Barcelona 3–0 Eibar: Los 400 golpes de Lionel Messi
GETTY IMAGES
Luis Suárez brilló con luz propia en la sexta victoria consecutiva del Barça.

El Barça ha cerrado la primera vuelta con una victoria de trámite (3-0) sobre el Eibar, con la que reafirma el campeonato de invierno ya conquistado la pasada jornada. A pesar de que el encuentro no pasará a la historia por el juego desplegado, si será recordado por ser la noche en la que Leo Messi marcó su gol número 400 en Primera División, algo que nadie había conseguido antes. Y ha servido también para que los titulares azulgranas vuelvan a tirar del carro tras el tropiezo de la Copa del Rey.

Más allá del interés por ver cómo se repondría el Barça de la derrota ante el Levante, todas las miradas pasaban por el regreso a la titularidad de Coutinho después de cuatro jornadas ligueras como suplente. El brasileño no decepcionó a quienes creen en él y sirvió la asistencia para que Luis Suárez abriese el marcador. Hubo que esperar veinte minutos para ver el primer remate del encuentro, pero éste fue decisivo.

El artículo sigue a continuación

A partir de ese momento el Eibar, experto en incomodar a su rival, trató de intimidar a los catalanes con numerosas llegadas por las bandas. Mendilibar apostó por dos extremos y un solo punta, siendo Jordán el más incisivo de los suyos, pero ninguno de los cinco remates armeros de la primera parte vieron portería. Los vascos mantuvieron la misma estrategia en la reanudación, de nuevo sin éxito.

Sin embargo, el Barça destapó la caja de los truenos en una jugada de contragolpe con robo de Luis Suárez y asistencia para Messi, autor del segundo tanto a los 53 minutos. El argentino sumaba así 400 goles en la Liga, en la que por otro lado era su primera acción de ataque en todo el encuentro. A partir de ahí, los catalanes iniciaron un asedio sobre la portería de Riesgo que culminó en un tercer gol, obra del delantero uruguayo gracias a un rápido saque de banda de Sergi Roberto.

Ya con todo decidido, Valverde dio entrada a Dembélé y retrasó la posición de Coutinho. El Eibar no pudo hacer nada por recuperar su mejor imagen, más allá de contadas ocasiones a balón parado. Queda por ver si los mismos titulares culés que descansaron ante el Levante, y que ante los vascos han jugado los noventa minutos completos, serán los encargados de solucionar este jueves ante el Levante el error cometido en la ida de la Copa.

Comentarios ()