Leganés 1–1 Sevilla: Ben Yedder, la luz sevillista entre la niebla
GETTY IMAGES
Un gol del delantero en el descuento del partido, con una niebla muy densa sobre Butarque, significa un punto para los hispalenses.

Partido muy loco en Leganés después de que el Sevilla consiguiera arrancar un punto en el descuento del encuentro gracias a un gol de cabeza de Ben Yedder, que se alzó en la niebla para terminar poniendo justicia a una segunda parte donde los hispalenses, a pesar de la inferioridad, fueron mejores que un conjunto pepinero que, tras anotar nada más empezar el choque, se dedicó a defender en vez de buscar la sentencia. Franco ‘el Mudo’ Vázquez vio la expulsión en el descanso del partido por protestar al árbitro y se perderá la próxima jornada ante el Atlético de Madrid.

Pronto comenzó el Leganés rompiendo la monotonía de lo que suele ser el inicio de cualquier partido, puesto que el empate a cero inicial se rompió en el minuto 5. Buena jugada de combinación del cuadro pepinero que terminó en un centro desde la banda derecha al corazón del área, donde Mikel Vesga se alzó sobre la defensa hispalense para, con la testa, mandar el cuero al palo largo donde Vaclik no pudo llegar. El Sevilla apenas parecía haber salido de vestuarios y sucumbía a la superioridad que mostraba el cuadro madrileño en su propio feudo. La defensa y la concentración fueron vitales para que los pepineros aguantaran las escasas e inofensivas acometidas de la escuadra andaluza. La ocasión más clara del Sevilla llegó pasada la media hora del encuentro en un remate de Sergi Gómez aprovechando varios rechaces en el área, pero Cuéllar estuvo muy avispado para poder evitar el empate.

Al margen del gol de Mikel Vesga, la acción más importante se produjo en el descanso del partido. El colegiado del partido, Hernández Hernández, amonestó a Mercado y expulsó, de roja directa, a Franco Vázquez en el túnel de vestuarios, dejando al Sevilla con 10 jugadores en toda la segunda mitad. El Leganés, sin embargo, fue yendo de más a menos con el paso de los minutos, aunque la primera ocasión clara del segundo tiempo no tuvo lugar hasta el minuto 81, cuando Amadou se alzó en el punto de penalti para rematar con la cabeza al poste izquierdo de Cuéllar, que hizo la estatua rezándole a todos los dioses habidos y por haber para que ese balón no entrara. La respuesta pepinera no se hizo esperar, puesto que En-Nesyri se encontró con la yema de los dedos de Vaclik para evitar la sentencia en el 89. Y fruto de la locura del final del partido, con la niebla bien caída sobre Butarque, apareció Ben Yedder en la prolongación al segundo palo para rematar un centro de Roque Mesa desde la banda izquierda y desatar la euforia de la grada sevillista en las gradas.

Así las cosas, el empate a uno significó ser el resultado definitivo de un partido que no parecía que fuera a perder el Leganés. Los de Mauricio Pellegrino terminaron por confiarse gracias a la superioridad numérica de un Sevilla que no se rindió hasta el final, pudiendo arreglar el desaguisado que formaron al comienzo del encuentro. Ben Yedder puso justicia al corazón y orgullo plantado por los de Pablo Machín.

Comentarios ()