Noticias En directo
Barcelona

Todos los fichajes de Bartomeu: más sombras que luces

18:04 CEST 18/6/19
Jeison Murillo Bartomeu Barcelona
El club lleva cinco años con escaso acierto en el mercado y con jugador que se adaptan mal al estilo del Barcelona

Josep Maria Bartomeu ha ganado bastantes trofeos desde que es presidente del Barcelona. Son años de bonanza, son años de Messi y Suárez, el equipo se ha mantenido competitivo durante este tiempo. Y eso a pesar de una lista de fichajes que es difícil de valorar positivamente. Hay algún hallazgoi bueno, como puede ser Lenglet, pero en líneas generales se acumulan los fracasos, los jugadores que no eran lo que se esperaba. 

Arda, Aleix Vidal, André Gomes, Alcácer, Umtiti, Digne, Cillesen, Denis Suarez, Lenglet, Marlon, Yerry Mina, Deulofeu, Semedo, Paulinho, Dembélé, Coutinho, Todibo, Boateng, Murillo, Vidal y Arthur es la lista de cuatro años de presidencia. Justo antes de su llegada entraron en el club Luis Suárez, Ter Stegen o Rakitic, probablemente los últimos fichajes que han cumplido con todo lo que se esperaba. 

En la lista está Umtiti, un jugador que hizo una primera gran temporada pero decayó en la segunda. Es un acierto a medias, algo parecido de lo que se puede decir de Paulinho o Arturo Vidal. No es que no hayan hecho su trabajo es que por cuestión de estilo casi chirrían en este entorno. Arthur todavía es joven para saber en qué romperá, aunque sus primeros compases en el equipo dan buenas sensaciones. Cillesen cumplió con su función de suplente de Ter Stegen y ahora quiere irse, porque se le queda corto y Semedo ha sido un lateral cumplidor, que no brillante. 

De todo lo demás es difícil encontrar palabras que no rimen con el fracaso. Arda, Aleix Vidal, André Gomes, Alcácer, Digne, Denis Suarez, Lenglet, Marlon, Yerry Mina, Deulofeu, Todibo, Boateng o Murillo son (muchos) fichajes de rendimiento escaso o nulo. En algunos de ellos, como Arda o Andre Gomes, se pagó un buen dinero por jugadores que llamaron la atención en sus equipos anteriores pero no se adaptaron al Barcelona. Otros muchos directamente fueron incomprensibles desde el principio, pues pocos pensaron que jugadores como Boateng o Murillo, de este mismo año, de verdad pudiesen tener un hueco en esta plantilla 

Dos casos especiales son los de Demblele y Coutinho. Ellos fueron fichados tras el traspaso de Neymar, un trauma importante para el barcelonismo. Ingresó el club 222 millones por el brasileño y en seis meses se había gastado 105 y 160 respectivamente. Sin contar con los bonus que les han colocado ya en 140 y cerca de 180. Fueron apuestas poderosas, de muchísimo dinero y con un fin claro, hacer olvidar al crack. No lo han logrado, Dembele ha tenido 'flashes' de crack, pero fundamentalmente se ha pasado el tiempo en la enfermeria. Lo de Coutinho es incluso peor, se le recuerdan pocos partidos buenos y ya le buscan una salida.

Bartomeu, a diferencia del Real Madrid, ha tenido una cascada de ayudantes en la dirección deportiva. Empezó con Zubizarreta, pero por ahí han ido pasando otros como Robert Fernandez, Pep Segura o Abidal. Muchos pensando y mucho dinero, pero más bien poco éxito en el saldo final. Habrá que ver qué pasa con los de esta temporada, que han empezado con De Jo