Levante 0-5 Barcelona: Messi fulmina al Levante
GETTY IMAGES
El argentino mantiene el liderato en solitario del Barcelona con un hat-trick y dos asistencias.

Y Messi volvió a ponerse la corona. Empeñado en quitársela Pelé, Leo respondió donde mejor lo hace. Como ya hiciera en el derbi ante el Espanyol, el argentino rescató a un pobre Barça para disfrazarlo de sobresaliente (0-5). El valor añadido que da tener a un futbolista que convierte cualquier día malo en un golpe sobre la mesa de LaLiga. Como el que dio, con tres goles y dos asistencias, para atropellar al Levante y mantener el liderato en solitario.

Y es que perdió el Barcelona con un sistema forzado por la lesión de Semedo. Hizo Dembélé las veces de carrilero y perdió todo el fuelle ganado en estos últimos tiempos. Como el francés, el equipo blaugrana sesteó durante el primer asalto ante un Levante que lo puso todo para verse por delante. Todo menos el gol. Los granotas ganaron en intensidad, llegadas y fútbol, pero no en acierto.

Boateng se estrelló contra el larguero y los azulgranas sellaron la condena granota. Dos errores en la salida de balón y un choque prácticamente visto para sentencia. Cerró los ojos Bardhi y al abrirlos, Messi ya le había robado la cartera. El ‘10’ caminó sobre la línea de la frontal como Jesús lo hizo sobre el agua para reproducir la trama cotidiana de la versión pobre del Barça. Ante la falta de soluciones, el ‘10’ sacó la llave maestra para regalar el primero, anotado de volea por Luis Suárez superada la media hora de juego, y marcar el segundo a las puertas del descanso.

Busquets robó y lanzó en carrera al astro argentino, que con la derecha y en un guiño a Pelé, le recordó que anotar con la derecha no es más que hacerlo con su pierna menos exquisita. Porque si con esa, la menos buena, puso el segundo, con la de verdad puso el tercero y el cuarto, definiendo dos pases atrás de Jordi Alba y Vidal, y sirvió el quinto (a Piqué). Y es que sin barrer a su rival, le sobró al equipo de Valverde con subirse a la espalda del mejor del mundo para castigar a un potable Levante y certificar una realidad: que este Barcelona es lo que quiera Don Lionel.

Comentarios ()