¡Golpe a LaLiga!
La victoria del Barça en el Bernabéu que ya tiene 14 puntos de ventaja sobre los blancos. Luis Suárez abrió el marcador y Messi sentenció de penalti.

El Clásico del fútbol español madrugaba más que nunca como regalo previo a la noche buena. Real Madrid y Barcelona se enfrentaban a la 1 de la tarde en el Santiago Bernabéu con media liga en juego. Los blancos llegaban a 11 puntos de los azulgranas (con un partido menos), que tenían la oportunidad de asestar un golpe a la liga en pleno mes de diciembre.

Zidane sorprendió con la presencia de Kovacic en el once inicial. Isco se cayó de la previsible alineación en favor del croata, que actuaría como stopper de Messi. Valverde, en cambio, puso en liza su once de gala con Vermaelen y Paulinho de inicio.

El partido comenzó con poco ritmo. La sobrepoblación en el centro del campo de ambos equipos evitaba la fluidez del juego, impidiendo que se crearan ocasiones de gol. Pese a ello la más tempranera vino a los 2 minutos, con un gol anulado por fuera de juego a Cristiano Ronaldo. El portugués remató una prolongación de Casemiro tras un saque de esquina pero estaba claramente adelantado.

La tensión se mascaba sobre el césped y los protagonistas no se soltaron hasta la media hora de juego. Messi abrió el tarro de las esencias con una excelente asistencia a Paulinho. El remate del brasileño iba con mucha intención pero Keylor Navas realizó una gran intervención para salvar a su equipo. Poco después Cristiano respondió en la otra área con un disparo cruzado que Ter Stegen desvió a córner con el pie izquierdo.

El último cuarto de hora fue más divertido, con otra ocasión para Paulinho desbaratada de nuevo por portero costarricense. En el minuto 41 Benzema pudo adelantar a su equipo antes del descanso pero su ajustado cabezazo se estrelló contra el poste.

En la reanudación los culés se hicieron con el control del juego y sometieron al Real Madrid en los primeros minutos de la segunda parte. En el minuto 54 llegó el primer gol del partido. Suárez remataba una gran jugada colectiva del Barça, que rompió líneas para encontrar al uruguayo dentro del área.

El artículo sigue a continuación

El gol culé rompió el partido. El Real Madrid entró en un periodo de ansiedad y cuando Zidane iba a dar entrada a Asensio y Bale apareció Messi. El argentino encontró a su compañero Suárez, que desperdició el mano a mano ante Keylor. La jugada provocó un final rocambolesco que acabó con una mano de Carvajal para evitar el tanto azulgrana. ¡Penalti y expulsión! Messi transformó el penalti (m. 64) y estableció el 0-2. El golpe hizo que el primero cambio fuese Nacho por Benzema (pitado por el Bernabéu), aunque Bale y Asensio también acabaron entrando al campo.

Con 0-2 y 10 hombres sobre el césped, el Madrid apeló al orgullo e incluso pudo meterse en el partido con una doble ocasión de Bale y otra de Ramos desbaratada por un soberbio Ter Stegen. Ya en el tiempo de descuento Messi apuró línea de fondo y asistió a Aleix Vidal. El remate del recién entrado dobló las manos de Keylor, que esta vez no pudo evitar el tanto.

Contundente victoria del Barça por 0-3, que se distancia a 14 puntos de ventaja de los blancos, a 9 del Atlético y asesta un golpe a la Liga antes de Navidad.

Comentarios ()