Atlético de Madrid 3-2 Athletic Club: Godín ahonda en la crisis del Athletic
Última actualización
Los colchoneros remontaron dos veces y terminan llevándose el triunfo en el tiempo añadido

Puede que el Atlético de Madrid no esté desplegando su mejor juego, y puede que su línea de ataque no esté pasando un buen momento. Pero el equipo de Simeone, una vez más, ha tirado de casta para llevarse los tres puntos cuando más complicado parecía. El Athletic se adelantó por dos veces gracias a sendos goles de Iñaki Williams, aunque los errores defensivos le han vuelto a pasar factura. Al final, Godín sirvió los tres puntos al público local con un tanto concedido por el VAR.

El Atlético tuvo que salir con una defensa de circunstancias por las bajas de Lucas y Giménez, y para esta cita recuperaba a un Diego Costa que quiso jugar pese a no estar al cien por cien. Sin embargo, el conjunto rojiblanco terminó la primera mitad sin un solo disparo a puerta. Hubo más peligro en una indecisión entre De Marcos y Herrerín, al comienzo del encuentro, que en las intervenciones de Griezmann y el delantero hispanobrasileño.

Y sin cuajar un papel dominador, el Athletic de Berizzo se mantuvo fiel a su sistema para estrenar el marcador. Susaeta encontró espacio por la banda derecha para desmarcarse y servir una asistencia a San José, quien chutó según le vino. Aunque Oblak logró detenerlo, el balón rebotó en el larguero y de ahí se paseó por la línea de gol, casi como un regalo que Williams no perdonó a puerta vacía.

De cara al segundo tiempo, Simeone dejó en el banquillo a Diego Costa y renovó los extremos con las incorporaciones de Vitolo y Gelson Martins. Ambos cambios pretendían aportar una mayor profundidad en las bandas. Y aun así el empate llegó de la forma menos esperada: a través de un misil de Thomas Partey desde fuera del área en el minuto 60, tan veloz que Herrerín no pudo hacer nada.

El artículo sigue a continuación

No tuvieron los rojiblancos tiempo para celebraciones, pues de inmediato Muniain se sacó de la chistera un pase largo que Iñaki Williams, atento al contragolpe, convirtió en el 1-2 con un remate raso tras ganarle el mano a mano a Oblak. Berizzo no quiso arriesgar más y, además de intentar desactivar a Rodri con el “diez” bilbaíno, dio entrada a Raúl García por Williams para adoptar un sistema defensivo.

Cuando quedaban diez minutos para el final, un saque de esquina botado por Thomas se convirtió en otro empate rojiblanco, esta vez con un testarazo de Rodri al palo opuesto que desencajó a los zagueros.

El Athletic cambió de mentalidad al límite, y se dejó llevar pensando que así podría ganar los tres puntos del Metropolitano que tanto había merecido. Más aún en su complicada situación. Pero esa desesperación les terminó pasando factura: en tiempo añadido, y una vez más a balón parado, Godín remató con molestias físicas un balón prolongado por Saúl. Si bien el árbitro lo anuló en un primer momento, tras consultarlo con el VAR terminó dándolo porque Raúl García rompía la línea. Un duro golpe para el conjunto bilbaíno, que lleva sin ganar desde la jornada inaugural.

Comentarios ()