Papu Gómez explotó contra Gasperini y su futuro podría estar lejos de Atalanta

Gian Piero Gasperini Alejandro Papu Gomez Atalanta 2020-21
Getty/Goal
Los medios bergamascos aseguran que la fractura entre el argentino y su entrenador es total, luego del fuerte cruce entre ambos de la semana pasada.

El "no" de Alejandro Gómez se escuchó sin problemas en el silencio de un Gewiss Stadium sin público en las gradas. La negativa del Papu iba directamente dirigida al pedido de Gian Piero Gasperini para que se volcara hacia la derecha y abandonara por un rato la zona central del ataque de un Atalanta que sobre el final del primer tiempo no encontraba los caminos para empatarle a Midtjylland y veía cómo sus posibilidades de clasificar a los octavos de final de la Champions League empezaban a complicarse. El entrenador no dejó pasar el desaire: cuando el conjunto bergamasco salió a jugar el complemento en Dinamarca, el argentino ya no estaba entre los once.

Muchos creyeron que el incidente del martes 1° de diciembre entre el capitán y el DT se disiparía con el correr de los días, pero rápidamente quedó claro que no sería así: Gasp dejó afuera al Papu de la lista de convocados para el partido del pasado fin de semana frente a Udinese (que finalmente se suspendería por lluvia) y aunque se espera que el mediocampista sea titular este miércoles en el encuentro contra Ajax que definirá si Atalanta se mete entre los 16 mejores de Europa, los medios locales aseguran que la fractura entre ambos es total y no tiene vuelta atrás.

Según informa el diario L´Eco di Bergamo, la relación entre Gómez y Gasperini no tiene posibilidades de recomponerse y los dueños del club, la familia Percassi, ya saben que deberán tomar una decisión en el futuro inmediato: uno o el otro. Y en ese escenario, La Gazzetta dello Sport reportó que en enero, cuando vuelva a abrirse la ventana de transferencias, el argentino podría reactivar la opción del fútbol árabe: antes del inicio de la actual temporada, Al-Nassr realizó una propuesta formal para llevarse al jugador, que finalmente decidió quedarse en Italia. Sin embargo, ante el nuevo escenario, su respuesta podría cambiar.

 

Cerrar