Noticias En directo

Real Madrid v Arsenal Crónica del partido, 24/7/19

PEN 3 - 2
2 - 2
RMA
ARS
G. Bale (56)
Asensio (59)
A. Lacazette (10 PEN)
P. Aubameyang (24)
FedEx Field
(F 2 - 2)
El Real Madrid festejó en los penales en la noche que Gareth Bale conquistó Maryland
10:08 CEST 24/7/19
230719 Real Madrid Arsenal Gareth Bale Marco Asensio
El galés cambió el curso del amistoso contra el Arsenal de Emery por la ICC. Guió a los suyos al empate en su clásico de Londres, y erró un penal.

Más ímpetu que Arsenal demostró el Real Madrid en el amanecer del partido en Maryland, allí cerca de Washington DC -arbitrado por Tim Ford-, pero a Karim Benzema (a los 2') lo amagó la reacción de Emiliano Martínez, que lanzándose hacia su izquierda dejó en nada el peligro del francés, ya desprendido de sus marcadores, mientras que a Luka Jovic lo contuvieron entre dos marcadores para que, luego de percutar, su disparo acabase entre rebotes.

Una fuerte patada de Nacho sobre la resistencia de Sead Kolasinac derivó en un tiro libre que desperdició Mesut Özil. Pasó muy cerca de Keylor Navas. La brega, válida por la International Champions Cup, comenzó con un ida y vuelta constante y se impusieron, en ese lapso, la presión de los más frescos y lo cuidadosos que fueron ambos equipos para copar cada espacio del verde del FedEx Field.

A los nueve minutos ya estaba expulsado Nacho. Después de que Granit Xhaka apilara zagueros y Alexandre Lacazette eludiera a Navas, el defensor evitó un gol de zurda del francés con su mano, y Ford no lo perdonó. Del cobro desde los doce pasos se encargó el propio Lacazette, y el festejo tuvo suspenso, pues esta vez escogió disparar con su pierna derecha, cruzado, y si bien Navas adivinó el sector, no esperó que la pelota impactara ambos palos verticales antes de superar su meta. Rápidamente, el costarricense debió disfrazarse de héroe para evitar el festejo de Henrikh Mkhitaryan, que aprovechándose del hombre de más lideró la iniciativa por los flancos del elenco Gunner.

Zidane asumió que Carvajal no podía cumplirle a cabalidad como defensor central, y cuando el reloj impactó los quince minutos recurrió a Raphael Varane para -con el lamento del madridismo- remover a Jovic y reacomodar a los escoltas de Navas, que nada pudo hacer cuando Lacazette asistió de taco a su socio del ataque, Pierre-Emerick Aubameyang, que se sacó de encima al meta y batió su arco con potencia y un Sergio Ramos también imposibilidado de cumplir el objetivo de contener la acción

Ford quiso protagonizar al equilibrar la balanza con una amarilla injusta para Sokratis, que ofició de compensación, en el cierre de un primer tiempo que contó con descuelgues de banda hasta línea de fondo de Dani Carvajal al frente de un Arsenal desacomodado con diez, y un cabezazo al palo de Martínez vía Benzema.

Zizou sacudió antecedentes en la reposición del fútbol con la inclusión de Gareth Bale por Hazard, más Courtois por Navas, Isco por Lucas Vázquez, Odriozola por Carvajal, Marcelo por Mendy y Marco Asensio por Benzema, y este último sorprendió a Martínez con un intento fuerte que impactó el vertical. De entrada persiguieron la remontada los blancos en un verdadero juego físico de 10 contra 10. Desde su rol, y pese a que tardó en decidirse, Unai Emery sumó a Nacho Monreal en desmedro de Joe Willock. Su compañero, Calum Chambers, ofició de salvador cuando Marcelo y Varane tuvieron el descuento en sus pies.

Con la izquierda Bale picoteó un balón que no alcanzó a controlarle Martínez a Asensio y, como era de esperar, tras meter el 1-2 al galés apenas lo felicitaron con sus manos Odriozola y Asensio por su ubicación al momento. Fue una imagen absolutamente distante a la del empate, al instante, que llenó de felicitaciones a Asensio después de que el internacional por España le rompiera el arco a Martínez con un impacto al primer palo. En ambas anotaciones se vio al mejor Marcelo en mucho tiempo, uno que busca revancha -con mil amagues y quiebres de cintura a Özil en el primero y una asistencia fenomenal en el segundo- tras alternar con Reguilón en la 18/19 y quedarse afuera de la Copa América que conquistó su Brasil.

En la primera de De la Fuente, Seoane, Fidalgo y Vinícius en cancha, el brasileño centró para Bale y el Expreso terminó la jugada con un exquisita maniobra tipo pirueta disfrazada de tiro que Martínez evitó in extremis. La réplica vino por medio de Nacho Monreal, mas su cabezazo no trajo peligro para Courtois, que desactivó la bomba fácilmente. Bukayo Saka pudo romper el empate, pero Bale estuvo en la línea de resistencia para vestirse (y lucirse) de arquero, con su pie. Y Bale también pudo meter el ganador pero su chance, a tres dedos y desde distancia, se perdió por centímetros.

Entró Bale y se marcó un antes y un después en la noche de Maryland. Lo contagió a Marcelo, Asensio se llenó de libertades -aunque se lesionó- e Isco pujó por ser la punta de lanza, aunque sin demasiado éxito. Vinícius se paró en la derecha y Bale en la izquierda. Y fue la figura, como recordando que en algún momento jugaba un derby en Londres contra el rival al que maniató a su merced en los 45 minutos definitivos

Lo pudo ganar cualquiera y a Eddie Nketiah le contuvo su más clara Courtois mano a mano, para que luego el ariete inglés elevara un cabezazo, también en el área pequeña. El destino dictó penales: Nelson pateó dos veces (en el primer servicio se adelantó) y el 1-0 fue ajustado, imposible para el belga; Bale metió la pausa y Martínez adivinó que el del ex Spurs era apenas un tirito, que emuló al que lo sucedería, con un Courtois atajándole al capitán Xhaka. 

El argentino, llegado de vuelta desde Reading, le adivinó a Isco Alarcón, pero a media altura no tuvo oportunidad vs. el 22. Saka la puso en un ángulo en un encuentro con Courtois que dejó al mundialista muy abatido por quedarse sin opción. Pero Varane dejó en el piso a Martínez y Nacho Monreal miró a un lado y cruzó hasta darle al poste contrario. Con el mismo suspenso del primer grito de la noche se le pasó por debajo de su cuerpo a Martínez cuando disparó a gol Vinícius, y Burton obsequió el balón a la hinchada en la noche de Gareth Bale que acabó con festejo para la escuadra de Gareth Bale... al 23 de julio de 2019, claro.