River sigue sin encontrar el funcionamiento y se queda sin tiempo
@CARPoficial
El Millonario volvió a jugar mal y Gallardo corre contra el calendario para hallar el funcionamiento del equipo de cara a la Copa y el Superclásico.

Contra Olimpo, a River le alcanzó con tener inspiradísimo a Nacho Scocco y con 25 minutos buenos de Pratto y Quintero, pero frente a Lanús el conjunto de Gallardo volvió a ser aquel falto de ideas que se vio en la reanudación de la Superliga ante Huracán y el de flojo funcionamiento que sufrió en gran parte del partido contra los de Bahía Blanca.

“El equipo se irá viendo con el correr de los partidos, lamento si mis tiempos no son los mismos que los de algunos”, había dicho el Muñeco en la semana, pero justamente al Millonario lo que no le sobra es tiempo: el 28 de febrero debutará en la Copa Libertadores ante Flamengo, como visitante, y el 14 de marzo disputará la Supercopa argentina nada menos que frente a Boca. Y para esos dos partidos, a este equipo que perdió en La Fortaleza, no le alcanza.

El artículo sigue a continuación

No le alcanza porque en los tres encuentros que van del año en la Superliga, River no mostró ninguna mejora en el funcionamiento en general ni en el individual. Por el contrario, la merma en el rendimiento se fue "contagiando". El primero en salir fue Germán Lux, seguido por un referente del equipo, como lo es Jonatan Maidana, quien perdió su puesto con el joven Martínez Quarta. Milton Casco ya había cedido su lugar hace varios partidos y ahora les tocó a Nacho Fernández y a Enzo Pérez: Gallardo los sacó en el entretiempo para poner a un recién llegado Quintero y a Mora, que volvió a sumar minutos este año tras una dura lesión. Ni siquiera a Nacho Scocco le salieron bien las cosas: una semana después de su gol maradoniano tuvo una clarita en el comienzo del primer tiempo pero definió muy mal con el arco vacío.

No hubo victoria que pueda maquillar este pésimo momento de River, que dejó todas sus falencias a la vista, y Marcelo Gallardo deberá correr contra el calendario para ajustar las piezas que le permitan al conjunto de Núñez empezar con el pie derecho en la Libertadores y ganarle a Boca en Mendoza.

 

Comentarios ()