Noticias En directo

Libertad v Boca Juniors Crónica del partido, 18/9/20

F
0 - 2
LIB
BOC
E. Salvio (6)
E. Salvio (84)
Estadio General Pablo Rojas
Boca le ganó a Libertad, al coronavirus y al parate en el reinicio de la Copa Libertadores
18:08 CEST 18/9/20
izquierdozbocacaptura180920
El Xeneize se impuso en el "debut" en el certamen internacional a pesar de tener todo en contra. Y Russo, ¿o Somoza?, sigue invicto...

El análisis en la previa era, cuanto menos, desalentador: 22 jugadores contagiados de coronavirus dentro de una burbuja sanitaria que fracasó y que frenó las prácticas por casi una semana entera, a menos de 10 días de afrontar el primer partido después de seis meses, contra un rival que venía jugando desde mediados de julio. Pero en Boca, si no hay épica no vale. Así fue la obtención del campeonato, allá lejos y hace tiempo, y así parece que será en esta nueva era del fútbol en pandemia.

LA TABLA DE POSICIONES DEL GRUPO H

Sin Miguel Ángel Russo, el padre de una criatura que todavía no sabe lo que es perder un partido; con Leo Jara y Carlos Zambrano, que desde que llegaron al club en enero habían jugado solamente tres partidos entre ambos y solo sumaban 202 minutos entre sí; con Gonzalo Maroni, que en el último año entró a la cancha solo en cinco oportunidades en Sampdoria y no se ponía la camiseta azul y amarilla desde principios de 2018; con Caronda y Bou, dos nuevas -aunque conocidas- caras, las principales variantes en el segundo tiempo; y sin Fabra, Buffarini, Licha López, Villa, ni Wanchope.

El Xeneize lleva en este 2020 nueve triunfos y dos empates. Recibió solo tres goles -nunca más de uno en un mismo partido- y convirtió 26 -un promedio de dos y medio por encuentro-. Marcó en todos menos en el primero, ante Independiente. En el resto, siempre arrancó ganando. En ocho, abrió el marcador antes de los 25 minutos. Este es el tercer cotejo en el que mete el 1-0 antes de los primeros 10'.

No hubo parate ni virus que entre a la cancha. A pesar de las amenazas de escritorio y los insultos en las banderas, Boca fue más que Libertad: como si hubiese jugado en marzo, impuso condiciones y, aunque por momentos se notó la falta de ritmo -al final del primer tiempo, por ejemplo-, controló el juego con una facilidad abrumadora. Fue 2-0, pero podría haber sido un resultado más abultado. Un reinicio alentador que invita a la lusión.

Declaraciones de Carlos Izquierdoz luego de finalizar el encuentro:

“Realmente llevamos poco tiempo de trabajo, pero lo importante es que se mantuvo la base del equipo que era antes que inicie la pandemia. Hay mucho para corregir y trabajar, pero se hace todo mucho más fácil al saber lo que nos pide Miguel Russo y su cuerpo técnico”.

“Si bien hubo puntos alto a nivel individual, rescato el trabajo colectivo que se hizo".

“El planteo táctico que hicimos fue inteligente. Sabíamos que Libertad iba a salir a buscar el partido, tener la posesión de la pelota y a presionarnos cuando recuperáramos”.

“La clave era estar siempre bien parados, bien ordenados y romper esa primera presión para aprovechar los espacios que nos iban a dar. En el primer tiempo lo hicimos bien”.

 “El rival manejó la pelota, pero nunca nos lastimó. El planteo lo desarrollamos a la perfección y una vez que abrimos el partido empezamos a generar más espacios. Ya en el segundo tiempo estuvimos mucho más cómodos”.