Takefusa Kubo en Goal: “Tengo algo que Jadon Sancho y Hudson-Odoi no tienen”

NXGN Takefusa Kubo, new Real Madrid player
Goal
El japonés del FC.Tokyo entra en el puesto 49 del NxGn 2019 entre los cincuenta mejores jugadores jóvenes del mundo

ENTREVISTA EXCLUSIVA

Takefusa Kubo [4 de junio de 2001, Japón] es el mediocampista del FC.Tokyo, que está mostrando un juego exquisito en esta temporada en la J.League. Cada año, las 37 ediciones de Goal en conjunto elaboran el NxGn con los Mejores 50 Talentos Jóvenes del Mundo , y Kubo ha sido incluido por segundo año consecutivo (2018 y 2019). Ha sido el primer futbolista japonés en entrar en esta lista que elabora anualmente Goal . Entrevistamos a este joven jugador del que Japón se siente especialmente orgullosa, por haber sacado la esencia de una perla .

¿Cómo empezó en el fútbol?
“Siempre estaba jugando al fútbol cuando era un niño. En mis recuerdos siempre estoy pegándole al balón. No recuerdo cuándo fue la primera vez cuando empecé. Como casi todo el mundo intuirá, y así es, era un niño de fútbol”.

¿Fue algo natural entonces, o más bien intentaba evolucionar?
“Simplemente me encantaba jugar al fútbol, no creo que estuviera intentando mejorar”.

¿Cuándo fue consciente entonces de que podía convertirse en futbolista?
“No diría que fue como un punto de inflexión radical, pero cuando empecé Primaria en el colegio me encontré con otros chicos que jugaban bien al fútbol, y eso desembocó en el sentimiento de ‘quiero ser mejor que ellos y ser el número uno’. Entonces me uní al Kawasaki Frontale Sub-10, que era el equipo al que iban los mejores jugadores locales, y aunque el fútbol todavía era nada más que un divertimento, empecé a pensar ya en cómo iba a sobrevivir ahí”.

Entonces acudió al Barça Camp que organizaba el Barcelona, y que le abrió la puerta a la gran decisión…
“Vi un folleto que decía ‘Si te conviertes en el mejor del campamento, podrás jugar un partido con el Barcelona’, así que me apunté. El campamento fue más largo de lo que pensaba. Entonces me llevaron a jugar aquel partido, y pensaba que iba a ser el final, pero me dijeron que podría pasar una prueba. Y así fue. Todo fue bastante bien”.

Pero apenas tenía 10 años, ¿verdad?
“Era un niño sin miedo. Sólo pensaba que me iban a dar una oportunidad de jugar al fútbol con gente que era buena en ello. Nada más”.

EL REAL MADRID FICHA A TAKEFUSA KUBO, EL MESSI JAPONÉS

2019-04-25-takefusa_kubo

¿No sintió que había una diferencia cultural en la manera en la que se hacían las cosas en Japón?
“Creo que el japonés puede ser superior por su mentalidad. El japonés puede ser mejor por su manera de asimilar las estrategias y seguir las órdenes estrictamente como ningún otro. Aun así, sentí que el español tiene un repertorio más amplio para hacer cosas improvisadas que nadie le ha dicho”.

En ese sentido, ¿trató de cambiar su forma de ser?
“Realmente fue más bien que había cambiado ya a su forma de ser cuando me dí cuenta de ello. Como estuve jugando en ese ambiente, simplemente me acostumbré a ello”.

¿Cuáles son sus mejores recuerdos de aquella etapa?
“En la Mediterranean Cup, donde me dieron el MVP tras marcar un gol en la final. Cuando descubrí que habían estado allí jugadores como Neymar o Coutinho en el pasado, me hizo muy feliz. La placa que me dieron por el premio estaba muy bien también. La tengo en mi casa”.

¿Todo son buenos recuerdos de entonces?
“Bueno, no todo… Especialmente ya hacia el final, cuando no era convocado para jugar. Aunque no podía jugar tenía que ir a ver los partidos, y veía a mis compañeros jugando y ganando, pero no podía ser totalmente feliz. Así que cuando volví a Japón y pude volver a jugar, realmente me sentí muy feliz”.

¿Cómo se sintió cuando por fin se materializó su regreso a Japón?
“Al principio, realmente no quería volver. Me había acostumbrado a vivir allí y me sentía muy cómodo en el equipo, así que me preguntaba por qué. Había hecho muchos esfuerzos por hacerme a vivir allí. Y tenía miedo de tener que volverlo a hacer todo otra vez. Sin embargo, a pesar de mis preocupaciones, encajé muy rápido en la vida de Japón de nuevo cuando volví, así que bien”.

Entonces eligió el FC.Tokyo. ¿Qué piensa ahora de su decisión?
“Para ser sinceros, no estaba planificando las cosas a largo plazo y por eso elegí el equipo. Simplemente era porque el FC.Tokyo Sub-15 Academia Musashi era muy fuerte entonces. Dicho esto, pensando en lo que he atravesado desde entonces, el FC.Tokyo tiene un equipo Sub-23 que está ya en J3, y de hecho tienen un ambiente propicio para jugar en la élite muy pronto, así que fue una buena opción después de todo”.

¿Es cierto que una de las razones para escoger el FC.Tokyo fue que Rei Hirakawa estaba en la Academia?
“No le conocía. Sólo una vez que estaba de vuelta en Japón, me enteré de que era un año mayor que yo y que jugaba para Japón, lo que me hizo pensar ‘vaya, hay un jugador como él aquí’. Es un gran jugador”.

Nada más volver, en 2015, jugó en Obihiro el torneo de filiales de Japón (Sub-15), y quedaron subcampeones. Parecía bastante cómodo jugando en ese equipo…
“Me perdí los partidos clasificatorios en verano y me dio rabia. Así que pensaba que tenía que ir a jugar ese torneo y trabajé muy duro para ello. Alcanzamos un buen resultado, aunque perdimos en la final, pero me quedé muy satisfecho por nuestro papel”.

Demostró fortaleza para encajar en ese equipo e incluso en la selección, aun cuando era un grupo que ya estaba hecho…
“Creo que tengo una buena capacidad para comunicarme. Así que debe ser que la estoy utilizando bien”.

Justo nada más llegar a Japón, jugó para el equipo internacional de Japón, que eran un año mayor que usted…
“Cuando llegué me contaron que estaban formando ese equipo Sub-15. Aun así, me encontré algunas diferencias con respecto al fútbol que yo venía jugando. Además, en aquellos primeros días aparecí en varios medios de comunicación, y también fue duro para mí acostumbrarme a ello. Pero todo ello me hizo llegar a donde estoy ahora. Todo fueron buenas experiencias”.

NXGN 2019: LAS 50 MEJORES PROMESAS DEL FÚTBOL

¿Qué diferencias encontró con respecto al fútbol que venía practicando?
“En España no teníamos charlas largas ni nada por el estilo. Tampoco esos ejercicios tan rígidos. En España no teníamos nada como las sesiones de pase y control”.

Es cierto que en Japón tendemos a hacer muchos ejercicios de ‘formación’, sin oponentes siquiera. Como ejercicios de pases uno enfrente del otro. ¿Y se ha acostumbrado ya?
“Sí sí, no hay problema ya. Sólo me sentía extraño con esos ejercicios porque venía de España, así que una vez me acostumbré de nuevo a Japón, no hubo mayor problema”.

Recuerdo que nada más venir dijo que no necesitaba estar en Japón para crecer…
“No quiero tampoco culpar a las situaciones de determinadas cosas, si creces o no, eso dependerá sólo si te esfuerzas en lograrlo por tí mismo. Ya está. Y sigo pensando lo mismo”.

¿Ha mantenido alguna rutina de entrenamiento desde que vino de España?
“No especialmente. Más bien, intento tomar alguna de mis debilidades cuando juego y trato de trabajar en ellas. Siempre intento buscar cosas que mejorar y practicarlas en los entrenamientos. Por ejemplo, si creo que debería mejorar variando la velocidad de los regates, lo practico a conciencia y cuando creo que lo he dominado, paso a otro reto. No miro al pasado sino a lo siguiente que absorber”.

¿Se ve los partidos repetidos?
“No. Pero sí selecciono fragmentos para ver. Por ejemplo, una selección de mis acciones o un periodo de tiempo concreto del partido que recuerdo, y los analizo. A menudo veo acciones repetidas que recuerdo durante un partido”.

 

 

De hecho, recuerda muchos detalles muy concretos de sus partidos en las entrevistas post partido…
“Es que tengo buena memoria [ríe]”.

¿Eso es porque le pone mucha atención a cada acción en la que participa y se conciencia de ellas?
“A veces simplemente juego sin pensar. Pero cuando pienso que lo he hecho mal en una acción, automáticamente lo guardo en mi cabeza, supongo”.

Incluso ahora que ya está jugando en J1, parece que anda digiriendo sus retos uno a uno…
“Mi debut fue en la Levain Cup, y los rivales eran grandes y rápidos… Mi cuerpo no reaccionaba suficientemente rápido. Pero ahora, que me he acostumbrado a la velocidad y la fuerza, las cosas han cambiado. Incluso cuando veo mis vídeos puedo sentir que estoy creciendo. Así que también veo los vídeos para eso”.

He visto un vídeo de su año anterior y parece diferente de alguna manera. ¿Cuál es el cambio más grande?
“Me siento con confianza. Eso es gigante. Incluso cuando cometo un mismo error una o dos veces, me digo a mí mismo que todo está bien y que todavía puedo conseguirlo. Esa es la diferencia de antes a ahora”.

La gente también solía decir de Kubo que tenía que trabajar su faceta defensiva. Y eso también ha cambiado…
“Sabía que iba a ser muy importante tarde o temprano, así que intenté trabajarlo. Hay muchos equipos diferentes en el mundo. Y los equipos que sólo atacan son muy escasos. Quiero llegar a ser un jugador demandado para cualquier equipo del mundo al que pueda unirme. Si no puedo llegar a ser un jugador completamente perfecto e inmaculado, al menos estar lo más cerca posible de ello”.

¿Tiene alguna preferencia sobre cómo debe ser su estilo de fútbol?
“No. Creo que todas las oportunidades de jugar en cualquier partido me guían a mejorar mi fútbol, así que no tengo ninguna preferencia tampoco. Honestamente, quiero ser un jugador que pueda adaptarse a cualquier estilo de fútbol, y creo que eso me hará crecer”.

En ese sentido, ¿unirse a Yokohama Marinos en mitad de la pasada temporada y probar un fútbol diferente fue bueno para usted también?
“Bueno, para ser sinceros, era difícil para mí quedarme en FC.Tokyo en aquel momento y revertir esa orden. Así que, en esas circunstancias, fui a Yokohama, que me estaban siguiendo. Hubo cosas buenas y malas, pero pude experimentar el pelear por entrar en el equipo en entrenamientos duros que me hicieron sentir que debía jugar en J1. En aquel entonces, me seleccionaron para un equipo de un año mayor que yo (Japón Sub-22 para Tokyo Olympic), y sentí que debía encajar en ese equipo. El cambiar de entornos me hizo tener distintas perspectivas, y también me hizo desear un objetivo mucho mayor”.

¿Cuáles fueron esas distintas perspectivas?
“Que todos los equipos juegan al fútbol de manera diferente, y entrenan diferente. También los campos son diferentes. Compañeros, entrenadores, demandas… todo es diferente. Lo único es que todos entrenamos para la victoria y formamos un equipo para ello. Eso sí es igual. Así que aprendí que, en busca de los resultados deseados, debía atender las demandas del manager y su cuerpo técnico, llevarme bien con los compañeros, y estar seguro de hacerme con el equipo entero. No más ‘yo mismo’, sino que ahora podía pensar en ‘qué es lo que el equipo necesita de mí’. En otras palabras, ahora pienso más en qué clase de jugador debo ser para jugar en los partidos. Más que nunca”.

NXGN Takefusa Kubo, new Real Madrid player

NXGN 2018: LAS 50 MEJORES PROMESAS DEL FÚTBOL MUNDIAL

De vuelta al FC.Tokyo con esa experiencia, las opiniones sobre usted empezaron a cambiar desde la pretemporada…
“Lo principal que pensaba era en que tenía que confiar en mí. En la pretemporada, cuando cometía errores, intentaba pensar en que podría hacerlo la siguiente vez. Y jugaba con conciencia y mente positiva. He crecido en distintos entornos, he crecido por mis propios esfuerzos, entonces jugaba diciéndome a mí mismo ‘tú puedes hacerlo’. Y esa actitud me llevó a jugar mejor que cuando estuve anteriormente en FC.Tokyo”.

¿Se puede decir que la asimilación de su propio crecimiento le hizo cambiar las sensaciones en torno a su juego?
“Todavía tengo mucho más por hacer. Ahora pienso que podría hacerlo, pero sólo acabo de llegar a ese nivel en el que creo que debería estar. No estoy satisfecho con mi nivel actual. Pero sin embargo ahora siento cierta paz mental”.

Así que, después de todo, no está todavía satisfecho. Decía antes que quería contribuir más en defensa y mejorar su efectividad de cara al gol…
“¡Justo! Y también es importante aprender cómo puedo proceder en la zona de peligro. Pero eso llegará sólo después de afrontar esa situación muchas veces. ¿Y cómo podría? También soy consciente de ello”.

¿Se refiere al gol?
“Es el resultado visible, claro. Es decir, marcar goles es clave. Hay gente que piensa que está bien mientras marque gol, aun cuando no juegue bien. Y puede ser importante pensar de esa manera”.

¿Hay muchos delanteros así en España?
“Llena [ríe]”

¿Les imita?
“No, no tengo esa mentalidad en absoluto. Pero les entiendo, de verdad. En ese sentido, está bien explorar ambas mentalidades”.

El jugador que genera resultados y juega bien…
“Eso es. Jugar bien y dar resultados al mismo tiempo. Quiero ser un jugador que persiga ambas cosas”.

Parece que también ha crecido físicamente…
“Nunca pensé que era más débil físicamente que ningún otro, ni siquiera la pasada temporada. El quid es cómo usar tu cuerpo. Y eso después de todo te lo da la experiencia. No he cambiado nada especial, pero sí que la experiencia acumulada está empezando a florecer ahora”.

Pero he escuchado que tiene su propio preparador físico…
“No he empezado nada nuevo desde el año pasado. Probablemente los resultados de lo que he ido acumulando están ahora floreciendo en mis partidos. No entreno más siquiera”.

¿Puede ser simplemente porque aún se encuentre en periodo de crecimiento?
“¡Sí! Creo que todavía tengo que crecer más en altura. Si no jugase al fútbol, me gustaría medir 1,85m.  Pero me gusta mi estilo actual, así que no necesito crecer tanto. Estaría bien si alcanzo 4-5 cm más de altura”.

¿Cómo se imagina en el futuro?
“En lo que se refiere al fútbol, siempre deseo estar en el top. Estoy más centrado en el próximo paso adelante que en mi propio futuro, e intento no gastar esfuerzos en ello. Si resulta, ¿entonces cómo lo veo y hasta dónde podré llegar? Veo mi potencial e intento subir la escalera paso a paso, peldaño a peldaño”.

¿No le gustaría volver a Europa de nuevo y probarse allí?
“Por supuesto. Me gustaría jugar en alguna de las cuatro ligas europeas. Ha sido siempre mi objetivo desde pequeño el jugar con los mejores jugadores y al más alto nivel. No sé cuál será la liga de nivel más alto cuando yo pueda unirme, pero espero ser jugador de la mejor liga posible”.

¿No hay un club en particular al que le gustaría ir entonces?
“Exacto. Quiero ser un jugador que sea requerido por el mejor equipo, y entonces espero poder ir a ese equipo. Aunque tampoco sería mala idea unirme al segundo mejor equipo e intentar derrotar al mejor”.

Tiene esa mentalidad competitiva todo el tiempo…
“Puede ser. Para ser sincero, estoy muy cómodo en Japón ahora mismo. A veces incluso pienso que ojalá Japón fuera la mejor liga del mundo. Pero la realidad es que no es así. Hay ligas mejores en el mundo, así que quiero crecer para poder ir a ellas. Quiero mantener esa actitud”.

NXGN Takefusa Kubo, new Real Madrid player

Bueno, si está a gusto con su actual situación, también tiene la opción de no buscar retos…
“No estoy satisfecho con la actual situación. ¡Para nada! Me siento incompleto. No suelo decirlo así, pero soy todavía un jugador de 17 años. Hay mucho más por venir. Debo pensar que mi futuro será brillante, y hacer todo lo posible por crecer lo más lejos posible”.

Es cierto que nunca se excusa en que tiene sólo 17 años…
“Eso es. Lo dije antes sólo para explicar que tengo una larga carrera por delante aún. Nunca estoy pendiente de mi edad en el campo, y si alguien me dice en el campo que soy joven, le digo que vale y ahí se queda todo [ríe]”.

El otro día estaba hablando con Daiki Hashioka, de los Urawa Reds, y me dijo: “Kubo se piensa que soy su compañero de clase”.
“No hay otro jugador de mi edad en el equipo olímpico, pero intento comunicarme con los más mayores. Elijo a alguien a quien vacilar y voy a por él [ríe]”

Así que vacila a Hashioka… ¿Y quién le vacila a usted?
“A veces pasa. Sobre todo cuando estoy en Tokyo [ríe] Pero está bien. Todos pueden vacilar y ser vacilados. Me gusta así”.

En el equipo de Japón Sub-17 había mucha ‘novatada’ entre todos…
“Todos participábamos en la Sub-17 [ríe]. Como en los cumpleaños. Pero ya no lo hacemos en el equipo olímpico. Todos hemos crecido ya [ríe]”.

¿Cómo valora estar en el equipo internacional de Japón?
“Bueno, estar con la selección de Japón significa que estoy, por lo menos, entre los once mejores jugadores del país, se podría decir. Es un orgullo ser reconocido así. Luego, por supuesto, los criterios de selección dependen del seleccionador, pero espero seguir siendo seleccionado independientemente del estilo de fútbol de Japón en cada momento”.

Parece que siempre acaba volviendo a esta cuestión. ¿Es un gran objetivo para usted ser internacional?
“Sí. Soy japonés. Es el objetivo”.

¿Está pendiente del Mundial?
“Sí, siempre lo he estado viendo por televisión, y cuando el Mundial se está jugando, el mundo se excita tanto que la gente se larga del trabajo para ir a casa a ver los partidos. Es un evento especial. Para mí también, me he quedado en vela por las noches para ver los partidos. En el último Mundial de Rusia tuve suerte de poder ir y verlos en directo allí. Cómo podría decirlo… ¡fue espectacular! Estuve viendo los partidos como un espectador más. Pero claro, prefiero ser yo al que vean que ser yo el espectador. En ese sentido, me hizo querer jugar allí”.

Estuvo en Rusia como miembro del equipo Sub-19 e incluso entrenaron con la Absoluta…
“Entrenar y jugar un partido son cosas completamente diferentes. Por supuesto, los jugadores internacionales siempre trabajan al 100%, incluso en los entrenamientos, pero cuando están en los partidos, están por encima del 100% incluso, y dando el 120%. Y precisamente porque les vi entrenando y yo estaba con ellos, entendí que en los partidos se puede dar más. En ese contexto, fue una experiencia increíble”.

Volvamos al Mundial Sub-20 de Corea (2017) y al Mundial Sub-17 de India ese mismo año. Usted disputó ambos torneos con diferentes equipos… [Japón cayó en ambos en octavos de final]
“El Mundial Sub-20 fue bastante inspirador. Porque había muchos jugadores que ya estaban jugando en la élite por todo el mundo. De hecho, uno de los jugadores a los que empecé a seguir entonces jugó la Champions League un año después”.

Hay muchos jugadores que ya están en sus selecciones absolutas de entre los rivales que tuvo Japón…
“Sí, y algunos jugando en ligas europeas también. Cuando veo los partidos, reconozco varios nombres en plan ‘oh, he escuchado antes ese nombre, estuvo allí’. Entonces pienso que varios jugadores de ese Mundial Sub-20 se convirtieron en futbolistas así. Y también siento que cuando tenga 20 años, yo debería ser así también. Había muchos jugadores que eran realmente excepcionales por su habilidad”.

¿Sintió que el nivel era ‘alcanzable cuando crezca’ o que era ‘difícil de alcanzar’?
“Nunca sentí que fuera difícil de alcanzar en absoluto. Y al mismo tiempo, sabes que hay jugadores todavía más formados. Pensaba en que la flor y nata del Mundial Sub-20 debe ser seleccionada de entre los grupos con jugadores más mayores y ni siquiera es así. Eso me hizo pensar que cuando tuviera 20 años lo mismo no debería seguir jugando para la Sub-20. Bueno, estando en la Sub-20 eres consciente de que estás por debajo de la edad. Dicho esto, cuando fuimos eliminados con la Sub-17 me frustó mucho… Pensaba que era un partido que debíamos haber ganado [perdieron ante el campeón Inglaterra en penalties].

También jugó ante Francia en la fase de grupos y también sintió que debían haber ganado ese partido…
“En cuanto a ese partido, creo que estuvimos un poco confiados antes del partido. No esperábamos perder así (1-3). Pero lo afrontamos bien, con mucha concentración ante Inglaterra, así que debimos haberlo hecho mejor. Ellos jugaron muy bien, claro, pero nosotros también tuvimos oportunidades. Yo mismo las tuve. Si las hubiera marcado, habríamos ganado. Cuando perdimos por penalties, pasaron muchas cosas por mi cabeza. Es más, cuando vi que Inglaterra siguió progresando ante Brasil y España, ganando el Mundial incluso, entonces pensé ‘¿qué hubiera pasado si hubieras marcado y hubiéramos ganado ese partido?’”

¿Tanto se arrepintió después de todo?
“Sí. Totalmente”.

En aquella selección de Inglaterra había jugadores que ahora están ya con la Absoluta. ¿No fue entonces un punto de partida?
“No pude enfrentarme a Jadon Sancho, del Borussia Dortmund”.

Se fue antes de octavos de final porque fue demandado por su club, ¿verdad?
“Sí. Me enfrenté a él una vez anteriormente con la Sub-15, y siempre había pensado que era un gran jugador desde entonces. Pero nunca me imaginé que podría llegar a ser el jugador que ha terminado siendo. Así que esperaba jugar en el mismo campo con él. Entre los jugadores a los que me he enfrentado, pensaba que Hudson-Odoi era realmente increíble. Lo está haciendo muy bien ahora en el Chelsea, y me sorprendió mucho que nuestro lateral Hinata Kida (con fama de sólido) fuera superado por él aquel partido. Jugadores como Hudson-Odoi y Sancho, que son muy veloces, pueden estar en la Absoluta a pesar de su edad. Aun así, creo que tengo algo que ellos no tienen, y los partidos internacionales son los lugares donde puedo probarme. Así que espero poder probarlo”.

¿Qué tal Phil Foden, del Manchester City? Fue el MVP de aquel Mundial…
“No es el mismo tipo de jugador que los otros dos, que tienen una excelencia visible, por ejemplo en su velocidad de pies. Pero para aquellos que entienden de fútbol, es un jugador con muchos ‘trucos’, muy hábil. Tiene una manera única de manejar el balón. Entiendo que es la intención entre los jugadores del City. El día que juegue en las mejores ligas europeas, podré enfrentarme a ellos definitivamente”.

Así que ve mucho fútbol internacional al fin y al cabo…
“Siempre que puedo. Veo mucho la Champions League”.

¿Qué tipo de jugador le gusta?
“Como no soy muy rápido, me gustan esos jugadores que tienen una velocidad arrolladora. Es muy divertido”.

¿Cómo Mbappé?
“Y también como Douglas Costa. Esos jugadores me hacen soltar un ‘Wow, increíble’”.

Ese tipo de extremos que pueden batir a los laterales…
“Y también ese tipo de jugadores que me hacen sentir que yo no podría hacer nunca tijeras como hacen ellos. Admiro a esos jugadores que pueden hacer cosas especiales que yo no puedo”.

¿Qué le parece Cristiano Ronaldo?
“Su físico es realmente increíble. Es un gran jugador. Pero prefería la forma en que jugaba cuando era más joven. Cuando jugaba en el Manchester United, que venía desde la banda con su velocidad y esa capacidad de regatear”.

¿Le gusta la posición de extremo?
“Quizás. Los extremos están en las zonas más liberadas y tienen oportunidad de driblar. En ese sentido son los más divertidos de ver, creo”.

¿Y de equipos? ¿Tiene alguno preferido, en el pasado o actualmente?
“Ninguno en especial. Aunque el equipo que creo que juegan el fútbol más interesante es el Liverpool. Siento que son increíbles cuando veo sus partidos. No es lo mismo decir que son mis favoritos, sino más bien que son increíbles”.

El Liverpool tiene atacantes muy rápidos también. ¿Le gustan los equipos así, verdad?
“Sí, después de todo. Jugadores rápidos y habilidosos. Todos los equipos grandes tienen este tipo de jugadores, y cuando los veo me parecen increíbles”.

Ese estilo de juego es el preferido para aquellos jugadores que tienen el control, ¿verdad?
“Es genial tener un jugador así. Entonces yo no tengo todas las marcas, y pueden hacer mi trabajo más fácil. Me viene a la mente la imagen de ponerle como cebo y entonces entrar yo. De todas formas, lo mejor es que son divertidos de ver”.

Le gustan jugadores que tengan estilos diferentes al suyo, ¿eso significa que no tiene referencias de las actuaciones de otros futbolistas?
“Cierto, no es mi postura. Cuando veo partidos en los que no juego, simplemente trato de disfrutar más que analizar. Como un espectador, vamos [ríe]”.

Simplemente le encanta el fútbol.
“Sí. Amo el fútbol”.

El artículo sigue a continuación

¿Qué me dice de la J League?
“El rey de la J League, Kawasaki Frontale, es impresionante como equipo más que como jugadores individuales. Mantienen la posesión desde la primera parte y creo que podrían estar pasándose el balón para el resto de nuestras vidas. En algún momento pienso que terminarán pronto, y entonces miro mi reloj y sólo han pasado 15 minutos [ríe]”.

Si le dijera a un aficionado del mundo ‘mire a Takefusa Kubo y disfrute’. ¿Qué le gustaría destacar de sí mismo?
“No sé. Creo que diría  que quiero que la gente vea mi juego actual y mi crecimiento futuro”.

¿Algo como ‘Evolucionaré más y más’?
“Sí. Algo así. Actualmente estoy en el puesto 49 del NxGn de Goal, pero creo que debería estar más alto. Así que trabajaré duro y lo probaré mostrando mi crecimiento”.

Cerrar