¿Quién es Diego Lainez, la promesa y nuevo fichaje del Betis?

Comentarios()
Getty Images
Siempre quiso dar el salto a Europa y dejó todo por conseguirlo. Con apenas 18 años, tendrá la oportunidad de jugar en La Liga.

México es un país que no está acostumbrado a tener figuras menores de 20 años, sin embargo, el panorama podría cambiar muy pronto con Diego Lainez, un fino y habilidoso volante zurdo con una calidad muy por encima del resto de jugadores de su generación.   Y es por eso que Betis hizo oficial su fichaje en el mercado de invierno .

Con tan sólo 18 años, el elemento mexicano ya ha deslumbrado al mundo en Toulon , uno de los torneos en donde los visores de los principales equipos acuden en busca de las nuevas figuras.

Lainez acaparó todas las miradas y se dijo que equipos de Francia y España ya estaban siguiendo sus pasos para llevarlo a sus filas y catapultarlo a los primeros planos.

A pesar de que México quedó como subcampeón en Toulon, lo hecho por Diego quedará para la posteridad y prueba de ello es que fue nombrado como el mejor jugador del torneo.

"Voy a ser el niño más infeliz de Tabasco", reclamó Diego a su madre cuando se negó a dejarlo salir de casa tan pequeño para perseguir el sueño del futbol. Él lo pidió y su padre, Mauro Lainez, fue quien lo llevó a probarse en el América, la sonrisa de su hijo los convenció de que era el camino correcto. 

El menor de los Lainez se ponía la camiseta de las Águilas desde niño y nadie le pudo quitar la idea de jugar en ese club, ni siquiera el interés del Pachuca por retenerlo lo persuadió. Los Tuzos lo vieron primero y como en tantas otras historias el responsable fue Ángel 'Coca' González: “ Dieguito fue a un Mundial Infantil a Corea con los Tuzos, pero él lloraba por el América. Es un niño 100 por ciento americanista. Me decía ‘Profe, déjeme irme al América", declaró a ESPN.

Cuauhtémoc Blanco y Salvador Cabañas lo enamoraron, aunque lo suyo es casi de nacimiento como cuenta su padre, y cuando tuvo la oportunidad de mostrar cuánto deseaba quedarse, fue determinante. Era un día de pruebas abiertas, Jesús Ramírez estaba a cargo y lo llamó para jugar más tarde con su categoría, marcó y se quedó. 

Tras las pruebas, Diego no volvió y seguramente está entre los lamentos del Pachuca.  Con apenas 13 años aprendió el significado de sacrificio, dejó a su familia y la comodidad de la vida adolescente por el ritmo del jugador que está en examen permanente, a cambio de una promesa que solo algunos pueden contar: el debut profesional. 

"¿Quién se va a querer desprender de sus hijos a los 12, 13 años?", confiesa para TDN Mauro Lainez. Tres años más tarde, su hijo piso el campo para hacer historia con América, incluso sin haber anotado en la máxima categoría. Diego se convirtió en el tercer jugador más joven en debutar con las Águilas y el primero en torneos cortos. 

Ricardo La Volpe quote

La apuesta del entonces técnico Ricardo La Volpe con el "niño" fue arriesgada. Lainez no había pasado por la Sub-20 pero ya tenía experiencia en las divisiones menores de la Selección Mexicana y lo vio listo para hacer frente al peso de la camiseta y de un estadio repleto. Lo presentó en Copa MX y un par de días más tarde, el 4 de marzo del 2017, le pidió acelerar el calentamiento para ingresar a cambio de José Guerrero en la Liga MX

Diego hizo lo que sabe, corrió, encaró y hasta sirvió para Silvio Romero, quien no concretó la ocasión pese a estar frente al marco. No falló a la confianza que le argentino cargó sobre sus hombros, pero el cambio en el banquillo pausó su desarrollo en la Primera División. 

Miguel Herrera manifestó su desacuerdo, criticó la aceleración que La Volpe obligó en su proceso   y lo regresó a las divisiones inferiores. Lainez arrancó el Clausura 2018 con la Sub-20 y ante la necesidad, el Piojo lo incorporó al primer equipo desde la jornada 14. 

El desequilibrio que imprime como extremo sigue siendo marca de su carácter arrojado, no se deja intimidar pese a medir 1.67 y tener apenas dos años en la categoría. Diego fue lo mejor del América desahuciado en Concachampions frente al Toronto FC y luego se consolidó como figura en el campeonato del Apertura 2018.  

Tiene 18 años, pero su calidad le permitió dar un salto prematuro a Europa.  La juventud se nota en algunas de sus decisiones sobre el campo, le falta aprender, dijo Herrera, y ahora tendrá la oportunidad de hacerlo en los escenarios más exigentes. En España le toca demostrar que está listo para competir ante los mejores.

Cerrar