Betis 0-1 Valladolid: Un Pucela al alza le hinca el diente al atasco bético
Última actualización
Los pucelanos se cuelan en Europa con su cuarta victoria liguera consecutiva.

La vida, con Ronaldo en ella, puede ser maravillosa. O eso pensarán en Valladolid, allí donde todo parece bonito desde la llegada al club del que fuera un astro del balompié. Tal es así que, después de un inicio titubeante, el conjunto pucelano sacó provecho del atasco ofensivo del Betis para sumar en el Benito Villamarín su cuarta victoria consecutiva en liga (0-1). Un triunfo que supone, a su vez, superar en la tabla a todo un Real Madrid y colarse en los puestos europeos. Quién lo hubiera dicho hace bien poco… cuando obraban el milagro en la división de plata.

ASÍ QUEDA LA CLASIFICACIÓN

El artículo sigue a continuación

Y es que pecó el Betis del mal que le viene haciendo sombra en este inicio de temporada. Si bien tuvo más el balón que su rival, recordó el por qué de los solo cinco goles que lleva en Liga ante un Valladolid al que le sobró con plantarse bien sobre el verde de Heliópolis. Alcanzada la barrera de los tres cuartos, se le apagan las luces a los chicos de Setién. Y bien supo sacar rédito de ello un Valladolid que, sin conceder apenas, hasta llegó por momentos a competirle el balón a un rival que gusta de manosearlo.

Calmó mimando el balón los ánimos verdiblancos para soltar el azote al contraataque y sin apenas hacer ruido. Superada la primera media hora, Leo Suárez lanzó de forma magistral a Toni Villa, que en carrera y frenándose en el vértice izquierdo del área, buscó en el lado opuesto a un Antoñito que, a bote pronto, hizo bueno un contragolpe brillante.

Un tanto que, por mucho que quedara, terminó por ser definitivo. No encontró soluciones Setién al atasco de su equipo, peleado con el gol en este inicio de Liga (cinco goles en nueve jornadas). Tanto que aunque mimó y mimó el cuero una y otra vez también en el segundo acto, nunca alteró la tranquilidad emocional de un Masip convertido en mero espectador de un nuevo golpe en la mesa del Valladolid. El cuarto consecutivo de un recién llegado que bien puede presumir de haber dormido ya en Europa.

Comentarios ()