Superclásico 184: Los que se quedaron fuera por no acomodarse

Comentarios()
Pinares, Schultz, Campos y Guerra son algunos de los ilustres cortados de cara al juego más importante del campeonato chileno en su edición 184.

Colo Colo y Universidad de Chile se decidieron. El once que enviarán a la cancha, para jugar el Superclásico, se ajusta a las condiciones esperadas: formaciones estelares que no resisten rotación ni sorpresas. Y mientras los 18 elegidos de cada lado buscarán el éxito personal y grupal en el Monumental, otros tendrán que mirar la fiesta mayor vestidos de civil.

EN VIVO: Colo Colo - U. de Chile

El artículo sigue a continuación

Por el lado blanco, destaca la ausencia de César Pinares y Felipe Campos -citados-, dos que fueron titulares en la más reciente caída popular en Calama, ante Iquique, y dos que coinciden en otro factor que los condena: todavía no se asentaron en un puesto dentro de la cancha, al menos en el proceso de Héctor Tapia. Pinares fue de los más activos en el norte, pero le juega en contra su mala toma de decisiones en tres cuartos de cancha y su bajo acierto frente a los arcos rivales. Siendo uno de los protagonistas del juego ofensivo, nunca marcó desde que volvió a la casa que lo formó. Por intentos no se quedó. Campos, por su parte, perdió su espacio entre lesiones, el cambio de esquema y la consolidación de Opazo y Pérez en las bandas, dos que se validaron en Copa Libertadores. Maturana, Carvallo, Aguilera, Véjar y Danny Pérez completan la lista de cortados.

En el otro bando, el azul, Frank Darío Kudelka restó a última ahora a Franz Schultz, el citado número 19. El mismo que pidió no reemplazar a Jean Beausejour por la izquierda y que terminó borrado ante el retorno del bicampeón de América. Sus bajas actuaciones, además del convencimiento que le generaron por fuera Rodrigo Echeverría y Matías Rodríguez ante O'Higgins, dejaron sin su lugar al Coreano, que se suma a Contreras, Cooper, Rozas y Guerra (sorpresivo, por sus cualidades en el área contraria) como la comitiva de restados. La fiesta no es para todos.

Cerrar