El Sevilla usa al Akhisarspor de sparring para Quincy Promes y Muriel
@SevillaFC
El último clasificado de la liga turca no puso oposición a los de Nervión, que golearon en un partido en el que se reivindicaron los menos habituales.

El Sevilla goleó sin piedad al Akhisarspor, un rival que demostró desde bien pronto que no está capacitado para disputar una competición como la UEFA Europa League y que fue un sparring perfecto para que algunos de los habituales suplentes sevillistas recuperaran sensaciones.

Así está el grupo del Sevilla en la Europa League

El artículo sigue a continuación

A los 9 minutos de juego, el partido ya estaba encarrilado y los tres puntos asegurados en el zurrón del equipo de Pablo Machín. Roque Mesa abrió el marcador en el 5 con un trallazo a la escuadra y Sarabia sentenció desde el punto de penalti poco después tras un penalti provocado por Aleix Vidal. Sellado el triunfo, a los jugadores sevillistas les llegó el momento de las reivindicaciones ante su entrenador.

Quincy Promes y Luis Muriel, fichajes más caros de la historia del club y nombres propios en la previa del duelo, aprovecharon la titularidad marcando. El holandés hizo sus dos primeros tantos como sevillista, el tercero y el quinto. El primero de ellos tras una afortunada chilena que el portero Lukac convirtió en gol y el segundo tras una buena maniobra dentro del área. Por su parte, el cafetero se apuntó el 4-0 con un precioso disparo cruzado desde fuera del área, muy parecido al que anotó el pasado sábado en el Camp Nou.

Con el partido convertido en trámite, Machín aprovechó para hacer más pruebas y dar descanso. Amadou reapareció actuando un rato como central, una posición mermada de efectivos, mientras que Nolito fue el único que dejó con mal sabor a la grada tras marrar un mano a mano claro, aunque la afición de Nervión trató de animarlo con varias ovaciones. Entre pruebas y reivindicaciones, aún hubo tiempo para un regalo más del dadivoso portero turco, que dejó en bandeja el 6-0 a Mercado tras fallar a la salida de un córner y hasta la grada acabó pidiendo a sus propios jugadores piedad con el Akhisarspor.

Comentarios ()