Toni Kroos, en Goal: "Zidane me dijo que lo mejor viene a partir de los 30"

Toni Kroos (31 años) es un futbolista diferente, en el vestuario, en el césped y fuera. Lo dicen sus compañeros y se nota rápido si le ves desde casa, en el estadio y si le entrevistas. En conversación de media hora analiza su método, plasmado en la Toni Kroos Academy, para la que ha creado una app en español, inglés y alemán, y la actualidad del Real Madrid.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram del Real Madrid y recibe todo el contenido de Goal sobre tu equipo al instante en tu móvil

La Toni Kroos Academy tiene su origen en el #ToniKroosChallenge, ¿verdad?

Sí, la idea empezó durante la pandemia. Buscaba algo que pudieran hacer todos los niños del mundo que no podían ir a jugar al fútbol, para así darles un poco de felicidad. Pensé que era más fácil online, porque pasan muchas horas en casa y todos son muy activos en redes sociales, así que propuse ejercicios. Cuando vi todos los vídeos, más de 1.000, que llegaron, fue increíble. Esta fue la base del proyecto y luego pensé qué más podía hacer. Poniéndolo en inglés, en español y en alemán llegamos a todo el mundo. Y quería hacer algo un poco más profesional, que ayudara de verdad en partidos. Creo de verdad que si lo haces bien y entrenas te convierte en mejor jugador.

'Sport1' escribió: "Kroos se está convirtiendo en el mejor entrenador de niños". ¿Ha cambiado y ya sí quiere entrenar en el futuro, en cantera o en la élite?

No hace falta que sea en el futuro porque ahora lo soy de muchos niños en todo el mundo. Es algo con lo que disfruto porque puedo ayudarles con mi experiencia. No es que alguien me dé imágenes y yo lo haga, es que he visto muchos partidos míos de los últimos años, he buscado cosas importantes y las hemos grabado con explicaciones. Creo en esto. Aún no pienso en ser entrenador profesional, sino más algo con los niños, para poder ayudar a alguien. No me gusta viajar tanto, estar en los hoteles tanto tiempo, pero algo así, eligiendo lo que hago cada día y pudiendo ayudar a muchas personas en el mundo…

En el capítulo ‘Bailando con el Balón’ se inspira en un ejercicio en Valdebebas y explica su finta+recorte. Usted no es lo que se dice un regateador…

Correr mucho con balón no es mi juego, pero hay situaciones en las que lo necesito. En ese capítulo es cosa de tener el balón cerca para tener el control siempre y a la vez la cabeza arriba. Para ser capaz de eso necesitas mucho entrenamiento. Hay algunos jugadores que siempre hacen cosas y funcionan, y mi fútbol no es ir a regatear contra cuatro, sino tener una idea antes de que llegue el rival para no tener que hacer un uno contra uno en velocidad; es importante saber por dónde se mueve para irme al otro lado. Tener esto es más importante para mí: leer y controlar bien el balón para no tener que ser más rápido de pies que el otro, sino con la cabeza.

"Soy un poco especial, no he visto a otro jugador del Real Madrid que se limpie sus botas"

En otro capítulo se ve como se limpia sus botas, que ya no se fabrican. ¿Es habitual eso en un vestuario como el del Real Madrid?

La verdad es que es un poco especial, no he visto a otro jugador en el Real Madrid que limpie sus botas cada día y se prepare así. Yo con las mías soy un poco especial porque es lo más importante para mí en el campo, creo que para mí más que para otros jugadores. Sólo me siento cómodo con esas, no sé por qué, creo que por el material y el color. Ahora cada uno o dos meses cambian el color, el material… Para muchos jugadores no es un problema, les dan botas nuevas y juegan con ellas al día siguiente. Yo soy un poco diferente, me tengo que sentir muy muy cómodo. Hace siete u ocho años que empecé con estas botas, que son perfectas para mí: son blancas, que me gusta el blanco, el material es perfecto, y no quiero otras. Verdes, rojas… esas botas no son mis favoritas. Quiero estas y gracias a Adidas, que las hace todavía sólo para mí, me siento muy cómodo. Las cuido mucho, las preparo antes de los entrenamiento, las limpio después para que estén bien al día siguiente… No he visto que otro lo haga.

¿Qué le dicen en el vestuario de la app?

Me han preguntado, claro, qué es y cómo funciona. También me preguntan que cómo lo hago porque tengo un podcast, una app, tres niños en casa… Pero lo bueno es que aún soy joven y cuando viajamos, por ejemplo en los hoteles, no hago tonterías con ese tiempo. No juego a la Play, aprovecho el tiempo en los aviones y en los hoteles para pensar qué podemos hacer con la aplicación.

¿Cómo valora este inicio de temporada del equipo?

Podemos estar contentos con los puntos que hemos sumado hasta ahora. Algunos partidos han sido muy difíciles, muy igualados, pero al final hemos sido capaces de encontrar un camino para ganar. Esto, además, en el inicio del año, que todos sabemos que siempre cuesta un poco entrar, no puedes jugar a partir de la primera jornada bien, esto no existe. Además, si tienes un entrenador nuevo.

¿Nota a Ancelotti cambiado respecto a la primera etapa?

Tenía muy buena relación en 2014 con Carlo. Como hasta ahora no he podido jugar varios partidos con él, no lo puedo decir exactamente porque no he estado en muchas charlas y todo eso. Sí hay diferencia y sí puedo decir ya que nuestra relación sigue estando muy bien.

"Camavinga está muy bien, ya nos ha ayudado con su energía"

No le llamaría cuando se fue al Bayern…

No, sabía que estoy muy feliz en Madrid. Puede ser que supiera que un día nos volveríamos a ver aquí [risas].

Se está hablando mucho de Camavinga, buen refuerzo para el centro del campo.

Hasta ahora ha estado muy bien. Será más fácil hablar de él en un tiempo, cuando entrene y juegue más con él, pero lo visto hasta ahora en los partidos está muy bien, ya nos ha ayudado con su energía.

También se habla mucho de Fede. ¿Les molesta esa sensación como de que se está pidiendo un cambio generacional para relevar al Casemiro-Kroos-Modric?

No, está bien. No tenemos que decir lo que hemos demostrado en nuestra carrera, también en la última temporada. Además, hay diferencias entre nosotros, creo que Case tiene 29 años, yo 31 y Luka 36. Hay diferencia como para que se hable igual de los tres. Todavía somos capaces de jugar a un gran nivel. Recuerdo una cosa que me dijo Zizou hace dos años, cuando tenía 29 y ganamos tres Champions juntos: que lo mejor, por su experiencia de jugador, era lo que venía, que su mejor tiempo fue a partir de los 30 o 31. Creo que con 31 todavía puedo jugar muy bien al fútbol.

¿Ha hablado con él tras su adiós?

No; no, no, nada. Claro que hablamos en el momento en el que se fue, tuvimos una charla muy buena. Como le conozco, quería desconectar un poco. Tiene la misma visión que yo, está aprovechando su tiempo con la familia de momento. Un día hablaremos de nuevo seguro porque siempre hemos tenido buena relación.

¿Esperan a Mbappé?

En verano dije que me gustaría que viniera un jugador como él, pero que si no llegaba teníamos buen equipo. A ver qué pasa en el futuro, es difícil para mí decirlo porque no soy el que decide. Su calidad no ha cambiado, es un buen jugador y lo que sabemos es que el Madrid le quería fichar pero al final no lo consiguió. Todo esto sigue, también sin Mbappé aquí. Creo que estamos bien y para el futuro no ha cambiado mi opinión: los mejores jugadores tienen que estar en el Madrid y él seguro que es uno de ellos.

Le preguntan desde Goal Alemania si ve a Kimmich como su sucesor perfecto.

No tiene por qué ser mi sucesor: hemos jugado juntos. Y me gustó mucho. Luego le cambiaron un poco la posición y no pudimos jugar en el centro del campo en la Eurocopa, pero antes sí y lo hicimos bien. Le veo muy bien, como futbolista y además con su carácter: siempre quiere ganar, siempre está motivado. Está en una situación muy buena y va a tener un buen futuro, no tengo dudas de eso. Le veo en un perfil un poco diferente a mí, pero muy bueno, y es joven además.

¿No echa de menos ir con Alemania con esta ilusión que hay ahora con Flick?

Sabía que tenemos muy buenos jugadores, con un muy buen futuro. Como conozco a Flick porque trabajamos juntos seis años cuando él era segundo entrenador en la Selección, hablamos después de la Eurocopa, le dije mi idea y lo que quería. No tenía nada que ver con quién era el entrenador, porque me gustaría trabajar con él y sabía que esta Selección iba a tener muy buen futuro. Pero era una decisión más personal. Me hubiera gustado trabajar con él, pero no quería cambiar mi opinión y estoy contento con ella. Le deseo todo lo mejor porque no sólo es un buen entrenador, sino muy buena persona, va a tener un muy buen futuro con Alemania. Mi decisión no era por un aspecto deportivo, sino personal. Quería tener un poco más de tiempo con mi familia, descansar un poco más, concentrarme en el Madrid tras muchos años con la Selección. Hubiera pasado con cualquier entrenador.