Noticias En directo
México

La MLS, una herramienta para Tata Martino y los mexicanos que no tenían minutos en Europa

20:37 CEST 10/7/19
Uriel Antuna Jonathan Dos Santos
Uriel Antuna y Jonathan Dos Santos fueron dos de los jugadores más destacados de la Selección mexicana en la Copa Oro.

Con el pasar de los años, ha aumentado la tendencia en la que los futbolistas mexicanos renuncian al sueño europeo, recalando en la MLS por los atractivos salarios y la calidad de vida que difícilmente encontrarían en otro destino.

La opinión pública es unánime: Sin importar el contexto o el motivo para tomar la decisión de jugar en Estados Unidos, siempre será mal visto que un elemento azteca deje el Viejo Continente para llegar a Estados Unidos, pues se tiene la crencia de que eso disminuirá su exigencia y nivel de juego.

Jonathan Dos Santos y Uriel Antuna aparecieron en la lista de la Copa Oro 2019 con muchas dudas, pues se tenía la creencia de que Jona atravesaba un momento bajo de forma, y Antuna ingresó en el anonimato por las lesiones de sus compañeros. La razón la terminó teniendo Martino, pues ambos fueron elementos medulares para la conquista ante Estados Unidos.

La MLS es una liga sumamente compleja, en la que el nivel futbolístico no es el más elevado de la región, pero por los distintos ecosistemas y la extensión del país, cada campo representa un reto distinto. La calendarización sería una de sus áreas de oportunidad, pero otorgan a los jugadores mexicanos el protagonismo para encabezar una franquicia y llevarla al éxito en un difícil formato de competencia.

EL CALENDARIO QUE VIENE PARA LA SELECCIÓN MEXICANA

Existen otros casos como Marco Fabián y Carlos Vela que igualmente arribaron al campeonato, con muchos mejores resultados para el segundo, convirtiéndose en el virtual campeón goleador y firmando una temporada cercana a la perfección. Pensando en sus intereses personales, decidió renunciar a la Selección mexicana, una pieza que será fácil de extrañar en el Tri.

Los tiempos han cambiado y los mexicanos han encontrado un interesante reto en la MLS. Hasta esta Copa Oro, el nivel de los embajadores de la liga norteamericana había quedado en deuda con el conjunto Tricolor. ¿Realmente es un retroceso jugar en Estados Unidos?