Noticias En directo
Serie A

Se despide Andrea Pirlo, el último artista en una era de atletas del fútbol

15:50 CET 6/11/17
Andrea Pirlo composite
El centrocampista ha anunciado que deja el fútbol después de haber hecho historia en este deporte.

Italia ha producido magníficos centrocampistas a lo largo de los años. Valentino y Sandro Mazzola, Gianni Rivera, Giancarlo Antognoni, Marco Tardelli, Rino Gattuso, Daniele De Rossi - la lista sigue y sigue. Pero un jugador supera todas estas estrellas, el maestro Andrea Pirlo.

Pirlo anunció que se retira del fútbol tras jugar su último partido con el New York City FC. "Uno se da cuenta de que ha llegado el momento. Todos los días tienes problemas físicos. A mi edad, tienes que decir: suficiente. No puedes seguir hasta que tengas 50 años", dijo el jugador de 38 años a Gazzetta dello Sport.

Andrea Pirlo dirá adiós al fútbol este diciembre

Desde que hizo su debut en la Serie A con su club natal, el Brescia a los 16 años, Pirlo ha cautivado al público de todo el mundo. El fútbol es tan tribal, especialmente en Italia, que es muy raro encontrar un jugador de clase mundial que trascienda los colores del club y las fronteras nacionales. Junto con los gustos de Javier Zanetti, Paolo Maldini y Gianluigi Buffon, Pirlo es adorado por casi todo el mundo.

Él es adorado porque es único. El Architetto (el arquitecto) se desliza sin esfuerzo sobre el campo, moviendo la pelota a sus compañeros de equipo como un maestro de ajedrez y sus tiros son pura belleza.

Para los puristas del juego, Pirlo lo tiene todo. No cabecea, ni entra, se podría decir que es lento pero tiene una capacidad técnica y táctica intachable. Por eso es venerado en Brasil, donde gusta el fútbol con riesgo y despreocupación del que es bandera.

"Andrea Pirlo es el jugador más brasileño de todos los europeos y es el primer jugador que ficharía si tuviera que hacer un equipo de ensueño”, comentó el ex seleccionador brasileño Dunga, que irónicamente cambio el estilo de la Seleçao.

De hecho, ahora vivimos en la edad de los atletas. Los cambios en las reglas, los avances médicos, los balones de fútbol sintéticos y la consiguiente evolución táctica y el aumento de la velocidad del juego han empujado a la mayoría de los artistas como Pirlo fuera del deporte. Él es más adecuado para los años 80 cuando el juego fue más lento, más técnico y efectivo.

"Es un personaje con clase, un hombre que lidera el equipo usando todas las armas que algunos consideran anticuadas, sin embargo, para mí, son insustituibles: el engaño, la pausa, la precisiónTodo esto es exactamente lo opuesto de esa palabra que está tan de moda hoy y tal desastre para el juego: ‘intensidad", dijo Jorge Valdano.

"No siento presión... Pasé la tarde del domingo 9 de julio de 2006 en Berlín durmiendo y jugando a la PlayStation. Por la noche, salí y gané la Copa del Mundo", comentó.

Pirlo fue el cerebro y el corazón de uno de los mejores clubes de la Liga de Campeones. Junto con Gattuso, Clarence Seedorf y Kaká, el Milan alcanzó tres finales de la Liga de Campeones, una semifinal y cuartos de final en cinco años en los mediados ganando dos títulos y perdiendo otros dos.

Su buena sociedad con Gattuso fue vital ya que Italia puso fin acabó con una espera de 24 años para finalmente levantar una cuarta Copa del Mundo en el verano de 2006. En Alemania, Pirlo encabezó las listas de asistencias y fue el MVP. Marcó su primer gol del torneo ante Ghana y ayudó a Marco Materazzi a empatar en la final sobre Francia, también anotando en la tanda de penaltis.

Al igual que cualquier gran jugador, demostró que sus críticos estaban equivocados cuando muchos lo criticaron después de que dejó el Milan. A sus 33 años, disfrutó quizás de la mejor temporada individual de su carrera. Él era el catalizador para el nuevo club, la Juventus, que había estado en un mal momento desde la crisis de Calciopoli, Ganeron el Scudetto sin perder un partido antes de jugar la Euro 2012, donde fue clave para ser subcampeones.

Al igual que cualquier gran jugador, demostró que sus críticos estaban equivocados cuando muchos lo criticaron después de que dejó el Milan. A sus 33 años, disfrutó quizás de la mejor temporada individual de su carrera. Él era el catalizador para el nuevo club, la Juventus, que había estado en un mal momento desde la crisis de Calciopoli, Ganeron el Scudetto sin perder un partido antes de jugar la Euro 2012, donde fue clave para ser subcampeones.

Fue nombrado Jugador del año de la Serie A, manteniendo el honor en las próximas dos temporadas en la que los bianconeri construyeron una dinastía. La Juve está actualmente en un tramo de seis años ganando la Serie A. La única verdadera decepción durante su etapa en Turín fue su último partido para el club en 2015, ya que la Juve sufrió una derrota por 3-1 en la final de la Liga de Campeones ante el Barcelona en Berlín. Rompió a llorar en el centro campo del Olympiastadion y se quedó sin un triplete histórico.

En sus dos años y medio en el New York City FC marcó sólo un gol, pero cuando llegó a Estados Unidos estaba claro que estaba acabando su carrera. De hecho, ha hecho más que suficiente historia durante una brillante carrera. Él ha ganado casi cada título importante para el club y el país, seis Scudettos dos UEFA Champions League, un campeonato del mundo. Hay quien cree que habría ganado el Balón de Oro en 2012 si Italia no hubiera perdido la final de la Eurocopa, el único trofeo que se le ha resistido.

"Pirlo es un genio. Junto con Baggio, creo que es el mayor talento que el fútbol italiano ha producido en los últimos 25 años ", indicó  Gianluigi Buffon.

"La historia lo recordará como uno de los mejores de siempre, ha logrado todo", dijo su ex compañero, Samuele Dalla Bona, a Goal tras conocer que se retirará.

Lo cierto es que nunca habrá otro jugador tan único como Pirlo. No sólo es el mejor mediocampista de Italia y uno de los grandes de todos los tiempos en su posición, es quizás el último artista del fútbol en una era de atletas.