Levante 0-1 Celta de Vigo: Rubén deja en Blanco a los granotas
Última actualización
LaLiga
Una gran actuación del guardameta del Celta, Rubén Blanco, secó a un conjunto granota que mereció más; Pione Sisto fue el autor del gol.

Pione Sisto y Rubén Blanco dieron los tres puntos a un Celta de Vigo que sudó en el Ciutat de Valencia. El tanto del danés y las paradas del gallego liquidaron los constantes ataques del Levante que mereció empatar con una gran segunda parte. Boateng tuvo hasta tres ocasiones para poner las tablas e incluso poner por delante a los granotas pero siempre se tropezó ante un imperial guardameta. Por su parte, Pione Sisto aprovechó un gran final de la primera parte para reencontrarse con el gol, no lo hacía desde septiembre, que significó la victoria celeste.

EN EL REAL MADRID AHORA PELIGRA HASTA LA CHAMPIONS LEAGUE

El artículo sigue a continuación

El Levante, equipo de la Liga que menos remata a portería, quiso romper esa fea estadística y lo hizo sorprendiendo desde el primer minuto. Boateng cabeceó a la misma escuadra pero Rubén Blanco voló para meter el guante donde pocos porteros llegan. Acto seguido, la batalla prosiguió entre los capitanes, Morales, gozando de su velocidad, se zafó de Hugo Mallo pero volvió a toparse con un muro en la portería. Esta sería la tónica del partido pese a que en la primera mitad el Levante decayó varios minutos, debilidad que aprovechó el Celta de Vigo. Los celestes gobernaron en el centro del campo y en una contra, al borde del descanso, se formó la sociedad ofensiva Pione Sisto-Iago Aspas. El danés encaró a la defensa, creó una pared de perfecta con el de Moaña y acabó definiendo donde no pudo llegar Oier.

El paso por vestuarios abrió los ojos a los locales y dieron un paso adelante en la segunda parte. La entrada del revulsivo Jason, las llegadas de Coke por la banda derecha y el ahínco de Ivi dieron un lavado de cara al Levante. Hugo Mallo estuvo cerca del auto-gol y Boateng volvió a chocarse con Rubén Blanco que sacó el pie en una maravillosa intervención. El mejor de los gallegos. Y fue su salida a la llega de Morales la que obligó al velocista –ganó a Cabral en la carrera– a cruzar demasiado su remate. El baile de cambios dio tiempo al Celta que aún sufrió el dominio valenciano e incluso vio como Boateng mandaba cerca de la cruceta otra ocasión clara.

El duelo acabó con otra espectacular intervención de Rubén Blanco pese a que la jugada quedó invalidada por fuera de juego e incluso Coke envió a las nubes el último intento. El Celta sufrió pero se llevó tres puntos importantísimos tras el duro varapalo en Copa del Rey. Esta victoria le coloca décimo en la tabla mientras que el Levante se complica la vida y sigue sin ganar desde hace nueve partidos. En la siguiente jornada, los gallegos visitarán Anoeta mientras que los granotas irán al Estadio de la Cerámica.

Comentarios ()