó mucho el Valencia en amenazar la portería de Dimitrievski como aviso a lo que le vendría encima al guardameta macedonio. Fue Parejo quien armó un potente derechazo desde la frontal del área, pero el portero rayista consiguió hacerse con el control del esférico.  Los de Marcelino aspiraban a ser los claros dominadores del encuentro, y en el minuto 17 volverían a testear al cancerbero rival. Esta vez con un remate de Guedes tras un contragolpe que sacó con el pie por bajo con grandes reflejos.

El artículo sigue a continuación

Fue la primera de tres acciones consecutivas. La segunda fue también firmada por el Valencia, aunque con algo de fortuna tras una mala cesión a Dimitrievski, quien sacó el balón de la misma línea de gol. Acto seguido, en la siguiente jugada, fue Advíncula quien tuvo la oportunidad de abrir la lata en Mestalla, pero su potente remate golpeó en la madera. El final de la primera parte llegó, pero no antes de que Santi Mina pudiera anotar su primer gol liguero de la temporada. Rodrigo prolongó de cabeza un balón brillante a la carrera de su compañero, que se quedó solo ante Dimitrievski y pudo batirle con un gran disparo colocado.

Tras el paso por vestuarios, nada parecía cambiar en un guion que era claramente favorecedor para el Valencia. De hecho, poco tardó el conjunto de Marcelino en demostrar su tremenda superioridad cuando, cerca del cuarto de hora jugado, Santi Mina volvió a aparecer para anotar su segundo tanto de la tarde. Se encontró con un balón rechazado en el área pequeña y no perdonó de cara a portería. Míchel agotó cambios y el autor de los dos goles se retiró ovacionado por toda su afición. Sin embargo, el Rayo desapareció mentalmente por completo de Mestalla. Kevin Gameiro saltó al campo y sentenció el partido en el minuto 76. Contragolpe liderado por Rodrigo y el francés hasta que el delantero hispano dejó en bandeja de plata el cuero para que solo tuviera que empujar a la red. De ahí hasta el final, el VAR hizo su aparición para rectificar una amonestación a Bebé, cuando el jugador infractor fue Advíncula y sufrió la expulsión por ver la segunda cartulina amarilla.

Así las cosas, el Valencia vuelve a sumar tres puntos y permite al equipo de Marcelino poder alejarse de la zona de descenso en otra sección apretada de la clasificación liguera. Las vistas del cuadro che radican ahora en su próximo enfrentamiento, lejos de Mestalla, contra un Real Madrid que siempre puede hacer daño, a pesar de la cruda situación del conjunto merengue. El Rayo, sin embargo, sigue en puestos de descenso y no pintan bien las cosas para la escuadra rayista, que recibe a un Eibar siempre correoso en su próximo encuentro en Vallecas.