Noticias En directo
River Plate

¿Por qué se celebra el Día Internacional del Hincha de River?

21:58 CEST 28/9/19
Angel Labruna
Cada 28 de septiembre, los riverplatenses festejan su día en homenaje al cumpleaños de Ángel Labruna, máximo ídolo del club.

"River es noticia siempre. No porque seamos la mitad más uno, sino porque somos el país menos algunos". Por frases como ésta, Ángel Amadeo Labruna encarna la esencia misma del riverplatense. Ídolo como jugador, referente fuera de la cancha, campeón como técnico y virulento declarante a la hora de hablar de Boca, el Feo se constituyó en el máximo ídolo de la historia del Millonario. Por eso, desde 2003, el 28 de septiembre se celebra el Día Internacional del Hincha de River en honor a su nacimiento, del que en 2018 se cumplieron 100 años. 

Los mejores jugadores de la historia de River

En 20 años de carrera como jugador en el club de Núñez, Labruna se convirtió en el máximo goleador de la historia del fútbol argentino junto a Arsenio Erico, con 293 tantos  y también en el máximo artillero histórico del Superclásico: 16 goles le hizo a Boca. Ganó nueve torneos locales y siete copas oficiales.

Como entrenador, logró que River cortara en 1975 la racha de 18 años sin dar una vuelta olímpica. Después, guió al equipo a otros cinco campeonatos, lo que lo convierte en el tercer técnico más laureado del club, detrás de Ramón Díaz y Marcelo Gallardo. Tras seis años de éxitos, en 1981 una movida política lo dejó afuera de su casa: tras la eliminación de la Copa Libertadores, la dirigencia lo reemplazó por Alfredo Di Stéfano y le ofreció el cargo de mánager, un puesto decorativo que el Feo rechazó para continuar su carrera de entrenador en Talleres.

Labruna ya no volvería al club para tener el homenaje merecido: dos años después de su salida del Millonario, cuando dirigía a Argentinos Juniors, la muerte lo sorprendió en una habitación de hospital un 19 de septiembre de 1983, cuando se recuperaba de una operación de vesícula que se suponía de rutina.

Sin embargo, el tiempo pondría todo en su lugar: desde 2015, una estatua gigante con su figura recibe a todo aquel que llegue al Monumental por Figueroa Alcorta.