Real Madrid 1-0 Rayo Vallecano: Benzema devuelve la calma a la casa blanca
Getty Images
Un solitario gol del francés derrota a un Rayo Vallecano que sigue en descenso y deja al Real Madrid a solo dos puntos del líder.

Volvió la calma a Concha Espina. Acostumbrado a los vértigos de una montaña rusa, le tocó al Real Madrid achicar agua para devolver la tranquilidad a la casa blanca. Y lo hizo, empujado por el hecho de enfrentarse a un Rayo Vallecano en descenso, con un solitario gol de Karim Benzema (1-0). Suficiente para derrotar a los de la franja y mantener enganchado a los suyos al tren delantero de la liga española.

Y eso que se plantó bien el equipo vallecano sobre el césped del Santiago Bernabéu. Tal es así que había pasado casi un cuarto de hora y poco o nada había generado un Real Madrid que, eso sí, a la primera que tuvo, acertó con el marco visitante. Tanto se había empeñado Míchel, con Tito y Advíncula, en tapar la banda izquierda que el gol llegó por el otro lado. Lucas Vázquez trazó un brillante pase interior hacia Benzema, que por bajo abrió el muro rayista (13’).

Un tanto que, aunque pudo tener respuesta inmediata por medio de un cabezazo de Velázquez, acomodó a unos blancos deseosos de paz después de una semana de desencuentros. Por delante en el marcador, masticaron y masticaron las jugadas hasta encontrar espacios en el entramado defensivo franjirrojo. Acertó a avistarlos el Madrid, como Asensio en un contragolpe del que salió vencedor Dimitrievski, pero no a definirlos. Y es que hasta con la madera se toparon los de Solari. Bien habilitado por un buen Benzema, con el palo derecho chocó el trallazo de Kroos desde el balcón del área, manteniendo la tensa calma del que se sabe solo un paso por delante de su rival.

En ese hilo, el de la amenaza del uno a cero, vivió de forma constante el equipo blanco. Si bien no sufrió acometida alguna del Rayo, tampoco hizo el conjunto de Solari por incrementar su renta. Salvo un gol bien anulado a Sergio Ramos por fuera de juego (64’) y una doble ocasión rayista sobre la hora, parecieron firmar ambos la paz. Aquella que permite a los vallecanos superar de forma digna lo que siempre parece un trámite y a los blancos volver a ganar en tranquilidad. Tres puntos como bálsamo para un equipo que, pese a su convulso inicio, sigue subido al tren de LaLiga.

Comentarios ()