Nacional estuvo al borde de la hazaña ante Tucumán, pero Almirón equivocó los cambios y se quedó afuera
Atlético Nacional Oficial
El equipo colombiano fue el dueño de la pelota, pero no fue contundente y se despide de la Libertadores.

Un gran partido fue el que protagonizaron Atlético Nacional y Atlético Tucumán en el Atanasio Girardot de Medellín, estadio que extrañamente no se llenó como es costumbre para esta clase de encuentros.

Jorge Almirón planteó un primer tiempo brillante, con una nómina destinada a presionar y jugar muy rápido por las bandas, logrando desconcertar a la defensa visitante, que tuvo en Luchetti a su mejor arma para defender el arco y soñar con la clasificación.

Tucumán fue un equipo bien equilibrado, a pesar de tener ventaja y ser visitante no salió a esconderse y tuvo varias ocasiones para hacerle daño al arco Verdolaga, que estuvo bien custodiado por Cristian Vargas.

Una vez más, las sustituciones se convirtieron en el talón de Aquiles de Almirón, que desarmó el medio campo para darle cabida a jugadores de ataque, desmantelando la generación de ideas que le estaban aportando Hernández y Aldo Leao.

El artículo sigue a continuación

El ingreso de Torres, poco o nada aportó a Nacional, que tuvo una opción clara en los pies del recién ingresa, pero inexplicablemente Torres se detuvo en plena carrera, libre, al arco rival por un supuesto pitazo del árbitro que nunca fue.

La poca presencia de un jugador como Dayro Moreno, quien más allá de dos flojos cobros de tiro libre no aportó a su mayor capacidad, teniendo mayor presencia en el área rival un defensa como Felipe Aguilar, quien remató más veces a puerta que el delantero de Chicoral.

Nuevo fracaso para el proceso de Jorge Almirón, que parece quedar en la cuerda floja al no lograr otra de las metas que se le plantearon al momento de firmar con Atlético Nacional.

Comentarios ()