A Boca no le sobra nada, pero sigue cómodo arriba
ALEJANDRO PAGNI/AFP/Getty Images
El Xeneize volvió a quedar en deuda desde lo futbolístico contra un Temperley que está casi condenado, pero con el triunfo le sacó siete al segundo.

Si Boca ya parecía no tener rivales en la primera parte de la Superliga, luego de un mercado de pases en el que se reforzó con nombres de primer nivel, todo apuntaba a que el Xeneize iba a desfilar con tranquilidad rumbo al título. Sin embargo, los nuevos no terminan de acoplarse, el fútbol no aparece y a este equipo de Guillermo no le sobra nada. Pero le alcanza: con el triunfo 1-0 sobre Temperley y a la espera de que San Lorenzo juegue su partido postergado con Independiente, el conjunto de la Ribera ahora lleva siete puntos en lo más alto de la tabla y ya sabe que será único puntero por al menos tres fechas más.

Después de haber realizado distintos ensayos en la semana, el Mellizo finalmente decidió que fuera Walter Bou el reemplazante de Pablo Pérez, por lo que el equipo fue el mismo que no pudo ganarle la fecha pasada a un San Lorenzo que jugó más de 45 minutos con uno menos. Y a Boca, otra vez, le costó. Frente a un rival que está 25° en la tabla y hundido en puestos de descenso, a 12 puntos de la salvación, el puntero de la Superliga apenas si pudo sacar diferencias con un centro de Frank Fabra que se coló de manera involuntaria a espaldas de Josué Ayala.

Es cierto, el Xeneize tuvo un tanto (correctamente) anulado a Nahitan Nández, un penal desperdiciado por Carlos Tevez (que no debió haber sido sancionado), un remate en el palo del finalmente debutado Wanchope Ábila y alguna que otra situación que podría haber determinado una diferencia mayor. Pero lo que mostró el conjunto de Guillermo en la Bombonera, una vez más, tuvo gusto a poco.

¿Será el regreso de Pablo Pérez la solución? ¿Tendrá que tener su chance Wanchope por sobre un Bou que otra vez no se destacó? ¿Le llegará el momento de debutar a Bebelo Reynoso? Todas cuestiones que debe resolver el DT que sabe que, en dos semanas, comienza una Copa Libertadores en la que los rivales no son todos Temperley.

Comentarios ()