Noticias En directo
Argentina

Messi está feliz y nosotros, gracias a él, también

14:39 CEST 11/10/17
Messi festejo gol Ecuador Argentina Eliminatorias 10102017
Argentina hizo casi todo mal afuera de la cancha y el 10 lo arregló todo como casi siempre. Nadie más que él merecía jugar el Mundial.

Gracias, Messi. De aquí al 14 de junio, antes de dormir, repitamos “gracias, Messi”. 

No hay gol de Bolatti, que la chupen Carlos ni LTA para Toti. No hay desquicio ni ojos desorbitados del Diego. Bilardo tal vez esté llorando de emoción, pero en su casa. 

Argentina, ocho años después, con la valiosa y pesada medalla de subcampeón del mundo en el pecho y con Sabella lejos del fútbol, logró no quedarse afuera de un Mundial por segunda vez luego de lo ocurrido en 1970. Después de aquella noche de pánico y locura en Montevideo, sacó pasaje a Rusia por la ventana de atrás.

Esa selección de Uruguay ya estaba clasificada a Sudáfrica en 2009 y esta de Ecuador ya estaba afuera de Rusia desde el jueves. Argentina, ayer y hoy, coquetando con el desastre.

Messi no verá Rusia por TV. Nadie más que él merecía clasificar. La Selección sobrevivió a la muerte de Grondona, a Segura, a Armando Pérez y la Comisión Normalizadora, al 38-38; al Tata Martino, a las finales perdidas y a su portazo lógico por falta de pago y manoseo con los Juegos Olímpicos, al Patón Bauza, al destrato al Patón Bauza, a la desprolija contratación de Sampaoli y a las innovaciones de Sampaoli a cuatro partidos de Rusia o el control remoto. 

Argentina hizo casi todo mal afuera de la cancha y Messi lo arregló todo adentro como casi siempre. 

No nos importa que todavía no tengas la que ganó el Diego en el 86. Nos das todo. Nos hacés felices. Nos hacés creer que no hay utopías; nos hacés sonreír y emocionar con la misma hondura de cosas que nada tienen que ver con el fútbol. 

La angustia irá disolviéndose, será tiempo de autocrítica y habrá ocho meses para pensar y hacer. Si línea de 3 o de 4 en el fondo, si Mascherano atrás o al medio, si Di María a perfil invertido o no, si Dybala y Messi pueden coexistir, si Icardi, Agüero, Benedetto, Higuaín u otro. Habrá ocho meses para ver quiénes siguen a bordo, quiénes no y quiénes pueden sumarse.

Messi está feliz y nosotros, gracias a él, también.