Colo Colo dio una clase sobre cómo ganar clásicos
Con tres de Esteban Paredes y uno de Jaime Valdés, el albo dio cuenta de su archirrival con mucha holgura.

El Superclásico 182 se tiñó de blanco y negro. Casi sin apelaciones y con un equipo azul superado en todas las líneas. Esteban Paredes, el mismo del dolor lumbar y que llegó con muy poca actividad al partido, sacó lo mejor de su faena con un triplete en la puerta de Johnny Herrera, su presa favorita.

Fue 4-1 en el Monumental, donde la "U" no gana desde el 2001. El Tanque se juntó con Jorge Valdivia en el primero, aprovechó un horror defensivo de Gonzalo Jara en el segundo y le ganó el duelo en velocidad a Christian Vilches en el tercero. 

También convirtió Jaime Valdés. El Pajarito no tembló en una jugada personal llena de luces. Amagó, picó, se sacó a sus marcadores y fusiló. Al igual que el Mago, se llevó una ovación de los 40 mil presentes cuando salió reemplazado. Claro, si tuvieron el placer de deslumbrar con lujos.

El campeón vigente se fue con cuatro en la canasta, pero también con preocupaciones futbolísticas. Aparte del tanto de Mauricio Pinilla, de un balón detenido, no elaboró ocasiones de gol y naufragó en una cancha donde, a la larga, repitió la tónica del último tiempo. Salvo que esta vez salió goleado.

Comentarios ()