Por qué Iniesta se marchó del Barcelona aunque tenía más años de contrato

Comentarios()
Getty Images
El centrocampista de 33 años se fue dejando la sensación de que aún podría seguir brillando en el Camp Nou.

Las lágrimas brotaron de sus ojos. Cuando Andrés Iniesta salió del césped en el Wanda Metropolitano, se detuvo para abrazar a varios de sus compañeros de equipo y fue aplaudido por ambas aficiones después de ayudar al Barcelona a vencer al Sevilla por 5-0 en la final de la Copa del Rey.

La última final de Iniesta con el Barcelona

Parecía el final. Y de hecho fue el final, un final apropiado. Iniesta había realizado una exhibición, superando a sus rivales, conectando con pases precisos e incluso anotando un excelente gol. Siempre los guardó para la grandes ocasiones, después de todo.

Después de vivir los últimos minutos en el banquillo, regresó para levantar el trofeo, su 31º con el Barcelona y el 34 ° en total. El domingo ante el Deportivo La Coruña puede añadir el último título a su palmarés con el Barcelona para cerrar un doblete esta temporada con LaLiga.

El legado de Iniesta, según Guardiola

"Hay muchas emociones y sentimientos. Estoy feliz por la imagen que nos dimos de nosotros mismos y por el título. Los aficionados se lo merecían después de lo sucedido contra Roma", dijo después de la final.

Iniesta Sevilla Barcelona Copa del Rey

Iniesta ha recibido ovaciones de aficionados de toda España, incluso del Real Madrid y del Espanyol, los dos principales rivales del Barcelona. Los seguidores del Sevilla también le rindieron homenaje al centrocampista, a pesar de que su equipo estaba 5-0 abajo cuando fue sustituido. "Rompí a llorar cuando escuché la ovación que le dieron a Andrés. Fue realmente emotivo escuchar la ovación", dijo su padre, José Antonio.

Andres cumplió 34 años en mayo, mientras que Leo Messi suma 31. Juntos, han estado a la vanguardia de la mejor era de Barcelona y sin ellos, no habría sido tan especial pero ahora todo está cerca de terminar.

Las lágrimas de Iniesta huelen a despedida

El artículo sigue a continuación

Iniesta se fue a Japón en verano, solo unos meses después de firmar un contrato "de por vida" con el club catalán y, a pesar de que parecía lo suficientemente bueno como para continuar en el Camp Nou por lo menos una temporada más.

Así explicó su decisión: "Entiendo que mi etapa acaba este año. Siempre he entendido que este club que me acogió desde los 12 años se merece lo mejor de mí y creo que ya no podría darle lo mejor tanto a nivel físico como mental. Soñe que la forma de acabar mi carrera aquí había sido esta, sintiéndome titular y ganando títulos. Decir adiós a lo que es mi casa y mi vida es complicado. No me perdonaría vivir una situación incómoda aquí, no me la merezco y el club tampoco. Esta es mi decisión. Quería hacerla pública".

Sin embargo, incluso cuando se haya ido, su fútbol durará mucho en la memoria de los aficionados. Su juego es una alegría para la vista ahora y es triste que se vaya tan pronto tras una temporada en la que ha demostrado que aún está al nivel del Barcelona.

Cerrar