Noticias En directo
Barcelona

Rafinha y el Barcelona dan el paso al frente

22:53 CEST 24/10/18
Rafinha Barcelona Inter Champions League
Sin Messi es el brasileño quien resuelve ante el Inter tras un partido en el que el cuadro azulgrana recupera la solidez de la temporada pasada.


GOALEDITORIAL

Tenía que ser "todo el equipo" quien diera el paso al frente tal y como pedía el entrenador, Ernesto Valverde, para sustituir a Leo Messi sin comprometer el resultado y los jugadores respondieron. El grado de concentración y solidez fue el mismo que durante (casi) toda la temporada pasada, cuando salvo en contadas ocasiones el Barcelona formó como un bloque de hormigón armado allí donde fue.

De algún modo Valverde logró que sus jugadores lograran que de la necesidad -la de sustituir a la razón de ser el juego azulgrana- naciera la virtud -el inquebrantable rendimiento ante el Inter de Milán en particular y en la Champions League en general-. El Inter fue apenas un invitado de honor en esta nueva versión del Barcelona sin Messi que logró olvidarse del rosarino a través del colectivo.

El cuadro azulgrana no concedió ni un solo remate a puerta en todo el primer tiempo y cuando lo hizo, ya en el segundo, ya ganaba por 1 a 0 tras una buena jugada de Luis Suárez que culminó Rafinha Alcántara, elegido como sustituto -que no heredero- de Messi. El brasileño fue el perfecto ejemplo de lo que requería Valverde. Y en un contexto en el que el orden, la disciplina y el equilibrio que presenta su perfil resultaron ser la medicina que necesitaba el Barcelona, cada vez más lejos del juego, a veces explosivo, a veces intrascendente, de Ousmane Dembélé.

Sus prestaciones ante el Sevilla no convencieron a Valverde, que se inclinó por un Rafinha que sí dio el paso al frente que requirió el técnico, marchándose visiblemente satisfecho del terreno de juego tras superar a su hermano Thiago como goleador tras alcanzar los doce goles con la camiseta del primer equipo. Tras su salida Jordi Alba estableció el 2 a 0 definitivo en un partido que marcará tendencia.

Porque quien sustituyó a Rafinha no fue el francés sino Nélson Semedo, buena prueba de que el Barcelona ha echado a andar, una vez más, sin Dembélé. Pero con Rafinha. Sus características y su gol han llevado al Barcelona a liderar el grupo B de la Champions League en solitario y a afrontar el Clásico con la moral a tope tras saldar los dos primeros partidos de esta semana grande con victoria.