Mauro Zárate: "Todavía le puedo dar un giro a mi carrera"

Comentarios()
Goal
Reflexivo y autocrítico, el delantero que volvió a Vélez para sacarlo del fondo habló de todo con Goal. Heinze, la Selección, Barcelona y Real Madrid.

El más chico de los hermanos Zárate entró a la cancha con 17 años y todos los que lo vieron jugar esos 20 minutos en el partido de Vélez ante Arsenal, el 21 de mayo de 2004 en el Cilindro de Avellaneda, supieron rápidamente que estaban en presencia de uno de esos futbolistas "distintos", uno de esos que iba a llegar lejos.

Y ese futuro lo vieron desde Al Sadd de Qatar, club que en 2007 decidió pagar alrededor de 22 millones de dólares por la joyita del Fortín, que tenía sólo 20 años. "Era mucha plata, muchísima. Era el triple de lo que me ofrecían en Europa, y tomar una decisión así es difícil. Después me puse a pensar y me dije 'si yo confío en mis decisiones lo voy a lograr', pero nunca se sabe, si te lesionás o algo. Aparecen los miedos, qué sé yo", le cuenta a Goal un Mauro Zárate de 30 años que pasó por 9 clubes y que hoy atraviesa su tercera etapa en Vélez. "La decisión de ir a Qatar se hizo complicada hasta la última hora. Yo no quería ir, pero por miedo a que pase algo accedí y firmé", reconoce y admite que esa decisión le dio un giro a su carrera y lo llevó a un lugar distinto del que él esperaba.

-¿No estás conforme con los pasos que diste?
-No. Esperaba otra cosa, esperaba estar en un equipo grande de Europa, en la Selección, pero bueno, ya está. Ahora estoy pensando en todos juntos salir de este quilombito en el que estamos y que Vélez vuelva a estar donde tiene que estar.

-Es duro lo que contás. No debe ser fácil admitir que tomaste decisiones incorrectas.
-A mí no me cuesta admitir los errores, soy demasiado crítico.

-¿Hoy harías las cosas de otra manera?
-Sí. Irme al fútbol de Qatar le dio un giro a mi carrera que no esperaba. Está bien que después me fui a la Premier League y después a la Lazio, pero hubiera sido diferente si yo me iba a un club de Europa de los que me estaban pidiendo en ese momento, que eran clubes espectaculares, y no me hubiera ido a Qatar. Otra decisión fue cuando me fui de la Lazio, tendría que haber sido de otra manera y a otro club. Pero bueno, después volví a Vélez. entonces de las decisiones malas salieron cosas no tan malas. Pero eso creo que frenó mi carrera.

Mauro Zarate Al Sadd

Su salida del conjunto italiano fue muy compleja. Después de un conflicto contractual que no pudo resolver con los dirigentes, el delantero terminó entrenándose aparte del plantel y sin jugar por más de seis meses. Su caso llegó a la FIFA, que falló a su favor y le permitió quedarse con el pase en su poder. Ahí apareció la vuelta a Vélez, con el que se consagró campeón de la Supercopa Argentina.

-¿Hubieras podido irte de otra manera de Lazio?
-Yo tendría que haber parado, juntarme con Lotito y arreglar las cosas. Pero no sé si porque la gente estaba mucho conmigo y tal vez pensé que no iba a pasar nada o qué, pero no lo hice. Y ahora en frío me pongo a pensar que si me juntaba a hablar con él se podían solucionar las cosas. Era solucionable. Pero bueno, después vine para acá y se dio todo perfecto porque, aunque tendríamos que haber ganado un torneo pero no se dio, después se dio la Supercopa, en lo individual me fue muy bien y después me volví a la mejor liga del mundo, para mí gusto, que es la Premier League.

-Si no hubieras pasado por eso no podrías hacer esta reflexión.
-Sí, pero hubo muchos errores. Igual ahora ya está, el fútbol se alargó mucho, ahora los jugadores juegan como hasta los 36 años a gran nivel y todavía sigo pensando que le puedo dar un pequeño giro a mi carrera.

-Contaste que River te fue a buscar el año pasado pero lo rechazaste, ahí podrías haber pegado un salto.
-Obviamente que a todos los jugadores les gusta la idea de River y Boca, pero a mí no me seduce.

-¿Ni siquiera porque te hubiera dado la chance de ir a la Selección?
-No. Prefiero venir a Vélez e irme y afuera romperla y que me llamen de la Selección. Yo vine a Vélez antes, me fui bien, no se dio lo de la Selección aunque podría haber estado, y después me voy a la Premier League y ahí quería romperla para llegar a Argentina. Bueno, no se dio. No me llama venir a otro equipo acá para tener más chances.

"EN LA SELECCIÓN TIENE QUE JUGAR EL QUE MEJOR ESTÉ"

-¿Por qué no estuviste en la Selección Mayor?
-Creo que en los delanteros que estuvieron, y los que están, jugaban en clubes top de Europa. Y la verdad es que están haciendo las cosas bien, no es que no están jugando. Hay muchísima competencia, pero hay que estar tranquilos. Todos los que tuvieron la oportunidad o todo el jugador que quiera estar en la Selección se tiene que focalizar en hacer las cosas bien en su club, romperla y esperar el llamado.

-¿Quién tiene que ser el nueve de la Selección?
-Tiene que jugar el que mejor esté, no hay mucha ciencia.

-¿Y hoy quién es el que mejor está?
-En este momento el Kun (Agüero) está muy bien, yo lo veo mejor que otros años.

Mauro Zarate Velez 10012018

Mauro habla de la Selección, de la Premier League y de su paso por Italia, pero constantemente resalta que hoy sólo piensa en Vélez. Un Vélez que, lejos del que dejó en 2013 cuando volvió a Inglaterra, hoy está peleando por mantenerse en Primera: le lleva 12 puntos a Olimpo, el último de los cuatro equipos que descenderían si la Superliga terminara hoy.

-¿Cuesta reconocer que Vélez está seriamente comprometido con el descenso?
-La verdad es que yo miro la tabla de Promedios todos los partidos y estoy como todos tirando un poquito de mala suerte para los demás. Pero lo más importante es que nosotros saquemos puntos. Si nosotros no sacamos puntos, mirar o hacer los cuernitos no sirve de nada. Mejor asumirlo y salir de este problema a no asumirlo y encontrarte en las últimas fechas con miedo de realmente descender. Le pasó a otros equipos grandes entonces hay que estar atentos. Te decís "no nos va a pasar, el próximo partido ganamos" y te metés en un pozo que se hace complicado. Cualquier punto para nosotros es importante.

-¿Y cómo se sale?
-Luchar cada semana, cuando el resultado no se da la semana se hace difícil, cuesta arriba, pero le estamos metiendo mucha positividad, muchas ganas a que el próximo partido vamos a mejorar los errores que cometimos el partido que no sacamos los puntos.

-¿Con eso alcanza? 
-Heinze plasmó un trabajo y un cambio de esquema muy diferente a lo que venía haciendo el grupo. Se mejoró muchísimo, se está llegando a lo que quiere él y eso es bueno. Tenemos que seguir, pero no puede faltar la entrega en este momento.

-¿Te gusta cómo juega Vélez?
-Sí. Cuando jugamos lo hacemos muy bien, ya sea desde abajo, en la mitad de cancha y cuando somos profundos. En lo que todavía estamos fallando un poco es el la presión tanto arriba como el mediocampo como la zona baja, que es lo que un poco se está fallando.

-¿Te permitís hablar estas cosas con el técnico?
-No, acá el que decide es él. En un momento me hizo jugar de doble cinco y ahí estaba tratando de hacerlo de la mejor manera y dejando la vida. No me permitiría hablar con el técnico de esto.

-¿Qué tipo de entrenador es Heinze?
-Le gusta trabajar. Está arriba de su trabajo todo el tiempo tratando de que no se escape nada, ningún detalle, es muy meticuloso. Es el técnico y tenés que hacer lo que dice el técnico, es fácil, no hay muchas vueltas.

-Llegaste a Vélez como el salvador, ¿no es un peso muy grande?
-Es una presión linda, es una responsabilidad que yo ya sabía que la iba a tener y que la quería, que me gustaba. Es más que nada hacer lo que sé adentro de la cancha y afuera ayudar a los chicos a que no tengan presión. Tal vez por las redes sociales hablar con la gente el tema de que poner más presión y generar un clima que no es bueno no va a ayudar. Alentar sí va a ayudar a mejorar a todos y a los chicos, porque hay muchos chicos. 

-En el último partido de local hubo silbidos para todos pero a vos te ovacionaron, ¿cómo te sentís con eso?
-Entiendo al hincha, obvio. Perdimos con Patronato de local, te vas  muy caliente. 

-¿Hubieras podido asumir este rol en otro momento de tu carrera?
-No. Es difícil, tenés que tener una madurez increíble. Es difícil que un joven pueda pensar en las cosas que piensa un tipo de 30 años. 

-¿Cuánto creciste?
-Y, ahora te das cuenta de todas las cagadas que te mandaste y todas las cosas que hiciste. Trato de ayudar y después está el que escucha y no escucha pero bueno, de los errores se aprende. Es lo que me pasó a mí.

Los años lo hicieron madurar, dice, y eso también modificó su juego. "Cuando era más joven agarraba la pelota en mitad de cancha y quería pasar a siete jugadores. Tenía mucha confianza en mi juego, quería generar la diferencia haciendo la gambeta todos los tiros, todo el tiempo. Después lo vas entendiendo, Europa te da eso de que no se jode. Ahí te dejan afuera en el banco y listo. La madurez te lleva a mejorar en lo futbolístico".

-¿Hoy te ves y pensás "era un morfón"?
-Sí, ahora también pero es menos evidente, ja. Cuando era joven agarraba la pelota en mitad de cancha y quería chocarme con los 11 jugadores y lo hacía cada vez que agarraba la pelota. El problema es que a veces salía y me generaba que lo volvía a hacer. Estaba mal.

"BARCELONA Y REAL MADRID SON EL CIELO PARA CUALQUIER JUGADOR"

-Dijiste que la Premier League es la mejor liga del mundo, ¿por qué?

-Y, tiene todo. El público ayuda mucho, la cultura que tienen. El fútbol, los estadios, la calidad de jugadores que están llevando porque económicamente es la liga que mejor está sacando a los equipos importantes como Barcelona, Real Madrid, Bayern Munich. Lo que paga un equipo chico de Inglaterra lo paga un equipo grande de Italia. Es una diferencia muy grande que hay en publicidad y todo esto lleva a que los estadios estén 10 puntos, los vestuarios son de un nivel increíble. Normalmente no pasa nada, la gente es muy respetuosa, todo esto lleva a que sea más atractivo.

-Pero los más ganadores siguen siendo Real Madrid, Barcelona.
-Real Madrid y Barcelona es el cielo para cualquier jugador.

-¿Puede un equipo de la Premier ser como Real Madrid y Barcelona?
-No. No porque Neymar, por ejemplo, del Santos no eligió irse al Manchester United, eligió irse a Barcelona. Teniendo los dos, te vas a Barcelona o Real Madrid.

-¿Podrías haber jugado en alguno de los dos equipos?
-Si hacía las cosas bien pienso que sí. En su momento en el primer año de la Lazio hubo un contacto, pero no se dio.

-¿Seguís la Serie A?
-Sigo siempre todo el fútbol porque soy bastante enfermo. A Lazio la veo muy bien. Entrar en Champions o llegar al preliminar va a ser un logro para Lazio y un campeonato espectacular. El Inter apostó a otra cosa, a ganar el torneo, no lo quieren decir pero sí. Prepararon todo para poder hacer eso y no se encajaron todas las cosas que se tenían que dar para que lo puedan lograr. Ahora en este momento para ellos va a ser un logro.

-Jugaste con Inzaghi, ¿cómo lo ves como entrenador?
-Muy bien, sorprendió a todos los que jugamos con él porque no nos esperábamos que sea un técnico así tan eficiente. Veo como que demuestra que ser técnico no es tan difícil. Hace un fútbol muy simple y muy efectivo. Sorprendió y lo felicité cuando lo vi la última vez. Muy bien. Como compañero era un personaje, muy divertido. Tiraba para adelante el grupo, muy jodón. Lo agarré terminando su carrera, no generaba problema si no jugaba, los minutos que jugó lo hizo de la mejor manera y fue positivo.

-¿Te gustaría volver a Lazio?
-Y, ahora está difícil pero sí, me encantaría. Hablo seguido con Inzaghi porque jugué con él y hablamos de esta hipótesis y siempre le digo "llamame que voy". Pero es difícil por cómo terminó todo con el presidente pero bueno, ya está, qué le vamos a hacer.

Cerrar