Barcelona 2–0 Espanyol: La Liga de Leo Messi
Lionel Messi Barcelona Espanyol LaLiga 30032019
Getty
Un doblete del argentino en el derbi catalán vuelve a dejar los tres puntos en el Camp Nou para mantener con más seguridad el liderato.

Victoria trabajada del FC Barcelona en el derbi catalán sobre el Espanyol. Leo Messi marcó un polémico doblete -por un gol que podría definirse como en propia puerta- para firmar su sexto esta temporada en la Liga Santander. El conjunto perico llegó al Camp Nou con la idea de jugar en defensa, pero solo aguantó hasta que el argentino tiró de genialidad para poner el primero. Una vez abierta la brecha, los de Rubi se vinieron abajo y no pudieron, bajo ningún concepto, poner en apuros la portería de Ter Stegen.

El Barcelona salió con la clara decisión de ser el dueño y señor del partido. La posesión fue clara para el cuadro azulgrana, que apenas dejaba espacio a un Espanyol que ya planteó jugar con tres centrales desde el minuto 1. La apuesta desplegada por Rubi funcionó bien, salvo por la apuesta de querer mantener el empate a cero hasta el final del partido. A pesar de la apuesta defensiva, el equipo de Ernesto Valverde gozó de algunas oportunidades para haberse ido por delante en el marcador. La primera fue de Messi después de un claro fuera de juego no señalado, aunque el esférico se marchó fuera antes de alcanzar el minuto 10 del primer tiempo.

Unos minutos más tarde, en el 21, Rakitic probó fortuna con un potente remate cruzado tras un contragolpe que sacó punta al palo derecho de Diego López. La última ocasión clara del primer tiempo, siendo la que más peligro llevó, fue para el Barcelona una vez más. Pasada la primera media hora, Messi centró una falta lateral y Víctor Sánchez mandó el cuero a su propia portería tratando de evitar el remate de Piqué. El guardameta gallego estuvo atento para sacar una mano prodigiosa y evitar el primer tanto.

Tras el paso por los vestuarios, el guion seguía el mismo patrón que en la primera parte. EL Barcelona dominaba la posesión y parecía harto improbable que el Espanyol, siquiera, pudiera alcanzar la meta de Ter Stegen. De hecho, el primer remate a portería entre los tres palos de los pericos llegó en el minuto 51. Melendo recibió dentro del área y encontró el disparo con la zurda a la media vuelta, pero manso a las manos del cancerbero germano. Las oportunidades y peligrosos acercamientos seguían siendo del bando azulgrana. Diego López tuvo que volver a meter una mano in extremis para evitar que el remate de Malcom, que acababa de entrar en el minuto 61, pusiera el 1-0 en el marcador.

Sin embargo, contra Messi poco se puede hacer. Además, si viene de la mano con ayuda de uno de tus compañeros, solo te queda rezar para que ese balón no entre con ayuda divina. Así fue como el argentino lanzó una falta picadita con picardía por encima de la barrera para poner el primer tanto de la tarde. Diego López pudo haber llegado a evitarlo sin aparente problema, pero Víctor Sánchez, que parecía llegar con ventaja suficiente para sacar el balón bajo palos, terminó metiendo el balón en su propia portería con la cabeza. Con el 1-0 en contra, el Espanyol se veía superado y apenas llegaba a la meta de Ter Stegen. La remontada parecía improbable y se hizo imposible en el minuto 89 cuando Messi, de nuevo, apareció para poner el 2-0 con un golpeo de primeras a pase de Malcom tras una gran jugada vertical de los azulgrana.

Así las cosas, el Barcelona volvió a sumar tres puntos en una liga de la que es dueño desde hace varias jornadas. Todo parece indicar que el conjunto dirigido por Ernesto Valverde va a hacerse con el campeonato liguero y nada parece frenar el poderío culé. En la próxima jornada, les toca visitar el Estadio de la Cerámica, una salida complicada con el Villarreal jugándose la permanencia. El Espanyol, con la misma pelea que los groguets, aunque con más colchón, recibirán en casa al Getafe.