Noticias En directo
Copa Oro

La Selección mexicana da su peor partido en la era Martino contra Haití

7:18 CEST 3/7/19
Jonathan dos Santos Héctor Moreno Selección mexicana 030719
El Tri cumplió con el objetivo, pero el cómo y las formas dejan una laguna de dudas para el futuro.

Por: Salvador Pérez | Twitter: @YoSoyChavaPerez


Más allá de que la Selección mexicana derrotó por la mínima diferencia a Haití y se clasificó a la final de la Copa Oro 2019, quedó en evidencia que afrontaron el más deficiente encuentro desde que Gerardo Martino asumió la dirección técnica. 

Aún cuando no tuvieron al Tata en el banquillo, el combinado nacional no supo cómo hacerle partido a un rival que había llegado como cenicienta al encuentro, en medio de una historia mágica que comenzó con el invicto en la fase de grupos, sumando tres victorias y recibiendo únicamente dos goles para cerrar con la derrota a Canadá en cuartos de final. 

Incluso fue peor que el enfrentamiento ante Martinica en la fase de grupos, donde el Tri mostró alternativas en la alineación titular, con complicaciones para quedarse con los tres puntos. César Montes, Fernando Navarro y Jonathan Orozco habían sido titulares en la victoria por 3-2 en Charlotte, Carolina del Norte. 

La fórmula del arranque del proceso no le funcionó al rosarino, mostraron deficiencias en todo su parado, desde atrás hasta adelante. Hombres como Carlos Salcedo, Héctor Moreno, Jonathan Dos Santos, Edson Álvarez, Rodolfo Pizarro y Roberto Alvarado prácticamente no cumplieron a las expectativas. 

México fue incapaz de hacer gol. Tuvo que llegar un penal sumamente dudoso para que abrieran el marcador en Phoenix. Al argentino debe preocuparle que no puedan hacerse presentes en el partido a diferencia de otros encuentros en los que sobraban las anotaciones. 

Ahora es una situación que deberá resolver en próximos entrenamientos de cara a la final del torneo de la Concacaf en el que enfrentarán a Estados Unidos o Jamaica. Cualquiera de ellos no será sinodales sencillos, por lo que hay problemas que habrán de afinar. 

La marca invicta de Martino al frente de México sigue en pie, pero volviendo a mostrarse como esta ocasión, aparecerán los nubarrones de una era que va de más a menos hacia Qatar 2022