El Alavés ahonda en la herida del Real Madrid (1-0)
GETTY IMAGES
El equipo de Lopetegui cae en el descuento y suma cuatro partidos sin ganar, tres de ellos en liga.

Volvió a estrellarse el Madrid, esta vez en Vitoria, para sumar su tercera jornada consecutiva sin ganar en esta liga. Y lo que es peor, lo hizo en el descuento, cuando llegó el gol de Manu García, que confirma un nuevo pinchazo de un Real Madrid que suma cuatro partidos consecutivos sin vencer y sin ni siquiera marcar. Una derrota que, a falta de lo que haga el Barcelona, vuelve a poner en la diana a Julen Lopetegui y su tropa.

ASÍ QUEDÓ EL MADRID EN LA CLASIFICACIÓN

Y eso que, como si nada tuviera que ver Real Madrid con el equipo que se vio en Sevilla o el que se vio en la debacle de Moscú, el conjunto blanco mostró otra cara. Intenso desde el inicio, no se dejó amedrentar el conjunto de Lopetegui por un Alavés sorprendente en este principio de curso. Así, bien pronto pudo adelantarse el plantel madridista. Primero con Ceballos, al que frenó una muy buena parada de Pacheco abajo, y luego con Benzema, cuyo cabezazo se topó con Laguardia bajo palos.

El artículo sigue a continuación

Todo ello en un tramo inicial en el que los hombres de Julen fueron mejores ante un Alavés al que le sentó bien el paso de los minutos. Y es que a la vez que se fue apagando, en cierto modo, el Madrid, fue creciendo el equipo vitoriano, que no generó, eso sí, demasiado peligro hacia la portería defendida por Courtois.

Debió ser por ese apagón blanco, precisamente, el motivo por el que Julen Lopetegui movió su banquillo al descanso. Sin ser su peor partido este curso, Karim Benzema se quedó en la caseta para dejar su sitio a Mariano. Como poco después hizo Casemiro con Asensio. Pero ninguno de ellos sirvió de solución para un Real Madrid que, víctima por cierto de una nueva lesión de Bale, más cerca estuvo de la derrota que de la victoria.

Y es que tras una buena acción de Jony, que tras un contragolpe vitoriano llevado a la perfección rozó el palo izquierdo de la meta de Courtois, llegó el maldito descuento para los blancos. Servido por Rubén Sobrino a la salida de un córner, Manu García anotó en el 95’ un gol que bien le vale un coliderato histórico al Alavés, al tiempo que mantiene de luto a un Real Madrid peleado con la victoria.

Comentarios ()